John Foos, el fabricante de zapatillas que abre el juego al diseño colaborativo

Fabricante de zapatillas dona más de 200 pares a personal de la salud

La historia de John Foos, fabricante de zapatillas de lona clásica, comenzó a escribirse en 1980, cuando su fundador, Miguel Ángel Fosati, tenía 28 años y muchas ganas de trazar su propia historia. “Investigué y había pocas fábricas de zapatillas vulcanizadas en el mundo”, recuerda Fosati, cuya marca hoy está registrada en 23 países del continente americano y se comercializa en unos 1200 puntos de venta

En medio de la pandemia, y a poco de celebrar su 40° aniversario, John Foos avanza con tres proyectos que buscan ayudar a artistas plásticos y musicales, así como a fidelizar y acompañar, virtualmente, a sus consumidores, mientras también colabora con el personal de la salud, a través de donaciones

Una de las iniciativas es Puerta al Arte, un espacio creado en marzo del año pasado, que invita a todos los artistas emergentes y consolidados a presentar su proyecto con el fin de ser difundidos y sponsoreados por la marca.  

John Foos bucan dar visibilidad a artistas 

Diseño colaborativo

Pero, también, la compañía comanda otros dos proyectos por redes sociales: John Foos LAB y John Foos Session, dos acciones a través de las cuales invita a participar al público de manera activa.

Con el primero de ellos, los seguidores de John Foos en Instagram podrán seleccionar y hacer comentarios sobre las estampas que propone la marca, con la idea de que la comunidad pueda colaborar en la futura colección de zapatillas

Las JohnFoosSession, en tanto, son transmisiones en vivo emitidas semanalmente para distraer y entretener al público.  

Apoyo a los trabajadores de la salud

En el marco de la pandemia, John Foos donó 215 pares de zapatillas para los médicos y enfermeros que forman parte del equipo del Hospital Materno Infantil de San Isidro para que utilicen durante su servicio. 

La idea surgió junto a Gustavo Posse, intendente del municipio, para que los profesionales utilicen este calzado dentro del centro de salud y evitar, así, llevar consigo el virus a casa.

La fábrica, que se encuentra cerrada desde el 19 de marzo, fue abierta exclusivamente para producir los pares que serán entregados al equipo que está abocado a la atención de los pacientes con coronavirus.

La empresa reunió un pequeño grupo de nueve empleados que viven en zonas aledañas al establecimiento para confeccionar, en el tiempo récord de 10 días.

Los inicios de John Foos 

Industrial de raza, Fosati montó su empresa gracias a una inversión inicial de u$s 200.000 más la compra de un predio en Haedo. "Los fondos surgieron de los porcentajes que me pagaban en tiendas Macy’s, de Estados Unidos, por conseguir producciones de calzado argentino (1970 -1976)”, recuerda el empresario. 

Los primeros tiempos fueron de mucho aprendizaje. En lo tecnológico, sentía que iba en la dirección adecuada, pero el desempeño comercial no acompañaba: en los '80, las boutiques deportivas querían comprar marcas reconocidas (en esa época, Harlem, Bora Bora, Dabor, Dufour, Ellesse, Topper), de modo que hasta mediados de esa década solo conseguían vender en "vaquerías o en zapaterías de moda (American Pie)". 

John Foos cumplió 40 años en el mercado

John Foos, que compite con marcas como Converse y Vans, se comercializa en todo el territorio nacional y exporta a países como Uruguay, Paraguay, Bolivia, Chile y Perú, (cobrando regalías y los licenciatarios producen en Asia).  

“La exportación de marca la logramos a través de la difusión de hacerla conocida América Central y en Sudamérica, en los medios MTV - Turner - Disney que, por ser avisadores de la Argentina, salíamos en simultáneo en otros países de la región, y hoy gracias al e-commerce, estamos logrando comunicarnos con los consumidores de toda la región, incluyendo Brasil”, concluye Fosati. 

Shopping