Cómo lograr que tu pyme sea la más productiva

El atraso tecnológico cuesta dinero y quita competitividad. En el sector industrial, solo un tercio de las empresas pequeñas y medianas realiza actividades de innovación. Las que se preocupan por estar en la frontera del conocimiento, las más productivas.

De acuerdo al último Informe Especial “Investigación, Desarrollo e Innovación entre las Pymes Industriales” de Fundación Observatorio Pyme (FOP), en 2016, solo 18% de las compañías realizó actividades de Investigación, Desarrollo e Innovación (I+D+i).

De acuerdo al último Informe Especial “Investigación, Desarrollo e Innovación entre las Pymes Industriales” de Fundación Observatorio Pyme (FOP), en 2016, solo 18% de las compañías realizó actividades de Investigación, Desarrollo e Innovación (I+D+i).

Innovar o no innovar no es una cuestión. La necesidad de ser cada vez más competitivos, optimizar los procesos internos y crear continuamente más valor para los clientes hacen que la actualización informática sea una obligación para los empresarios pyme. Sin embargo, la mayoría de ellos debe lidiar con problemas coyunturales y no logra observar que, en términos más amplios, el ecosistema en el que desarrolla su negocio está cambiando de forma radical, y para siempre.

De acuerdo con datos del último Informe Especial “Investigación, Desarrollo e Innovación entre las Pymes Industriales” de Fundación Observatorio Pyme (FOP), en 2016, solo 18% de las compañías realizó actividades de Investigación, Desarrollo e Innovación (I+D+i). Y apenas 22% innovó en tareas vinculadas a la adquisición de maquinaria, hardware y software.

El informe, realizado sobre la base de 1.000 encuestas a pymes -con entre 10 y 200 empleados-, agrega que son las empresas de mediana dimensión (51 a 200 ocupados) las que más actividades de I+D+I realizan en relación a las pequeñas (10 a 50 ocupados), a pesar de que la brecha tecnológica no es hoy tan amplia como lo era hace una década.

Déficit de actitud

En efecto, muchos de los empresarios pyme creen que el principal problema de acceso a la renovación de tecnología está en el costo. Sin embargo, eso ha cambiado estructuralmente. “Hace un tiempo, hablar de dificultades de las pymes para adaptarse y aprovechar las tecnologías era un clásico. Pero, en estos días, el acceso a las tecnologías ya no es un limitante. Un grupo de jóvenes inspirados sentados en un café con wi-fi tienen acceso a la misma tecnología que cualquiera de las empresas en el ránking Forbes 500”, afirma Horacio Cuervo, ejecutivo de Desarrollo del Ecosistema Tecnológico de IBM Argentina.

Es que el acceso a Internet, los dispositivos móviles, la conectividad constante y “la nube” permiten a una pyme acceder a herramientas de gestión, planificación, producción y logísticas tan potentes como las usadas por las grandes empresas. “Hasta hace unos años, esto requería grandes inversiones. Ahora todo esto está mayormente disponible como servicios en ‘la nube’ y en una modalidad de pago por uso y ya no de ‘pago por las dudas’”, diferencia Cuervo.

Candelaria Milano Molina, directora de Innovación en Marketing de Oracle, también pone el foco en los empresarios pyme. Y considera que el principal déficit que tienen en cuanto a tecnología es que piensan su estrategia desde el negocio, resolviendo primero las cuestiones más inmediatas y dejando la tecnología aplicada en segundo plano a la hora de elegir dinámicas de trabajo. “Su visión suele ser más local en un inicio, para ampliarla a medida que se abren nuevas oportunidades. Por este motivo, a la hora de salir a un mercado más amplio, se encuentran con barreras en la organización, además de encontrar sistemas más avanzados en las grandes empresas con las que se disponen a competir”, advierte.

Candelaria Milano Molina, de Oracle.

Pero, cuando estos empresarios se deciden a innovar y a renovar su tecnología, ¿cómo lo hacen? De acuerdo al informe de FOP, no de la manera más eficiente. Por ejemplo, actualmente, en 80% de las pymes industriales que realizan actividades de innovación, las mismas están lideradas y ejecutadas por sus propios dueños, y solo en 30% de los casos interviene un especialista o consultor externo. 

“La mayor profesionalización y difusión de la gestión de innovación en las pymes requeriría un mayor involucramiento de profesionales externos a la firma, justamente porque la escasez de recursos no es compatible con incorporaciones a tiempo pleno e indeterminado de profesionales de la innovación”, menciona el director Ejecutivo de FOP, Vicente Donato.

Producción en la nube

“Es vital para los tiempos del nuevo trabajo que la tecnología esté presente en todos los ámbitos de las empresas. Hoy, el desafío no solo es la conectividad, sino también la eficiencia. Y la tecnología es un socio estratégico para la mejora de los estándares”, resume Maximiliano Gonzalez Kunz, presidente y CEO de Grupo Núcleo, una empresa que se especializa en la fabricación y comercialización de productos, insumos y accesorios tecnológicos.

Del mismo modo, Milano Molina, de Oracle, afirma: “Seguir la evolución de los sistemas ayuda a cualquier compañía a mantenerse en el camino competitivo sin importar su tamaño o rubro”.Su empresa ofrece soluciones integrales que se pueden encontrar en “la nube”. Es decir, cualquier empresa, sin importar el tamaño, puede actualizarse al momento, además de contar con una visión integral del negocio. “Esto la hace más dinámica para el usuario y permite un entrecruzamiento de datos más sencillo para la toma de decisiones que es clave para las pymes, porque reduce el tiempo de trabajo y, con ello, el costo final de sus productos, lo que las hace más competitivas en el mercado”, destaca la especialista.  

Vicente Donato, de FOP.

Lo cierto es que la realidad -y actualidad- del negocio de las pymes las obliga a innovar y utilizar tecnologías para desarrollar ventajas competitivas. Una forma de hacerlo es crear valor para sus clientes a través de nuevas y mejores experiencias con sus productos o servicios. Otra es optimizar los procesos internos para mejorar la ecuación financiera y económica de la empresa. 

“Tecnologías como la computación en la nube, comunicaciones móviles, redes sociales, analítica y Big Data permiten a las pymes hacer más con menos, llegar a nuevos mercados y concentrarse en la creatividad e invención en lugar de la tecnología”, enumera Cuervo, de IBM. Y agrega que la actualización tecnológica no solo garantiza estar a la vanguardia, sino también estar protegidos frente a ataques y pérdidas de información que puede ser muy importante para la continuidad del negocio.

Roles interactivos

Precisamente, según IBM ha estudiado en los últimos años, están surgiendo nuevas economías que obligan a las industrias, y a sus participantes, a reinventarse. Antes, las empresas participaban de una única cadena de valor proveedor-empresa-cliente, pero hoy interactúan en una economía de ecosistemas donde los actores rotan por distintos roles según la circunstancia, como cliente, socio, aliado o proveedor. “En estos ecosistemas, la creación de valor viene dada por la colaboración, la interconexión y la comunicación. Las experiencias relevantes no solo deben impactar al consumidor, sino a todos los actores, hasta los empleados de la empresa”,  complementa Cuervo.

Según el especialista, esa reinvención digital debe estar pensada en tres frentes: la generación de nuevos focos de negocio; la creación de nuevas experiencias construidas a través de una cultura de apertura, innovación y colaboración; y la búsqueda de nuevas formas de hacer las cosas. “En cada uno de estos frentes existen distintas tecnologías y estados de avance tecnológicos que pueden ayudar a las pymes a transformarse y reinventarse hacia un futuro digital”, repasa el ejecutivo de IBM.

Maximiliano Gonzalez Kunz, de Grupo Núcleo.

¿Cuál sería, entonces, la recomendación para una pyme que busca hacer una reconversión tecnológica informática? “Ante todo, que analice cuál es el camino crítico de sus clientes, y vea si hoy está respondiendo a tiempo y en forma a cada una de sus necesidades, teniendo en cuenta que estos esperan que las organizaciones reaccionen de inmediato”, aconseja la directora de Innovación en Marketing de Oracle. 

Sobre la base de ese análisis, Milano Molina indica que se debe tener en claro cuáles son los procesos que la pyme realiza en forma cotidiana, y cuáles serán los que pueda necesitar llevar a cabo en el futuro, para luego buscar las herramientas que más se adapten a su mapa de necesidades. “Para esto, se debe involucrar a todos los niveles del proceso productivo y dialogar con ellos para saber cuáles son las demandas específicas de cada sector. En este paso se puede, incluso, repensar las estructuras corporativas para sacar el mayor provecho de los recursos disponibles. Y, por último, estar dispuestos a romper la barrera de la innovación para ir un paso delante de la competencia”, anima.

Soluciones

De las herramientas informáticas que han aparecido en el mercado, los expertos coindicen en que lo que más ha beneficiado a las pymes es la disponibilidad de grandes sistemas y actualizaciones en “la nube”.

“Gracias a esto, no hace falta la actualización presencial para una reconversión tecnológica. Con este beneficio, además de estar al día en los sistemas en el momento en que salen al mercado, las compañías pueden acceder a una oferta de soluciones idéntica a la que usan grandes empresas con un costo mucho menor; lo que las vuelve competitivas en cualquier rubro”, destaca Milano Molina.
Oracle ha desarrollado soluciones que incluyen desde el ERP (Planificación de Recursos Empresariales), que es la base de la información y gestión de cualquier organización, hasta soluciones de cara al cliente, empleados y proveedores. 

En 2016, apenas el 22% de las empresas innovó en tareas vinculadas a la adquisición de maquinaria, hardware y software.

Desde IBM, también destacan que la computación en “la nube” es la forma de acceder a la tecnología de manera más sencilla y eficiente. La empresa desarrolló IBM Watson. Se trata de computación cognitiva, es decir, un conjunto de funciones basadas en tecnologías de Inteligencia Artificial, como aprendizaje de máquinas, razonamiento, herramientas de decisión, de lenguaje, de expresión y de visión, entre otras. Integradas, estas capacidades están diseñadas para resolver una amplia gama de problemas prácticos como impulsar la productividad o facilitar nuevos descubrimientos en muchas industrias. 

“Este impulso que proporciona la computación cognitiva se deriva de la posibilidad de acceder a esta tecnología a través de ‘la nube’, pasando a ser un acelerador de las empresas argentinas. Puede ser el programa de Recursos Humanos enriquecido con funcionalidad cognitiva para búsqueda de personal, o el software de marketing que se amplíe para analizar la personalidad de los clientes”, ejemplifica Cuervo. 

Además, la oferta IBM Cloud pone a disposición de las pymes una gama de servicios de infraestructura específica que incluye bare metal (infraestructura física), servidores virtuales, servicios de seguridad y de conexión. Estos pueden ser consumidos a demanda y permiten a los clientes crear sus desarrollos en “la nube” de manera pública, privada o híbrida. 

Las actividades de innovación de las pymes industriales están en el 80% de los casos lideradas y ejecutadas por sus propios dueños. Apenas en el 30% de los casos interviene un especialista o consultor externo.

I+D en las industrias

Un 32% realiza alguna actividad de innovación que comprende tanto los gastos en innovación y desarrollo, como la adquisición de maquinaria, hardware y software, transferencia de tecnología y actividades de ingeniería y diseño industrial, capacitación y consultoría.
En más de la mitad de las empresas que realiza alguna actividad de innovación, se hace con un equipo interno que ocupa cinco personas, lo que representa 17.000 empleos, el 2% del total de los ocupados en estas industrias. 

Las pymes industriales innovadoras incurren en un 4% de sus ventas como gasto en I+D+i.
Las firmas más innovadoras son aquellas que operan en sectores de actividad más dinámicos (Sustancias y Productos Químicos, y Aparatos Eléctricos, Electrónicos e Instru-mentos de Precisión), con mayor proporción de empresas exportadoras, relativamente más productivas y con niveles de desarrollo organizativo interno (profesionalización de la gestión) más elevados. 
Fuente: Fundación Observatorio Pyme.

Comentarios2
Juan Armendaris Conforte
Juan Armendaris Conforte 23/07/2017 07:23:17

Es una nota de hace 10 años. Hoy el desafio es la 4ta Revolucion Industrial. Ademas no se menciona que si la pyme no supera la crisis de ventas y rentabilidad no puede pensar en innovar

Guille Benso
Guille Benso 22/07/2017 09:04:53

sino tenes capacidad de compra en los asalariados..no podes pensar ningun tipo de innovacion en las pYMES,..ASI DE SENCILLITO..el que quiera debatir lo ahre con todo gusto..