Fidelizar los equipos de trabajo, clave en la postpandemia

Las pymes organizan la nueva normalidad y, en muchos casos, el retorno a los espacios de trabajo. ¿Cuáles son las estrategias y los planes a futuro?

Fidelizar los equipos de trabajo, clave en la postpandemia

Pensaron en quince días de aislamiento y que en ese tiempo podrían sobrevivir con las máquinas apagadas. La realidad fue otra, hace siete meses que las pymes conviven con el virus y se encuentran en la búsqueda de la nueva normalidad.

Los equipos de trabajo fueron la clave para seguir y hoy lo siguen siendo para recuperar el espíritu y llevarlo a las oficinas. Cada pyme con su plan y estrategia para lograrlo.

El primer paso fue reorganizar el trabajo. Muchos transformaron sus negocios y se adaptaron para que la empresa pudiera continuar activa.

"Cuando comenzó la pandemia comenzamos a producir bolsas para generar barbijos, cofias y camisolines quirúrgicos, por lo que tuvimos que reorganizar el trabajo de casi 80 personas y en grupos de no más de 20 para que no se crucen físicamente", cuenta Martin Jersonsky, socio Gerente y fundador, Ecofactory S.R.L, dedica a la fabricación de bolsas reutilizables ecológicas y reciclables y detalla que abrieron la producción en tres turnos.

Entre las multinacionales y las pymes existió una gran diferencia por la experiencia en otros países del mundo. "Las grandes empresas acompañaron los cambios a nivel global. La comercialización online, la digitalización de las operaciones y la satisfacción de las necesidades de sus usuarios y clientes fueron el foco de la reconversión de los modelos de negocios. En las pymes, en cambio, esto es todo más lento. En algunos casos improvisan decisiones que son entendibles en la desesperación y en la búsqueda de supervivencia en el corto plazo", indica Laura Gaidulewicz, Directora de Binden Group.

La comunicación fue uno de los factores claves. "Logramos incrementar las conversaciones entre los miembros de los diferentes equipos, así como también con los líderes", destaca Pablo Granado, director de Human Capital de PwC Argentina y subraya que una de las nuevas implementaciones en pandemia es el reintegro de gastos de Internet, que aplica a quienes colaboran en la firma.

VOLVER A LA OFICINA

Ahora, después de siete meses de teletrabajo, de reorganizar equipos, en algunos casos comienzan a pensar la vuelta a las oficinas.

"Se está estructurando el regreso de un modo gradual, en formas mixtas entre el trabajo presencial y la casa. Los equipos estarán reducidos en cantidad de personas, rotación en turnos y días para evitar 'aglomeraciones'. Además se tomarán ciertos recaudos respecto a quienes son prioridad para el retorno y quiénes no; como por ejemplo la distancia y el tiempo de viaje, o las madres con hijos e hijas en edad escolar que no puedan concurrir a la escuela", apunta Eduardo Press, director de Eduardo Press Consultores.

En el caso de Ecofactory S.R.L plantean que aquellos puestos que se puedan llevar delante de manera remota, lo mantendrán hasta que haya una vacuna; y para quienes aún tengan la necesidad de concurrir a la oficina, están construyendo separadores para aislar más los espacios.

"En el caso de las empresas industriales es muy diferente el ritmo de regreso. El equipamiento de seguridad, los controles de temperatura y los cuidados en el traslado a las plantas fueron rápidamente adaptadas para garantizar el funcionamiento y poder recuperar el tiempo en el que las empresas estuvieron sin producir. Las tendencias en la arquitectura que priorizaban los espacios abiertos, colaborativos, flexibles, son readaptados de manera similar a los viejos box", explica Gaidulewicz.

En Auto Movil SRL, empresa familiar autopartista ya se encuentran trabajando casi al 100%. "Aún no pensamos en la postpandemia porque vemos lo que sucede en Europa y EEUU y creemos que esto durará un año más. Preferimos ocuparnos del ahora que de un futuro muy lejano", señala Nestor Ferrazzi, socio de la empresa.

LA CULTURA DE LA EMPRESA

Si bien pareciera que la pandemia achicó brechas de comunicación, fue un desafío comunicar, así como también mantener la cultura empresarial a la distancia, un elemento clave para sentirse parque del equipo.

"Reforzamos el compromiso con los clientes y hacia adentro con las personas que trabajan. Entendemos que se sienten cuidados y bien informados respecto a los riesgos y las necesidades", indica Jersonsky.

Para Press las circunstancias no modificarán tanto la cultura si se la entiende como algo vinculado a los valores, la filosofía y la razón de ser de la empresa.

"El trabajo de las cámaras empresarias fue muy importante para compartir prácticas y ayudarse mutuamente", detalla Gaidulewicz y agrega que parte de la cultura de las empresas llevada a los equipos en pandemia –y pensando el post- implicó considerar que los hogares de muchas de las personas que trabajan quizás no estaban preparados a nivel de espacio y tecnología para soportar jornadas diarias online de ocho o más horas. "Además, hay que sumarle la carga emocional y el stress. Un punto interesante y poco estudiado es cómo afectó y afecta las jerarquías, y ciertas prácticas y rituales que tenían las empresas en las reuniones presenciales que en la modalidad virtual desaparecen".

AADESA, empresa líder en el management de hoteles replantea los equipos según los espacios de trabajo. "Una persona podrá trabajar tanto en oficinas, en espacios en hoteles creados para tal fin, en el desayunador de un hotel o en su casa. A modo de organizar los espacios de trabajo contamos con la aplicación del calendar y otra que muestra el mapa de los salones y boxes de trabajo que nos permiten reservar y bloquear en el sistema los espacios que serán utilizados para ejercer la labor. Esta reorganización del trabajo nos permite optimizar el tiempo, reducir tiempos de traslado y el gasto en viáticos en nuestros equipos, ítems muy valorados a la hora de consultarles a nuestros equipos qué puntos clave los harían sentirse mejor en la compañía", destaca María Soledad Suarez, gerente de Recursos Humanos.

RECURSOS HUMANOS

Según el estudio "Prácticas de evaluación de talento", realizado por Mercer, entre 39 empresas de Argentina, el 26% están preocupadas por la eficiencia de sus procesos de adquisición de talento. El área de Recursos Humanos siempre fue clave en la cultura de la empresa, pero en pandemia su rol se volvió aún más fundamental, y no sólo para elegir talento, sino para entender sus necesidades.

"Recomendamos a los líderes que mantuvieran diálogos fluidos con sus equipos de trabajo y les acercamos recomendaciones sobre qué tener en cuenta a la hora de liderar un equipo de manera virtual. También implementamos una encuesta denominada 'Check IN', cuyo objetivo es conocer la percepción de nuestra gente respecto al trabajo desde casa, cómo se habían adaptado, cuán útiles habían sido las comunicaciones y soporte", cuenta Granado.

En Ecofactory S.RL. existieron charlas semanales de información al inicio de la pandemia, que ahora se convirtieron en mensuales. Además, desde el comienzo se generaron capacitaciones específicas para reducir los contagios no sólo dentro del trabajo, sino también en el transporte público con el objetivo de cuidar al personal.

"Hoy las áreas de Recursos Humanos tienen la responsabilidad de acompañar a su gente, de apoyarla emocionalmente, buscar mantener el espíritu de pertenencia y la cohesión. A veces un simple llamado para preguntar cómo están y qué necesitan es suficiente, además de conectarse para cuestiones específicas del trabajo", explica Press y agrega: "jerarquizar las personas se impone quizás más que en otros momentos no pandémicos".