El sector de exposiciones y ferias busca alternativas

Desde la Cámara de la Industria Ferial reclaman mayor apoyo del Estado para sortear la crisis, mientras se preparan para la nueva realidad laboral

El sector de exposiciones y ferias busca alternativas

La pandemia de Covid-19 dejará una marca profunda en la economía, pero en algunos sectores la crisis que provocará será aún mayor. Es el caso de la industria relacionada a ferias y exposiciones que sólo está paralizada, sino que serán de las últimas en abrir.

Este sector realiza cada año 430 ferias y exposiciones, 4500 Congresos y 1000 eventos corporativos, esto implica el trabajo de 4000 mipymes que emplean a cerca de 60.000 trabajadores en forma directa y 180.000 en forma indirecta que hoy están sin trabajo.

Desde la Cámara Argentina de la Industria Ferial (Caife), que agrupa a empresas que trabajan en esta actividad como estudios de arquitectura, talleres de carpintería, de gráfica, seguridad, catering, alquiler de tecnología o electricistas entre muchas otras, alertan acerca del futuro oscuro que se avecina.

"En general son pymes con no más de 20 empleados, pero hay que pagarles y no tenemos ingresos. Cuesta mucho poder sostener esto con facturación 0", advierte Jaime Usach, vocero de la agrupación empresaria.

Aunque aclaran que apoyan las medidas del gobierno para proteger a la ciudadanía, señalan que sin ayuda de el Estado adicional y de largo aliento corren el riesgo de asistir a quiebras en cadena.

"Las empresas de nuestra especialidad tienen pocas chances de reinventarse y si bien es cierto que el gobierno nos ayuda con los ATP (Asistencia de Emergencia al Trabajo) y con el apoyo a monotributistas, la realidad es que sabemos que esta industria no se activará antes de fin de año, por lo que necesitamos asistencias de excepción", apunta Usach.

Aunque trabajan para buscar alternativas de trabajo, hasta ahora no encontraron demasiadas puertas abiertas. Subidos a la capacidad de las empresas para hacer obras en poco tiempo, plantearon a diferentes niveles de el Estado la posibilidad de construcción de viviendas transitorias, pero hasta ahora no tuvieron respuesta.

Para el futuro, Caife ya interactúa con otras cámaras para ofrecer sus expertos en seguridad e higiene. "Entendemos que cuando se vuelvan a abrir todos los negocios se van a necesita asesoramiento. Por ejemplo, en la cámara de la indumentaria, que son alrededor de 50.000 negocios, van a necesitar expertos que sepan cómo hacer bien las cosas. Nuestros talleres comenzaron a hacer barreras sanitarias basados en la capacidad que tienen para hacerlas no sólo a buen precio, sino por toda la experiencia que tienen", dice Usach.

Shopping