Cuando el emprendimiento ya no queda en familia

Cuando el emprendimiento ya no queda en familia

En América latina, las tasas son relativamente altas en comparación con las de otras regiones. De cada 10 emprendimientos, entre tres y cuatro son llevados adelante por familias en Colombia, Uruguay y Guatemala. Un dato no menor: Brasil es una excepción, dado su alto porcentaje (53%) de trabajadores autónomos solos.

"Los emprendedores dependen en gran medida de los miembros de la familia para iniciar un negocio. En algunas economías del este y del sur de Asia, por caso, en China y Tailandia, cerca de una de cada cuatro personas que emprenden indican que el negocio es o será propiedad o de gestión conjunta con familiares", detalla el informe. En Indonesia, también hay indicios de que las empresas familiares son algo bastante frecuente.

Por otra parte, Europa y América del Norte dan cuenta de tasas moderadas a altas a la hora de familias emprendedoras. En toda la muestra, uno de cada cinco emprendimientos comienza de la mano de una familia. Los países de esa región con más cantidad de emprendimientos familiares en fase TEA se encuentran en Suiza y Bulgaria (por debajo del 30%), mientras que las tasas más bajas están en Polonia y Reino Unido.

Finalmente, Oriente Medio y África también reportan un alto nivel de actividad de emprendimientos en etapa inicial basados en la familia. Angola, Emiratos Árabes Unidos y Arabia Saudita llevan la delantera en este aspecto.

A nivel global, el 18,7% de los emprendimientos en fase TEA son familiares y el 9% son llevados adelante por una sola persona. 

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar