Un soporte digital que apoya la educación

Hace 18 años, cuatro jóvenes ingenieros fundaron Colegium, una plataforma de gestión escolar que ya suma más de 200 colegios en la Argentina y cuenta con oficinas en varios países. Factura u$s 10 millones al año.

Un soporte digital que apoya la educación

Corría el cambio de milenio y, del otro lado de la cordillera de los Andes, el emprendedor argentino Ariel Gringaus, junto con José Manuel Barros, Jaime Herreros y Alberto Bachler –entonces, ingenieros de 24 años–, fundó Colegium, una firma que buscaba hacer de nexo entre los colegios y las familias y que, en 2017, facturó u$s 10 millones.

"Si puedo ingresar a ver mi cuenta bancaria por Internet, ¿por qué no puedo ver las notas de mis hijos?", fue el disparador que impulsó a los jóvenes en aquel entonces. Hoy, la firma tiene presencia en Chile, Brasil, Uruguay, Colombia, México y la Argentina, país en el que suma ya más de 200 colegios. Entre todos estos países cuenta con 150 colaboradores.

La plataforma cuenta con diferentes módulos que abarcan desde los docentes, donde puedan ingresar calificaciones, asistencia, calendarios, planes de clases, etcétera, a plataformas para padres y alumnos que pueden ingresar vía Web o mobile a ver toda la información que el colegio desee compartir con ellos.

"A su vez, hay plataformas de facturación y cobranza con factura electrónica, módulos para administrar las admisiones y postulaciones de nuevos alumnos, de actividades extracurriculares, de orientación y seguimiento psicopedagógicos, de administración de bibliotecas, de reinscripciones para el próximo año, etcétera, que componen los más de 40 módulos que ofrece Colegium", comenta Nicolás Schenquerman, manager regional en la Argentina.

Cartera de servicios

Cuando Colegium comenzó con el proyecto de digitalizar la educación en América latina, no existía otra empresa que se hubiese propuesto lo mismo, comenta el ejecutivo.

Hoy, los servicios que ofrece van desde la migración de datos del colegio, la instalación del servidor, las capacitaciones, implementaciones, soporte a distancia o in situ, desarrollos ad hoc, lanzamiento de nuevos módulos y nuevas versiones constantemente, y un apoyo por parte de la empresa para con los colegios de forma constante.

Colegium tiene su sede central en Santiago, Chile, pero cuenta con oficinas en Buenos Aires, Córdoba, Montevideo, Bogotá y Ciudad de México. ¿A qué target apunta? "A todo tipo de colegio que busque acercar a las familias y gestionar todos los procedimientos internos de forma más eficiente. Trabajan con nosotros tanto colegios privados como públicos de todos estos países", agrega Schenquerman.

"En la Argentina, el crecimiento de Colegium es de un 100% interanual, hace más de cuatro años. El trabajo que se hace es muy arduo. Sumado a esto, en la Argentina, actualmente, trabajamos en 17 provincias y aspiramos a que este segundo semestre se incorporen clientes de por lo menos otras tres más, para que en 2019 podamos tener cubiertas todas las provincias del país con los sistemas y servicios de Colegium", comenta el ejecutivo, que asegura que la empresa espera cerrar 2018 con una facturación de u$s 15 millones.

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar