Cinco claves para lanzarse con su propia idea

Cinco claves para lanzarse con su propia idea

Emprender puede resultar un camino por demás apasionante, que requiere de mucha perseverancia. "Desde chica vivo rodeada de arte, fui una fanática de Utilisima y mi mamá tiene un taller de pintura. Si veo algo que me inspira, no puedo evitar pensar en cómo hacerlo, y mi cabeza se transforma en una fábrica de ideas", se presenta así Ivonne Veiner Tinant, emprendedora y socia fundadora de Elida Rosa, objetos que inspiran, desde la página web de la marca.

"Cuando descubrí el mundo de la cerámica, aluciné. Los martes tomaba clases en un taller, y esperaba toda la semana para que llegue ese día. Mi día favorito. Hasta que leí en un libro Hábito para ser feliz: hacer todos los días algo que te llene de ilusión y mi cabeza y corazón conectaron. En ese preciso momento nació Elida Rosa (al menos en el mundo de las ideas)".

La compañía, nacida en la provincia de Córdoba y cuyo nombre está dedicado a una de las abuelas de Veiner Tinant, produce y comercializa vajilla de cerámica, envoltorios ecológicos encerados de tela de algodón, manteles, sets materos, macetas y otros objetos de decoración, en más de 40 puntos de venta de la Argentina (tiene presencia en locales multimarca de ciudades como Bahía Blanca, San Salvador de Jujuy, San Vicente, Ciudad de Buenos Aires, General Pico, Reconquista, Olavarría, Rosario y Necochea).

También, vende a través de su plataforma online, desde la que hace envíos a todo el país. En Instagram, la marca tiene más de 46.300 seguidores.

A la hora de pensar en cómo y cuándo emprender, la socia fundadora de Rosa Elida recomienda cinco puntos fundamentales para tener en cuenta:

1. AUTOCONOCIMIENTO.

Es importante animarse a descubrirse como personas, reconocer sus fortalezas, habilidades y talentos naturales. En este sentido, vale la pena preguntarse: "¿Cómo puedo poner este talento al servicio de los demás?".

Por otra parte, no se suban a la ola de los "negocios que funcionan" sin saber quiénes son y cuáles van a ser sus diferenciales, porque, quizá, a ustedes no les funcione. Trabajen en descubrir y cultivar lo que los hace únicos.

2. CONSTANCIA.

Puede ser posible que sus compañías, al principio, no sean un boom de ventas. Incluso, pueden no generar un peso. Sin embargo, ustedes tienen que ser constante y crear hábitos diarios que los ayuden a construir su negocio.

3. APRENDER TODOS LOS DÍAS.

Busquen formarse a diario (leyendo libros, blogs, escuchando audiolibros, con YouTube, etcétera). No dejen de estudiar por trabajar. La gracia de emprender es aportar valor y ¿de qué manera van a hacerlo si no se nutren?

4. TRABAJEN EN EQUIPO.

Un gran error es querer hacer todo solo, ya sea por falta de presupuesto o porque crean que nadie lo va a hacer mejor. Cuando trabajen con profesionales en su área, no solamente el resultado es ampliamente mejor, sino que también la abundancia económica es inevitable. Confíen, deleguen y hagan crecer su negocio.

5. FRACASAR ES IMPOSIBLE.

Hay que entrenarse para ser resilientes y aprender de todo. Nunca estamos exentos de equivocarnos o hacer algo y que no funcione (al menos como esperábamos).

Si tienen miedo por sus responsabilidades económicas, armen un plan. Todos los miedos se pueden trabajar de la misma manera: identifíquenlos y armen un plan de contingencias.

Shopping