v Cuando el negocio está en regalar experiencias | Pyme | El Cronista

Cuando el negocio está en regalar experiencias

Wouter van Landeghem y Nahuel Filardi Sabin comandan Fanbag y facturan $ 200 millones al año.

Cuando el negocio está en regalar experiencias

Desayunos. Almuerzos. Cenas. Paseos. Espectáculos. La idea de regalar experiencias fue un concepto que importó a la región el abogado belga Wouter van Landeghem en 2007. Junto con Nahuel Filardi Sabin, está al frente de Fanbag, ex Valija Chica, una firma con la que espera cerrar el año con una facturación cercana a $ 200 millones y emplea a 25 personas.

La idea comenzó a tejerse en los primeros meses de 2000, cuando dos amigos de Van Landeghem le propusieron participar de Weekenddeskk, un emprendimiento de e-commerce que ofreciera actividades y servicios de ocio al público de habla neerlandesa. Pero todavía, quizá, el mundo no estaba preparado para el comercio electrónico y la empresa debió dar un giro. Surgió así la propuesta de rediseñar la oferta del contenido en regalos temáticos, a través de un catálogo de servicios y un voucher que permitiera reservar el servicio elegido en la fecha deseada a través de la página web. A la firma, la llamaron Bongo.

Sin embargo, las vicisitudes de la vida lo trajeron al Río de la Plata en 2001. En Montevideo se hizo cargo de la gerencia Financiera y Administrativa en una Terminal de Contendores en el puerto y la experiencia del primer trabajo en Europa le dio la seguridad necesaria para armar algo propio. El concepto de regalos de experiencias no existía en América latina y vio en Buenos Aires tierra fértil.

Wouter van Landeghem, fundador.

Al principio, pensó en expandir Bongo en América del Sur. Pero al poco tiempo la firma fue adquirida una compañía francesa. Tiempo de barajar de nuevo. Así fue que, a sus 41 años, Van Landeghem decidió lanzarse al mundo emprendedor y fundó Bonva. Al poco tiempo,

Filardi Sabin se incorporó como socio. Un año más tarde, la compañía lanzó la web y los regalos de experiencias con el nombre de Valija Chica.

"En 2009, todas las empresas nos abrían las puertas para que les presentemos el concepto ya que era novedoso y muy útil para el mercado corporativo en materia de beneficios a empleados e incentivos. Fue un año muy bueno a nivel repercusión, pero las ventas no acompañaban por la crisis global desatada en 2008. Sentíamos que teníamos un muy buen producto, que gustaba y era necesario pero la coyuntura de ese momento no acompañaba. Era cuestión de aguantar el momento", dice.

Pero el despegue llegó en diciembre de ese año, de la mano de una entidad bancaria. "Nos contrató para manejar los regalos de los cumpleaños de todos sus empleados a nivel país. Desde ese momento, la empresa no paró de crecer en el mercado corporativo", agrega el emprendedor que, en paralelo, también fundó Beleg, firma de venta de baguettes y ensaladas gourmet.

Fanbag ofrece la posibilidad de elegir entre 3000 experiencias

Fanbag opera en la Argentina y en Paraguay, ya con miras a 2020 analiza el desembarco en nuevos países de la región. "Trabajamos con un modelo de atención a través de ejecutivos para el mercado corporativo y a través de un e-commerce para el público particular", sostiene.

Asimismo, están trabajando en nuevas funcionalidades y acceso a las experiencias a través de la tecnología, aunque por ahora no pueden adelantar detalles.

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar