El desafío de emprender como personas

por  MARIELA MOCIULSKY

CEO de Trendsity

0
El desafío de emprender como personas

Hace 12 años, cuando decidí crear mi consultora, Trendsity, y convoqué al equipo con el que íbamos a trabajar, me di cuenta de que tendría que vencer muchos miedos. Me aparecía una frase recurrente: "¿Cómo sería hacer esto 'a lo hombre'?". ¿Qué quería decir? ¿Sería hacerlo mejor, con más ambición? ¿Y cómo sería hacerlo a 'lo mujer'? ¿Qué idea tenemos de lo que es ser hombre y de lo que es ser mujer en el mundo del trabajo? ¿Qué pasa cuando una mujer pierde el trabajo? ¿Y cuando un hombre lo pierde? ¿Por qué la pérdida de trabajo es mayor causa de suicidios para hombres que para mujeres?

Hace 12 años pensaba 'hacerlo a lo hombre sería tal vez ir por más, tener más ambición, no tenerle tanto miedo al éxito tal vez, ser fuerte'. Hoy, diría que tenemos ideas muy establecidas y en realidad, son construcciones que generamos a lo largo del tiempo en sociedad.

En una investigación nos propusimos indagar sobre estas cuestiones y en cómo se representaban en la publicidad. Investigamos 1000 casos en 5 países de la región y cuando les preguntamos sobre los roles compartidos entre el hombre y la mujer dentro de la familia, casi un 80% de los entrevistados consideró que debería dominar la idea de igualdad de responsabilidades y 98% reconoce criar a sus hijos de un modo diferente a la que fue criado. Pero en la práctica reconocían que permanece el sesgo respecto del rol hombre proveedor en lo económico y de la mujer en el ámbito materno – privado.

Los padres y madres contaban que les quieren enseñar a sus hijas a ser autónomas y a sus hijos a ser sensibles.

Los cambios culturales son lentos y no son lineales. Casi el 90% de los entrevistados considera que las publicidades han cambiado respecto de la época de sus padres en la manera en la que se representa a la mujer y consideran este cambio como altamente positivo.

Aceptar la transformación no es negar lo pasado, sino incorporarlo para redefinirlo. Ahí radica el poder del cambio.

Estas mismas dudas y contradicciones que tuve como emprendedora, las veo cuando trabajamos con las marcas. Contradicciones que aparecen junto con los cambios. Tiene que ver con la condición de adaptarse a estos para sobrevivir y evolucionar, y con las marcas ocurre lo mismo.

La perspectiva de género permite analizar cómo operan las representaciones sociales, los prejuicios y estereotipos en cada contexto social. El concepto de género abre y cuestiona "verdades absolutas" que muchas veces naturalizan las desigualdades de oportunidades y derechos entre varones y mujeres.

La antropóloga Rita Segato habla de la necesidad de reaprender a conversar y utiliza esta frase: "Que la mujer del futuro no sea el hombre que estamos dejando atrás". Me parece muy importante. Vuelvo a mi pregunta inicial: ¿Cómo sería emprender a lo hombre? ¿No sería mejor no tener la tentación de pensarnos como hombres y preguntarnos, cómo sería emprender, sin importar si somos hombres o mujeres sino personas?

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar