Czerweny alineó su portfolio a las nuevas necesidades

Czerweny alineó su portfolio a las nuevas necesidades

La fábrica de motores Czerweny, una tradicional firma con base en el interior de la provincia de Santa Fe, atraviesa el período de mayores cambios en sus 75 años de historia. En un contexto complejo para las pymes, logró aggiornar su portfolio incorporando energías renovables, mantener el 100% de su plantilla laboral e iniciar el camino para la construcción de una nueva planta. En ello mucho tuvo que ver la gestión de María Carina Ayub, una mujer que de la noche a la mañana pasando a ser jefa de una industria con 170 empleados.

En 2014 se hizo cargo de la firma luego del fallecimiento de su esposo. "La idea fue continuar con lo que él había hecho con tanto esfuerzo. Había comprado la empresa en quiebra e hizo grandes sacrificios para ponerla de pie", recuerda.

Fundada en 1941, Czerweny se especializó en bombas centrífugas para agua y motores para electrodomésticos. Es desde entonces la empresa más importante de Gálvez.

La presidenta del directoriose muestra orgullosa del camino recorrido y se entusiasma con proyectos para el ámbito industrial, el área comercial, y -los que más la movilizan- los vinculados a los recursos humanos, como la posible construcción de un gimnasio y un comedor en la nueva planta que funcionará en el parque industrial, que es un viejo anhelo de la ciudad. Los trabajos de infraestructura comenzaron con una inversión inicial de casi $ 70 millones. Allí ocuparán 8 hectáreas.

"El diálogo con la gente es el eje fundamental", asevera Ayub, quien trasladó esa frase desde en acciones concretas, como repetir a diario el saludo a cada uno de los operarios. Fue esa una de las claves para que la compañía no haya tenido un solo juicio laboral en estos años.

El ingreso al mercado de energías renovables fue la gran novedad. Primero con un motor para bicicletas eléctricas, que no terminó de afianzarse por los cambios que impuso el gobierno nacional en 2016 respecto a la importación. Después se avanzó hacia los generadores eólicos y más tarde a los paneles solares. "El mercado nos fue acomodando", dijo.

Tras consolidar la renovación de su portfolio, en 2019 comenzaron a realizar las presentaciones públicas de los equipos. La firma comenzó a comercializar toda la línea de paneles solares de 60 y 72 celdas, inversores y microinversores, por el lado de generación fotovoltaica, para autoconsumo o grandes instalaciones. Por otra parte, en lo que refiere a generación eólica, existen generadores de tres palas de 500 y de 1000 vatios, ambos trifásicos que rectifican la energía y la inyectan en corriente continua y un bipala de 1 kilowatt de potencia. Se trata de un mercado multifacético, que incluye desde lo domiciliario a aquellos de mayor magnitud orientado al rubro agropecuario.

Las rondas de presentaciones públicas son uno de los ejes de la estrategia dispuesta por Ayub, ya que según entiende "Czerweny es muy conocida entre la gente de mayor edad, pero por ahí en los más jóvenes no y estos productos tienen mayor entrada a este segmento". Con base en esta creencia desde hace un tiempo la fábrica recibe alumnos de todo el país: este año ya fueron cerca de 600 los estudiantes que pasaron por Gálvez.

El otro de los hitos que podrá anotarse Ayub es haber dado los primeros pasos para la construcción de la nueva planta, muy necesaria entendiendo que desde su fundación opera en el mismo sitio. La imposibilidad de seguir creciendo y las dificultades logísticas son dos de los principales factores que empujaron la decisión, la cual se da en compañía de otras firmas de la localidad.

La empresaria confía en que la iniciativa comience a materializarse este año, una vez que finalicen las obras de la nueva planta.

Si bien hoy no está en funcionamiento pleno, la empresa adquirió un robot para la soldar ejes por fricción, listo para atender un posible crecimiento de la demanda. "Nos fuimos preparando e innovando constantemente", dijo, mientras que a renglón seguido se entusiasma con la posibilidad de contar con un gimnasio y comedor en la nueva planta.

Shopping