Los desafíos del próximo gobierno y las pymes

Un eventual incumplimiento del pago de la deuda externa así como las alternativas que se elijan para cubrir el desajuste en las cuentas públicas son cuestiones que preocupan a las pequeñas y medianas empresas.

Los desafíos del próximo gobierno y las pymes

En estas líneas me gustaría que podamos analizar las principales medidas que podría tomar el nuevo gobierno y entender cuál puede ser el impacto en la economía y estructura de negocios de las pequeñas y medianas empresas (pymes).

A fin de ordenar el análisis me centraré en dos temas centrales: por un lado el incumplimiento del pago de la deuda externa y por el otro en las principales alternativas de cubrir el desajuste en las cuentas públicas.

Incumplimientos en la deuda pública

Hace algunos meses Hernán Lacunza envió al Congreso un proyecto de "reperfilamiento" de deuda que es un primer indicio de las dificultades que tiene el país para afrontar las deudas contraídas y la posibilidad más que cierta de caer en términos técnicos en un default.

Entonces, la pregunta que cabe hacernos es ¿Cómo influirá esto en las pymes?

Lo cierto es que el capital disponible para financiamiento no es infinito y esta situación genera un alto impacto en las pymes quienes, al no haber fondos externos, deben competir en desventaja con los distintos niveles de gobierno por el capital local pagando tasas de interés muy altas que castigan su capital de trabajo, rentabilidad y operatividad de sus empresas.

En este contexto, la mayoría deberá fondearse con lo que se denomina "capital propio" con los riesgos y límites que esto implica.

Financiamiento del déficit fiscal

Una vez analizados estos impactos debemos sumergirnos en las consecuencias que puede tener la forma con que el Gobierno nacional financie el déficit fiscal, es decir la manera en que cierre esa brecha entre ingresos y egresos.

Un escenario con altos niveles de inflación (superiores a los actuales) genera un contexto muy complejo para las pymes ya que suelen "correr desde atrás" los aumentos al no poder trasladar a sus clientes la totalidad de la inflación que reciben en sus costos.

La primera opción siempre son los impuestos. El Gobierno puede generar mayores ingresos aumentando o creando nuevos impuestos o tributos aduaneros (retenciones). Aquí el impacto es claro y directo.

Además de que un aumento de impuestos no siempre asegura aumento en la recaudación, estas imposiciones impactan directamente sobre la rentabilidad de las pymes ya que se trata de una nueva transferencia de recursos del sector privado al sector público. Hay, por lo tanto, menos recursos en las pymes complicando aún más su nivel de operación, financiamiento y estructura.

Una segunda alternativa es la emisión de moneda para financiar el gasto. Esta herramienta suele generar mejoras temporarias a partir de una recuperación artificial del consumo, pero está más que probado que al poco tiempo termina concluyendo en un escenario inflacionario.

El razonamiento es simple, hay más pesos para los mismos bienes y servicios lo que presiona a un aumento de precios. Un escenario con altos niveles de inflación (superiores a los actuales) genera un contexto muy complejo para las pymes ya que suelen "correr desde atrás" los aumentos al no poder trasladar a sus clientes la totalidad de la inflación que reciben en sus costos.

Los sueldos y cargas sociales son el principal costo en la estructura de gran parte de las pymes y el desafío es trasladar el costo de las paritarias al precio del producto sin perder volumen de ventas. Muy difícil.

Conclusión

Como cierre podemos ver como los desarreglos macroeconómicos del país tienen un impacto altísimo en la estructura de negocios de las pymes. Habitualmente son estructuras de negocios más débiles que el resto de las empresas y están más expuestas a los vaivenes de un contexto con altos niveles de complejidad.

Si bien es cierto que representantes del gobierno electo han manifestado su voluntad de promover beneficios para las pymes, recomendamos a sus titulares estar atentos a las medidas que se tomen porque, como describimos, cada opción que se elija tendrá un impacto distinto en sus estructuras de negocios.

(*) Socio de MCL Consultores

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar