Un proyecto que apuesta a democratizar el acceso al arte

Dos amigas pusieron en marcha Diderot.Art, el primer e-commerce de obras artísticas en la Argentina que fueron seleccionadas por una curadora. Cómo es el modelo de negocio. 

Braun y Cornejo, de Diderot.Art

Braun y Cornejo, de Diderot.Art

Diderot.Art, así se llama la compañía fundada por Angie Braun, licenciada en Administración de Empresas, y Lucrecia Cornejo, licenciada en Marketing con un posgrado en Estrategia de Comunicación Corporativa. Ambas cuentan con una vasta experiencia en el mundo corporativo, que les sirvió para lanzar su propio proyecto, que explora un nuevo modelo de negocio dentro del ámbito artístico. Y es que Diderot.Art es un e-commerce que se propone “impulsar una nueva forma de difundir y comprar arte de artistas contemporáneos, emergentes y consagrados de todo el país”. 

En una entrevista concedida a Pyme, Cornejo cuenta cómo surgió el proyecto, de qué manera lo pusieron en marcha y a qué tipo de público apuntan con esta iniciativa que une a “artistas talentosos de escasa visibilidad con personas que pueden estar interesadas en su obra, si solo tuviesen acceso a descubrirla”. 

¿En qué consiste Diderot.Art?

Es el primer e-commerce de arte en la Argentina en el que las obras están seleccionadas por una curadora. Propone impulsar en el mercado una nueva forma de difundir y comprar arte de artistas contemporáneos, emergentes y consagrados de todo el país. Ofrece acceso a más de 50 artistas contemporáneos y a más de 400 obras seleccionadas, para explorar y descubrir en un mismo lugar. Además de una experiencia de compra única por su seguridad, comodidad y asesoramiento personalizado. También, les permite a los artistas un nuevo alcance y visibilidad en el mercado de arte contemporáneo. 

¿Cómo surgió la idea?

La idea surge por una inquietud genuina de ampliar la visibilidad de los artistas de todo el país, y creer que la tecnología podía ser la herramienta adecuada para expandir el alcance y de considerar que todas las industrias estarán trasversalmente cruzadas por la tecnología tarde o temprano. El arte ya lo está en muchas partes del mundo donde hay cientos de negocios de venta de arte online. En la Argentina, aún no lo está. Este proyecto viene a juntar dos puntas: artistas talentosos de escasa visibilidad con personas que pueden estar interesadas en su obra, si solo tuviesen acceso a descubrirla. Fue así que nos pusimos a investigar qué modelos de negocio de venta de arte online había en el mundo y qué posibilidades podía haber de desarrollar uno propio en la Argentina. 

¿Cuánto duró el proceso de ponerlo en marcha?

Nos llevó prácticamente nueve meses desarrollarlo y prepararnos. Teníamos claro que nuestro modelo de negocio tenía que ofrecer obras cuidadosamente seleccionadas, asegurando la calidad de la oferta, y brindar una guía y asesoramiento personalizado a los potenciales clientes. Así fue como sumamos a Estefanía Jaugust, para llevar adelante la curaduría de obras ofrecidas en Diderot.Art

¿Cuál es su misión?

Nuestra misión es democratizar y federalizar el arte haciendo uso de las ventajas que provee la tecnología para darle visibilidad a la misma vez y en un único lugar a cientos de artistas talentosos de todo el país. Y ofrecer una nueva e innovadora experiencia de compra de arte, más acorde a las necesidades actuales de consumo, que logre captar nuevas audiencias y generar nuevos compradores y coleccionistas de arte.

¿A qué tipo de público apuntan?

Apuntamos a un público mayor de 30 años, hombres y mujeres, con estudios universitarios, que trabajan en relación de dependencia o son profesionales independientes, que están muy vinculados a la tecnología,  porque valoran el servicio y el tiempo que les ahorra. Les gusta el diseño y valoran la estética, el buen comer, el disfrute del día a día. También son dueños de pymes, CEOs de grandes compañías, ejecutivos que quieren obras de arte para sus oficinas porque les gusta el arte, porque entienden el prestigio que les da y porque les interesa el valor que las obras pueden tomar lo largo del tiempo. Cuentan con muy poco tiempo por lo que valoran el servicio personalizado que les brindamos. 

En general, ¿son coleccionistas?

Dentro del público, hay quienes se vinculan con el arte porque ya son coleccionistas, pero hay otros muchos que no, que simplemente quieren obras de arte como una solución de decoración para sus espacios. Diderot.Art apunta a ambos públicos, al especializado y al que no lo es. Creemos que si el arte se abre a las personas, las personas se van a abrir al arte. 

Comentarios2
Gustavo Catalano
Gustavo Catalano 02/11/2017 01:24:11

Me parece a mi o es un refrito de otra nota ya publicada?

Roberto Osvaldo Luna
Roberto Osvaldo Luna 30/10/2017 09:22:14

PUAJJJJ!!!!!!!!!