Para casi la mitad de las pymes, los factores externos condicionan su sostenibilidad

A esa conclusión llegó un informe desarrollado por la Asociación de Directorios Asociados entre más de 250 empresarios pyme.

Para casi la mitad de las pymes, los factores externos condicionan su sostenibilidad

En países con alta volatilidad, el ciclo económico o la situación política termina siendo determinante para el devenir del país y sus empresas. En ese marco, cuando se les preguntó a los empresarios a qué factores responden los asuntos que (seguramente) tienen que resolver en su empresa, solo para el 5% hay una prevalencia de factores cuestiones internas, para el 47% hay un mix entre situaciones internas y externas, en tanto que para el 48% hay un predominio de factores exclusivamente externos.

Los datos se desprenden de un relevamiento llevado adelante recientemente por la Aociación de Directorios Asociados (Adiras).

“Estos están asociados a aquello que no es controlable por la empresa (devenir de la economía, situación política, costos laborales, carga impositiva, relacionamiento con sindicatos), pero que sí afecta y condiciona la competitividad de las organizaciones”, dice Martín Yechua, director ejecutivo de Adiras.

Para el ejecutivo, en tiempos en los que el ciclo económico acompaña, los factores internos –tales como el estilo y calidad del management y la calidad de productos y servicios - tienden a prevalecer en la mente del empresario, pero cuando el contexto es negativo o de incertidumbre, la ecuación cambia.

Pero además de las causas externas, es sabido que los factores internos verdaderamente impactan en la sostenibilidad de las empresas en un contexto donde el empresariado local parece creer en sus propias fortalezas, pero no en el país.

En ese marco, cuando se les consultó cuánto comparten con su equipo el rumbo y propósito de su empresa, para el 45% dijo que todos lo conocen, para el 2% no es necesario que estén al tanto, mientras que para el 53% solo lo conocen las personas clave.

Yechua dijo que en estos tiempos “el rol del número uno es clave para determinar hacia dónde vamos, y cómo vamos, en tanto que la comunicación clara y asertiva es mucho más relevante que en la Pre Pandemia”. Según el directivo de Adiras, al no contar con procesos formales de comunicación ni tampoco un tipo de cultura institucionalizada, “es clave que el número uno y/o los directivos asuman el rol de compartir el rumbo, sobre todo en instancias críticas en que la población tiene mayores niveles de ansiedad y donde, en muchos casos, trabaja a distancia”.

A su vez, en esa búsqueda de competitividad y sostenibilidad, el tema de la gestión de la propia agenda reviste una importancia determinante. Tal es así que ante la pregunta “¿Cuán involucrado está en el día a día de su empresa?”, el 82% de los dueños dijo que más del 80% del tiempo lo asignan a tareas coyunturales, un 16% dijo que le asignan el 50% de su tiempo, en tanto que el 2% no sigue el día a día.

En relación con este tema, Yechua dijo que “hoy por hoy, la coyuntura se ha adueñado de la agenda pyme y he aquí nuestro desafío para incentivarlos y acompañarlos en el pensamiento estratégico”. “Una agenda modelo debería estar compuesta por un 60% a los asuntos cotidianos, y un 40% a los temas estratégicos”.

Shopping