Finanzas de empresa en tiempos de incertidumbre

por  DANIEL ALBERTO ELHELOU

Docente de Ingeniería Industrial en UADE.

0
Finanzas de empresa en tiempos de incertidumbre

La decisión de invertir exige estar atentos a los costos de oportunidad. Tenemos que considerar aquellas inversiones que dejamos de hacer cuando elegimos por otras: ¿Aprovechamos esta tendencia para invertir en el mercado de capitales? ¿Ponemos el dinero en un plazo fijo? ¿Compramos moneda extranjera? ¿O seguimos invirtiendo en los activos de nuestras empresas? En cuanto al costo de la deuda: ¿Tenemos diferenciales para competir desde el punto de vista financiero? ¿Estamos seguros de que el interés que pagamos por la deuda es menos costoso que lo que rinden nuestras inversiones? Es posible que el precio de la deuda destruya el valor generado por las operaciones de la empresa.

¿Para qué es necesario endeudar a nuestras empresas? La respuesta es para "sobrevivir". Pero este oxígeno momentáneo puede implicar rentabilidad negativa a causa de las altísimas tasas de interés en relación al rendimiento de la inversión.

Esta situación es igual para una pyme que para una compañía multinacional. Las empresas sea cual sea su tamaño, invierten hoy en activos para estar mejor mañana. ¿Mejor a qué? Mejor que sus oportunidades actuales. Este es uno de los temas de conversaciones y decisiones en el núcleo del directorio de las empresas: cómo invertir, cómo sobrevivir y cómo financiar esa inversión.

Como dijo Peter Drucker, aquello que no se mide no se puede gestionar. Entonces ciertos indicadores se vuelven indispensables. ¿Conocemos nuestros costos de estructura, margen y rotación? ¿Conocemos nuestra estrategia en la gestión de activos? ¿Distinguimos el costo de la deuda de la empresa que dirigimos?

Estas son preguntas clave que cualquier empresario debería plantearse:

¿En qué activos está invertido el dinero de la firma? ¿Dónde está y cuánto es?

Si coincidimos en que cada peso invertido en la empresa está siendo financiado por alguien, ¿quién está financiando? ¿Está la estructura equilibrada entre inversiones y financiamiento? ¿Cuál es nuestra verdadera necesidad de capital de trabajo? ¿Cómo lo financiamos?

¿Cómo le está yendo a la firma? ¿Somo capaces de distinguir la rentabilidad, la contribución marginal, el resultado diferencial y el resultado de la explotación (o resultado operativo)?

¿Quiero crecer? ¿Es el momento? ¿Hasta dónde puedo o me conviene?

Todas estas preguntas resultan de vital importancia para quien tiene la responsabilidad de dirigir una empresa u organización, sobre todo, cuando debe hacerlo en contextos de alta incertidumbre. l

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar