Franquicias: proyecciones de un sistema de cara al año electoral

Cervecerías artesanales, hamburgueserías, dietéticas  y venta de alimentos orgánicos, los rubros que explotaron recientemente. Que esperar para 2019.

"LA FRANQUICIA NO GARANTIZA EL ÉXITO, PERO MINIMIZA LOS RIESGOS DE OPERACIÓN."

Con una economía en recesión, 2018 es el año de las franquicias low cost y el segmento gastronómico. Así, con el peso argentino como la segunda moneda más devaluada de los países emergentes, según el ranking Bloomberg, el franchising se afianza como el modelo de negocios por excelencia con la economía de escalas como principal atractivo.

"Es un momento para invertir en franquicias: en períodos económicos florecientes suele haber menos oportunidades y es más caro el ingreso. En un período de crisis siempre aparece alguna oportunidad", analiza Mario Comi, gerente General de Francorp, empresa especializada en el desarrollo de franquicias.

Carlos Canudas, director General de la consultora de franchising que lleva su nombre, explica: "La franquicia no garantiza el éxito, pero minimiza los riesgos de operación". Y agrega: "Un negocio independiente muere un 80% antes del primer año y los índices de mortandad de la franquicia son del 10 o 12% al cabo de cinco años".

"Las empresas eligen este sistema porque les permite afrontar mejor la situación económica del país frente a los negocios independientes", comenta Roberto Marcelo Russo, director de la Guía Argentina de Franquicias (GAF).

En este contexto, datos de la GAF 2018-2019 y la última investigación de "Franquicias en el Mundo", realizado por el estudio Canudas, establecen que el sector registra 209.000 empleos, 34.000 puntos de ventas (PDV), 15.402 locales y un mercado total de 1.000 marcas y 30.000 franquiciados.

Además, la guía establece que la facturación del sector representa el 22% de las ventas minoristas, que equivalen a dos puntos del PBI nacional. El país es el mayor exportador de franquicias de la región, con 179 marcas distribuidas en 62 países, totalizando 1750 puntos de venta. Los principales destinos son latinoamericanos con mayor presencia en Paraguay y Uruguay. El 45% de las franquicias exportadas pertenecen al rubro indumentaria, 23% a gastronomía y el restante 13% son negocios especializados.

Argentina es el mayor exportador de franquicias de la región, con 179 marcas

A nivel local, el rubro gastronómico representa el 38% del mercado de franquicias con un fuerte auge de cervecerías artesanales y hamburgueserías gourmet; afianzándose además el negocio de las dietéticas y la venta de alimentos orgánicos. También en ascenso está el mercado de servicios una opción de menor costo de inversión (aunque posteriormente si requiera mayor recurso humano) expandiéndose, por ejemplo, los comercios de uñas, depilación definitiva y aplicación de pestañas.

Otra práctica que llegó de la mano de la crisis económica es el refranchising. Esta modalidad, que a nivel mundial está siendo adoptada por numerosas marcas cómo Mc Donalds, Coca-Cola y Wendys, implica que la empresa venda sus propios locales en formato de franquicia.

En su segunda edición, además, la guía que analizó la oferta de 212 empresas lo que representa un 21,2% del mercado estableció el top ten de franquicias, liderado por Rapipago (4000 locales), Lave Rap (1447) y Grido (1404). Atrás aparecen supermercados Día (608), Sei Tu Gelato (330), Colorshop (255), Arlequin Helados (252), Bonafide (220), Subway (190) y Grandiet (169).

Rapipago (4000 locales), Lave Rap (1447) y Grido (1404) encabeza el ranking de franquicias. Día (608), Sei Tu Gelato (330), Colorshop (255), Arlequin Helados (252), Bonafide (220), Subway (190) y Grandiet (169) completan el top ten.

Las proyecciones para el próximo año prevén crecimiento. Al respecto, Russo señala que viene siendo sostenido: "Esperamos un crecimiento de alrededor del 10% en el aumento de marcas y un 7% en el otorgamiento de nuevas franquicias".

Comi asegura: "El crecimiento del sector va a ser mayor al crecimiento de la economía general. No me imagino un crecimiento menor al 3% o 5%".

"No hay industria que crezca más que la franquicia" aporta Canudas. "De acuerdo a la cantidad de presupuestos que nos solicitaron en la primera mitad de año, el estudio superó las expectativas. En 2019 vamos a crecer 2 dígitos", comenta.

A nivel nacional, la profesionalización de este modelo incluyó la formación de la Asociación de Marcas y Franquicias Argentinas (AAMF) en 2009, tras la fusión de la Asociación Argentina de Franquicias y la Cámara de Grandes Marcas. La AAMF fue uno de los impulsores de la ley de franquicias.

Vigente desde 2016, la legislación convirtió a la Argentina en el tercer país latinoamericano en tener un marco legal, después de México y Brasil. La norma, incluida en el Código Civil y Comercial, establece, entre otras cosas, que las empresas que decidan explorar el sistema deberán primero acreditar los resultados de al menos dos años de ejercicio de unidades similares a la ofrecida. Ninguna empresa puede salir a vender franquicias y probar la respuesta del mercado en sus franquiciados, sino que vende un sistema probado.

Según Comi, el marco legal impulsó el sistema, con más empresas sumándose a la modalidad porque tienen "reglas más claras". Canudas añade: "Esto permitió respaldar la transparencia del sistema y poner una serie de derechos y obligaciones para franquiciar".

El podio de franquicias lo integran Rapipago, Laverap y Grido.

Año electoral

Consultado sobre si las elecciones influirán el mercado del franchising, Canudas, también presidente de Front Consulting International, la red Iberoamericana de consultores en franquicias, aseguró que al menos en la primera mitad del año el impacto será positivo: "En años electorales la economía se reactiva en función de que gane el gobierno de turno. Después, si llega a haber algún tipo de duda o pelea entre los distintos partidos políticos se vuelva a parar un poco, como está pasando ahora por un tema de incertidumbre. Alta volatilidad lleva a que la gente no tome ningún tipo de decisión".

Por su parte, Comi considera que, en términos generales, las elecciones no impactan en el sistema, aunque señala: "Lo que puede pasar es que haya meses de relativa incertidumbre, que se traduce en un periodo de quietud".

Tendencias

Especialistas coinciden que las vedettes 2018 permanecerán en auge el próximo año, aunque pronostican una depuración de ciertos conceptos saturados, como el de la cervecería artesanal. Dentro de los sectores en baja, el de indumentaria seguirá perdiendo participación, incapaz de hacerle frente a los precios extranjeros.

Seguirá creciendo, además, el rol de los millennials. Canudas analiza que la edad de los inversores bajó abruptamente, consecuencias de las cervecerías y las hamburgueserías gourmet. "El millennial lo primero que busca es que le guste el negocio, en segundo lugar está el tema del costo. Antes, el negocio de las franquicias era manejado por una sola persona y ahora vienen de a tres para poder juntar el capital", afirma. Y agrega: "Los emprendedores incluyen franquiciar en su modelo de negocios, lo ven como un elemento de capitalización importante".

Comi comparte que esta generación prioriza el concepto por sobre el costo de inversión y añade que "no considera un valor en sí mismo la pertenencia a una organización, sino que prioriza dedicar su tiempo a algo propio". Por eso, el economista cree que, a pesar de la coyuntura, las nuevas generaciones van a seguir impulsando el franchising.

Respecto al desembarco de marcas internacionales, el proceso está siendo "más lento de lo que se preveía". Y añade: "Los problemas que ha habido tanto a nivel nacional como internacional hacen que este tipo de decisiones se dilaten. No creo que sea un crecimiento explosivo".

Durante la 24° Exposición Internacional de Franquicias, Licencias, Emprendimientos y Negocios que se realizó a principios de agosto en La Rural, se presentaron marcas internacionales como Quiznos (sándwiches), Smash Burger (hamburguesas) o la venezolana Salvador Hairdressing, que buscan establecerse en el país. Actualmente, en la Argentina, el 92% de las franquicias son de origen nacional con el restante porcentaje perteneciendo a Brasil, España y Estados Unidos.

Por otra parte, y de acuerdo a los pronósticos de Canudas, la exportación de franquicias argentinas va a ser vegetativo porque "los costos argentinos están muy altos. Ahora con esta devaluación entiendo que se va a modificar un poquito y con el dólar un poco más alto, nuestros costos se van a abaratar en materia de dólar y entonces podremos llegar afuera".

Aún frente al estancamiento que vive el consumo, el panorama para el franchising parece alentador, con un modelo que sigue creciendo a nivel nacional y que para el próximo año proyecta defenderse de la crisis.

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar