Pymes: cómo navegan la recesión, similitudes con crisis anteriores y su fórmula del éxito

Empresarios del sector contaron a El Cronista qué dificultades sufren para atravesar este período de fuerte caída del consumo, alta inflación, volatilidad del tipo de cambio y altas tasas que disuaden cualquier intención de financiamiento. Y qué hacen para salir. 

Pymes: cómo navegan la recesión, similitudes con crisis anteriores y su fórmula del éxito

Las pymes son de los actores económicos que más sufren la crisis en la que está envuelta la Argentina desde mediados de 2018, con la actividad en franca caída desde hace más de 10 meses, una inflación que acumula casi 12% en lo que va del año, tasas de interés por encima del 70% anual que dificultan el financiamiento y una presión impositiva que el Gobierno no logró bajar. 

Directivos de cuatro pymes contaron a El Cronista cómo les afecta la situación económica, en qué se parece a recesiones anteriores y de qué métodos se valieron para salir adelante.

Hormetal no acusa el golpe

En 2004, Pablo Ostapovich fundó Hormetal y la convirtió en una de las principales constructoras de fábricas y parques industriales del país. Hoy es la compañía insignia de su grupo empresario. Actualmente, sus principales desarrollos se orientan a la logística: el 70% de sus obras son centros de distribución.

"Empecé hace 30 años desde muy abajo y hoy el grupo tiene varias empresas, así que conozco todas las facetas de la construcción", señala Ostapovich, cuyo holding emplea a 900 personas, de las cuales cerca de 600 trabajan en Hormetal.

El 70% de sus desarrollos actuales son centros de distribución logística.

La crisis no pareció afectar por el momento a la constructora y Ostapovich atribuye el buen momento de su empresa a una buena organización interna, a la propiedad de las máquinas que utiliza para la construcción y a la ausencia de personal subcontratado.

"Por suerte a nosotros todavía no nos tocó el golpe de la crisis. Como tenemos todas máquinas propias y tenemos una organización integral, nos va bien. Tenemos, por lo visto, un costo eficiente sin tener subcontratados. Actualmente, en total tenemos 22 obras en este momento", dijo.

Y añadió: "Tenemos costos bajos en todo, porque tenemos máquinas propias, empleados propios y no subcontratados, que para otros puede ser una ventaja porque cuando piensan en achicarse les es más fácil. Nosotros no nos achicamos, no nos hace falta. Creo que nuestra diferencia es que tenemos un muy bajo costo para construir cualquier obra y un buen capital humano."

Hormetal trabaja actualmente en la construcción de la planta industrial de Escobar, de 22.000 metros cuadrados.

No obstante, Ostapovich reconoció que la suba del dólar ocurrida en 2018 sí les impactó en la importación del acero, que tiene un precio internacional en la divisa norteamericana, pero no en la demanda. "El precio del acero está en dólares así que hubo un aumento importante, pero el valor de las obras medidas en dólares bajó. La mayoría de la gente que demanda obras está dolarizada", indicó.

Además, el presidente de Hormetal, que facturó $ 1250 millones en 2018, consideró que el impuesto al cheque e ingresos brutos son los tributos más "distorsivos", al tiempo que remarcó que busca siempre trabajar con fondos propios sin depender del financiamiento.

Si bien la empresa está desarrollando una planta industrial nueva en Escobar de 18.000 metros cuadrados, Ostapovich reconoce que 2020 no será un año de expansión para su firma, aunque procurará mantener su posición y no achicarse.

Jotatec y la apuesta por la innovación

Nacida en 1999, Jotatec es un emprendimiento de Javier Fernández Cronenbold, su hermano Jorge y su socio Rodrigo Linares que se especializa en la fabricación de dispositivos médicos como presurómetros, electrocardiógrafos y hólsters de presión.En sus primeros inicios se ocuparon del desarrollo de los productos y no fue hasta 2001 que fabricaron sus primeros dispositivos y lograron ganar terreno en el resto de sudamérica.

Si bien la crisis de 2001 los "destrozó", según Javier Fernández Cronenbold, la devaluación resultante tras la salida de la convertibilidad les permitió ganar mercado por las dificultades que se generaron para importar. "A partir de ese momento nos acomodamos dentro de la recesión y a partir de eso fuimos creciendo, desarrollando, ganando mercados", señaló.

Desde entonces, Jotatec apostó por la innovación, el desarrollo y la presencia en ferias de equipos médicos que se realizan anualmente en Alemania -la más relevante, donde tienen su propio stand-, Dubái, Brasil y Miami. "De los 18 empleados que trabajan en Jotatec, seis se encuentran abocados específicamente a trabajar en innovación", remarcó. 

Ecógrafo, uno de los productos ambulatorios que fabrica Jotatec.

Y añadió: "Cuando empezamos a crecer un poco, algunos procesos que se hacían internamente comenzamos a tercerizarlos y profesionalizarlos, como la parte de soldar los productos que pasamos de hacerlo nosotros manualmente a que lo haga un armador que nos ahorra tiempo y nos brinda calidad."

La empresa sintió los coletazos de la actual crisis. "A nivel local, las ventas bajaron brutalmente", reconoce Fernández Cronenbold, con el aliciente de que el mercado interno representa el 70% de sus ventas y el externo el 30%. "El objetivo es revertir esa balanza", comentó.

En contrapartida la firma desarrolló un software complementario a sus productos para generar ingresos sobre la base de clientes existente. "Es un estudio médico que se hace acá y envía la información a Alemania, que después envía el resultado. Le cobra una parte al médico, y el médico se lo cobra al paciente. El software es alemán, nosotros desarrollamos la interfaz entre el software y el de nuestros equipos", resaltó.

Jotatec también tuvo dificultades en recesiones anteriores, en especial en los últimos años del kirchnerismo en los que la importación de insumos se les complicó por el aparato regulatorio, aunque su cofundador sostiene que subsisten ciertas dificultades a pesar de la flexibilización del sector externo.

"Si bien el ExportaSimple es un gran instrumento, hay otros temas sin resolución, como la inexistencia de un sistema para importar productos ya exportados, para hacer service. Por ejemplo para hacer service de un producto de u$s 1000 tengo que pagar un despachante de u$s 600, para eso me conviene enviarle un producto nuevo al cliente", afirmó Fernández Cronenbold.

TASA Logística

Fundada hace más de 80 años, TASA Logística es una de las principales empresas logísticas del país. Facundo Casillas, su director comercial, puso de manifiesto la fijación por el largo plazo que tiene la empresa y el control de los costos en sus operaciones.

Asimismo, el directivo expuso la estrategia de la empresa de apostar por el e-commerce, uno de los segmentos con mayor expansión en los últimos años a pesar de no ser tan representativo en el consumo.

"Buscamos crecer ampliando la gama de servicios logísticos a nuestros clientes de hace muchos años y también sumando nuevos clientes. En ese sentido hoy estamos desarrollando una unidad de negocios enfocada exclusivamente en la logística para el e-commerce, que es un segmento con un importante crecimiento por delante", dijo.

TASA Logística apuesta al e-commerce.

No obstante, remarcó las complicaciones que le generó a la empresa el bajón en el consumo en el último año, aunque también enfatizó la alta presión impositiva y regulatoria.

"La baja del consumo hoy es un factor que nos desafíaos creo que son reglas del juego y no es algo nuevo para quienes trabajan en Argentina", comentó.

En ese sentido, resaltó que la crisis de 2001 "fue un momento muy difícil para la empresa". "La crisis del 2001 fue un momento muy difícil para el país y también lo fue para la empresa. Gracias al trabajo duro de todos los colaboradores, el esfuerzo de los accionistas y el acompañamiento mutuo con los clientes, se pudo atravesar y salir fortalecidos", señaló.

Con respecto a los próximos meses y 2020, Casillas coincidió la incertidumbre que reina en la economía. "Es muy difícil preverlo, luego de las elecciones seguramente tendremos más indicios. Espero que sea un año de recuperación, lo que será muy difícil de determinar es en que proporción y a que velocidad se podrá ver este crecimiento", comentó.

Plaza Logística

Otro jugador importante del rubro logístico es Plaza Logística. Fundada en 1992 y adquirida en 2009 por Eduardo Bastitta, logró expandirse en Capital y el Gran Buenos Aires con la construcción de siete centros de distribución y varios proyectos a futuro, luego de una expansión importante en el bienio 2017-2018. Además, identificó la diversificación de clientes como uno de los factores que le permiten no sufrir los vaivenes bruscos de la economía.

"En 2017 y 2018 crecimos sostenidamente con bastante demanda, ahora vemos que bajó bastante por la baja de consumo de todos nuestros potenciales clientes. Tenemos bastante diversificada nuestra cartera de clientes en distintos sectores de la economía real, retail, e-commerce, comercio masivo", explicó el gerente de Nuevos Desarrollos, Emiliano Giana.

Con respecto a la situación actual, agregó: "Es un momento muy difícil. Nuestros clientes están con caídas de volúmenes y ventas significativas, tratando de reducir sus costos logísticos en una economía con altísima inflación, lo que hace que no podamos desarrollar el plan de inversión al ritmo que teníamos previsto."

El centro de logística de MercadoLibre constituye una gran apuesta de Plaza Logística al e-commerce.

Si bien reconocen el impacto de la caída del consumo, la empresa percibe la existencia de una gran demanda contenida en el sector del e-commerce, para el cual desarrollaron el centro de distribución de Mercado Libre que ya se encuentra en funcionamiento desde febrero.

"En 2019 vemos ante la incertidumbre política y económica una decisión de las compañías de postergar las decisiones que tengan que ver con grandes cambios. No obstante, hay una demanda contenida grande en el e-commerce, es un negocio que prácticamente no se desarrolló en Argentina. Tuvo mucho desarrollo en estos últimos dos años con el ingreso de nuevos jugadores", afirmó Giana.

En otro orden, el director comercial aseveró que la organización interna de la empresa amortigua los efectos negativos de los ciclos de expansión y recesión que sufrió la economía argentina en los últimos años, aunque enfatizó las dificultades que generó el cepo cambiario instaurado por el gobierno de Cristina Kirchner.

"Al ser un negocio de capital intensivo, creo que la peor crisis fue de financiamiento cuando se instauró el cepo cambiario. Teníamos en 2012 un crédito otorgado por el BID en dólares, pero que era inviable desembolsar porque se acreditaba a un tipo de cambio intervenido que poco tenía que ver con los costos de construcción. Al tener obras en marcha tuvimos que salir a buscar otras formas de financiamiento a contrarreloj. Afortunadamente pudimos sortearlo exitosamente mediante generación de otras fuentes de financiamiento terminar las obras que estaban en marcha", dijo.

En ese sentido, resaltó la flexibilidad de la empresa y el rol de los accionistas para no caer ante los problemas que aparecen en la economía. "El mérito principal es de nuestros accionistas. Destaco el haber podido generar la confianza de organismos multilaterales de crédito y bancos que nos permitió consolidar una base sólida de capital permanente para lograr un crecimiento sostenido en base a un plan de negocio sólido", sostuvo.

Y como consejo a otras pymes remarcó: "Sé lo difícil que es el momento y creo que la única recomendación que podría hacer es la de mantener una visión de largo plazo para que sigan apostando por el país."

Comentarios1
Iván Mendoza
Iván Mendoza 01/05/2019 05:55:24

Un tipo que tiene un holding y factura 1250 millonew al a�o es una pyme?