Pymes: seis claves para una transformación digital exitosa

Las consultoras especializadas en Big Data, Inteligencia Artificial y Data Science enfatizan que las pymes deben tener clara su estrategia de negocio antes de adquirir nuevas tecnologías.

Pymes: seis claves para una transformación digital exitosa

La transformación digital, hoy, es una cita obligada para las pymes que buscan ser competitivas. Implica un cambio en la forma de trabajar, en la que los datos digitales toman preponderancia. Al ser un proceso complejo, los expertos aconsejan prestar atención a distintos aspectos clave para que la digitalización sea exitosa.

1. Los clientes

A la hora de digitalizarse, las pymes deben pensar en sus clientes y en qué pueden hacer diferente con ellos. "Si, hoy, una pyme le vende a sus clientes un vaso, tiene que ver de qué manera se los puede vender digitalmente o cómo le puede agregar una capacidad digital", explica Ezequiel Naya, CEO de Biactiva.

Asimismo, para las pymes que ofrecen servicios, el foco digital estaría puesto en la experiencia del cliente. Para Naya, una experiencia sería que, cuando una persona entra a un aeropuerto, la app celular del lugar le dé la bienvenida y lo vaya guiando por los distintos trámites migratorios.

2. Eficiencia operacional

Muchas veces, la digitalización aparece cuando una pyme encuentra una forma más efectiva de hacer algo. Por ejemplo, en el caso de Biactiva, sus empleados no reciben su recibo de salario en papel sino que es digital. El día que se pagan los salarios a los empleados les llega un mail a través del cual acceden a un portal donde pueden descargar su recibo, guardarlo y consultar los anteriores.

"El recibo de salario en papel le cuesta al empleado mucho tiempo porque tiene que pasar a buscarlo o esperar a que le llegue, si está en un lugar remoto. Además, si necesita los últimos tres recibos porque está por sacar un crédito y los perdió, tiene que volver a pedir otras copias. En cambio, ahora, está todo disponible digitalmente", dice Naya.

Ernesto Cambursano, CEO y fundador de DataFactory, también entiende que la digitalización implica simplificar y acelerar procesos. La falta de automatización en ciertos procesos produce una gran cantidad de errores. El empresario cuenta que los dos errores más grandes que cometen todas las empresas del mundo son producto del mal tipeo y del copiar y pegar: "Esas dos interfaces humanas producen el mayor grado de error y de ineficiencia en la gestión de procesos dentro de una compañía".

"LO IMPORTANTE ES SABER CUÁL ES LA ESTRATEGIA QUE TE LLEVA A PASARTE A DIGITAL".

3. Cambio organizacional

Un tercer factor clave es trabajar en el cambio de mentalidad de los empleados. "El 98% de los proyectos de innovación o transformación digital fracasan porque la gente no entiende el cambio o, peor aún, no lo quiere", dice el fundador de Biactiva. Para que esto no suceda, es esencial que, cuando se inicia el proyecto, todos los que van a ser afectados sean empleados, clientes, proveedores deben ser consultados desde el principio y participar activamente en ese proceso. "Hay que hacerlos parte del cambio porque son quienes más van a usar las herramientas producto de una transformación digital", sugiere el fundador de DataFactory.

Las pyme también deben ser conscientes de que van a necesitar sumar otras capacidades a su equipo. Un rol que adquirió una gran relevancia en lo digital es el científico de datos. Estos especialistas son fundamentales porque, al poder analizar datos y estudiar su comportamiento, encuentran patrones que ayudan a entender mejor al cliente, al producto y al mercado. "Este rol hace tres años no existía y es hijo de la transformación digital", aclara Naya.

Fredi Vivas, CEO de RockingData, una consultora especializada en Big Data, Inteligencia Artificial y Data Science, también menciona la importancia de crear una cultura data driven. De esta manera, las decisiones se definirán cada vez menos por la intuición o subjetividad de un jefe y cada vez más por la información que brindan los datos.

Es importante crear una cultura data driven. De esta manera, las decisiones se definirán cada vez menos por la intuición o subjetividad de un jefe y cada vez más por la información que brindan los datos.

4. La adopción de tecnología

La tecnología está disponible en todos lados y hasta hay un exceso de oferta. Pero, lo importante es cómo hacer para adoptarla y metabolizarla dentro de la organización. Muchas empresas compran tecnología, pero no la adoptan. Es decir, su beneficiario, sea el cliente o el empleado, no la saber utilizar.

"Conozco muchas firmas grandes que gastan millones en tecnología al año. Cuando les preguntás para qué la están usando, te dicen que para mandar mails a clientes, por lo que solo están usando el 5% de su funcionalidad. Entonces, ¿por qué compraron eso? ¿Para qué?", cuestiona Naya.

Para Vivas, el primer paso es tener clara cuál es la estrategia de negocio. "Lo importante es saber cuál es la estrategia que te lleva a pasarte a digital. Digital porque sí no tiene sentido", dice.

"MAL TIPEO Y COPIAR Y PEGAR SON LAS DOS INTERFACES HUMANAS QUE PRODUCEN EL MAYOR GRADO DE ERROR DENTRO DE UNA COMPAÑÍA".

5. Análisis de datos

La ventaja de las empresas que nacen digitales es que son las que mejor saben aprovechar sus datos. Al tener toda su información digitalizada, pueden utilizar técnicas avanzadas de análisis para encontrar valor en esos registros, por ejemplo, para identificar cuáles son sus mejores clientes, optimizar procesos, recomendar ciertos productos a determinados clientes, etc. "El análisis de datos permite encontrar patrones para hacer recomendaciones y modelos predictivos que ayudan a una empresa a decidir mejor", explica Vivas.

En el caso de Spotify, el fundador de RockingData comenta: "El 40% de la gente escucha las canciones recomendadas. Para lograr que más lo hagan, Spotify creó un algoritmo de inteligencia artificial que usa ciencia de datos para encontrar patrones y las canciones que le van a gustar a cada persona, en base a su historial y a otros usuarios al que se asemeja".

Las firmas tradicionales que carecen de datos digitales están, según Vivas, "un escalón más abajo" porque tienen que empezar a ver cómo relevar esa información. Este tipo de empresas, cuenta, muchas veces no tienen registrados los contactos de celular de sus clientes, por lo que se pierden la posibilidad de enviar campañas de comunicación por Whatsapp o de saben si sus clientes tienen redes sociales.

6. Las regulaciones legales

Una última cuestión a tener en cuenta es la regulatoria. Por lo general, las ideas avanzan más rápido que las leyes de un país. Para que un producto o servicio innovador funcione, tiene que existir un marco legal. Un caso que menciona Naya es el de la firma digital. Durante dos o tres años, se utilizó esta tecnología antes de que el Gobierno nacional la autorizara y diera legitimidad. "Había una zona gris. Existía la tecnología, podías firmar documentos digitalmente, pero no sabías si te la iban a aceptar o no. Por eso, muchas veces la regulación pone un freno a la transformación digital", dice.

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar