Bentejuego, una juguetería pensada para adultos

La ingeniera industrial Florencia Bagnardi desarrolla kits para aprender hobbies y hacer actividades.

Bentejuego, una juguetería pensada para adultos

Bentejuego es la primera juguetería pensada exclusivamente para el público de jóvenes y adultos. La firma, fundada por la ingeniera industrial Florencia Bagnardi en 2016 tras una inversión inicial de u$s 10.000, desarrolla juegos y kits para aprender hobbies y hacer actividades en el tiempo libre. Lo más innovador que incorporaron recientemente son los BenteLabs, espacios en los que se reúnen las personas a jugar y se llevan sus creaciones, en algunos casos, cerveza de por medio.

"Me di cuenta de que los adultos consumían juegos, pero los tenían que comprar en jugueterías que son para niños. Por eso se me ocurrió la idea de que debería existir una juguetería para adultos donde pudieran encontrar diferentes propuestas exclusivamente para ellos", rememora.

La idea inicial, cuenta, era tener una tienda física donde vender desde juegos de mesa hasta kits para hacer hobbies, pero, en el camino, tuvo que recalcular porque las cosas que ella quería vender no estaban en la Argentina e importar no le interesaba. "Ahí fue cuando decidí tener una tienda online y ponerme a producir los productos que yo quería vender y no existían".

Bagnardi cuenta que podría segmentar al target de clientes en: "Personas de la rama del diseño (sobretodo, interesadas por los kits), personas que se juntan mucho con amigos o parejas y les gusta jugar en reuniones y las regaladoras (suelen ser mujeres), que siempre están buscando cosas novedosas y divertidas para regalar". En cuanto a edad van desde los 20 a los 45 años aproximadamente.

Asimismo, la emprendedora diseñó los BenteLabs, una propuesta de salida donde "la gente viene a crear mientras toma algo con amigos o conoce gente nueva". La firma ofrece un menú de proyectos creativos pensados para que construyan una obra en aproximadamente dos o tres horas y se la lleven a su casa. "La gente elige un proyecto de nuestro menú y nosotros le damos los materiales, las herramientas y las instrucciones. Los proyectos pueden ser hacer un juguete de madera, hacer grabado en xilografía, objetos de cemento en termoformado, etcétera", comenta.

Y, en línea, agrega: "Quiero darles más fuerza a los eventos para empresas y seguir con el programa de Bentelab solidario: la gente viene a construir juguetes que se donan".

De cara al futuro cercano, Bagnardi espera comenzar a exportar a España. "El consulado argentino de Barcelona nos está dando apoyo (para este proyecto puntual estoy trabajando con dos personas más de las cuales una está en España)", adelanta. Otro objetivo estará puesto en empezar a vender en una cadena grande "con la que estamos negociando para comenzar a comercializar. Eso nos daría otro volumen y escala", concluye.

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar