La industria del calzado anhela volver a pisar fuerte

El contexto, con menores importaciones, dio esperanza en el sector de recuperar mercado local. Algunos ya diseñan estrategias para vender al exterior, una vez que el mundo salga de su parate por el coronavirus.

La industria del calzado anhela volver a pisar fuerte

La industria del calzado arrancó el año pisando fuerte. Se realizó Efica, uno de los eventos anuales más importantes del sector, organizado por la Cámara de la Industria del Calzado (CIC), con una concurrencia de 7000 personas, 25% más que el año anterior, y ese espacio de intercambio arrojó algunos datos alentadores. A la espera de que la coyuntura local y global, momentáneamente dominada por el parate económico que produjo la expansión del coronavirus, se normalice, el sector planea volver a levantarse.

El 70% del consumo nacional de calzado está cubierto con producción local y un 30% se abastece con productos importados. Este panorama en el plano local planea convertirse en una oportunidad de crecimiento hacia el exterior. El evento sumó un espacio destacado para los fabricantes de alta gama, donde expusieron 30 empresas que realizan calzados de calidad de exportación.

La industria del calzado abarca 1300 fábricas nacionales, casi todas ellas pymes, que ocupan a más de 59.000 personas, directa o indirectamente. Si bien los últimos tres años el sector registró una caída en la producción de 35 millones de pares, la tendencia a recibir menores importaciones hizo que el calzado nacional empiece a ganar más espacio a nivel local, y a tomar acciones estratégicas para salir a conquistar antiguos espacios en el exterior.

Fernando De Vito, presidente de la CIC, explica que, si bien el nuevo ciclo los encuentra con indicadores microeconómicos en baja, es optimista: "A medida que recuperemos el mercado interno, esto será el puntapié para incrementar las exportaciones", detalla. Además, apunta al tema de la capacitación como estrategia.

Pymes que dinamizan

En el calzado son las pymes las que en los últimos años encontraron un modelo de crecimiento que les permitió ganar mercado, a pesar del contexto adverso. En sus historias todas las empresas tienen algo en común: el uso de la tecnología como principal aliada, y las redes y tiendas online como eslabones de sus estrategias de ventas.

Francisco Royo, uno de los dos socios de C'est Fini, explica que "hay mucha incertidumbre, no sabemos que va a pasar con el consumo, pero haremos foco en hacer crecer el canal online". La tienda online la inauguraron hace tres años y es un pilar fundamental de la empresa, que vendió 19.000 pares de zapatos en 2019 y proyecta igualar el número este año..

Desde C'est Fini la estrategia está focalizada en invertir en publicidad online, mejorar las estrategias de comunicación y realizar análisis de datos continuos sobre los resultados para darme mejor dinámica a las campañas de marketing.

Las redes sociales generan el 25% de las ventas de la empresa, que espera ganar terrero en el exterior. "Estamos trabajando con la ayuda de la Fundación Inversión y Comercio, buscamos información y estamos analizando al mercado potencial para definir un posicionamiento de precios y estrategias comerciales para el desarrollo de la marca y primeros clientes en el exterior", explica Royo.

Heyas nació en 2009 y fue probando distintas modalidades: primero, como fabricante, vendiendo solo en locales multimarca, y luego sumando sus propios comercios al público. "Nuestro plan tiene como foco seguir consolidando el valor de la marca como un intangible que nos permite seguir posicionando cada vez mejor nuestros puntos de venta, y también ganar presencia en los multimarca", explica Daniel Debole, gerente de la empresa. Además, en Heyas el e-commerce es el canal de mayor desarrollo y crecimiento en los últimos años, porque los acerca al público final.

Las exportaciones, que se destinaron a Paraguay y Chile, representan para la empresa solo el 2% de los 80.000 pares que produjo en 2019.

Los especialistas coinciden en que, en la medida que las empresas recuperen mercado interno, estarán mejor paradas para poder enfrentar los esfuerzos que requiere un modelo de negocio de exportación. "Tenemos una tarea difícil por delante y volver a crecer no se logra de un día para el otro, pero estamos confiados que podremos hacerlo", explica De Vito, quien además de presidir la cámara es propietario de la marca de calzados Ferli. Productividad, innovación y estrategia comercial parecen ser los ejes.

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar