Financiar a las pymes: una necesidad y un desafío para 2021

El análisis del sector en un evento organizado por Garantizar. Participó el secretario Pyme, Guillermo Merediz

Llega diciembre y empiezan los balances y las proyecciones y el sector Pymes hizo lo suyo. Mirar 2020 deja un sabor a montaña rusa, ya que todas las patas de la economía se vieron golpeadas ante el parate que generó la pandemia. La aparición de vacunas contra el coronavirus da algo de aire para proyectar un 2021 de recuperación. 

Pero si algo tienen en común el año que termina y el año que comienza es la necesidad de financiamiento para el sector Pyme. En 2020 las pequeñas y medianas empresas necesitaron de ayuda financiera para reamarse ante el trabajo remoto, como así también reforzar su logística a la hora de vender puerta a puerta. 

Lo que pasó y lo que va a venir en el sector fue analizado en el evento online "Perspectivas 2021" organizado por Garantizar, en el que empresarios, funcionarios y especialistas del sector analizaron lo que traerá la "nueva normalidad".

"Este año tuvimos una crisis inédita a nivel mundial durante la que tuvimos que lanzar un paquete de medidas para preservar la producción y a las pymes en particular y así trabajamos con más de 338 mil empresas", resumió Guillermo Merediz, secretario de la Pequeña y Mediana Empresa y de los Emprendedores.

Precisó que se trabajó "muy fuerte en cuanto a política de financiamiento, ya que las tasas de interés para una Pyme se encontraba en niveles 80% a 100%". Por ello se sumó la línea del 24% a partir de la regulación del BCRA y más de 100 mil Pymes recibieron créditos para poder superar la tormenta. Si bien planteó que el país muestra una reactivación productiva, advirtió que la misma es "muy heterogénea". "Es difícil para una Pyme acceder a financiamiento en general y mucho más financiamiento productivo", admitió.

Vicente Donato, director del Observatorio Pyme, reveló que en el mapa local: "Conviven dos grandes grupos de empresas con similar dimensión de un 40%, dos grupos polares, dinámicos, constituidos por el agro, ganadero y de servicios muy activos y que tienen pocos empleados, son empresas más grandes del promedio y que vieron aumentar su facturación. El otro 40% corresponde a empresas micro del sector construcción, comercio y manufacturas".

De cara a 2021 planteó la necesidad de diseñar una política fiscal que no sea uniforme en un país que no es uniforme: "Los costos fiscales de contratar personal son iguales en una multinacional que en una micro empresa de Formosa. El gran desafío es formalizar este número enorme de personas por una cuestión de civilización y reactivación productiva".

Rosana Montarcé, gerenta de Mercado de Capitales de Garantizar, se mostró "optimista" para 2021. Remarcó que desde la SGR se pusieron en marcha "productos dolarizados que buscaron dar una respuesta a las Pymes que necesitan financiamiento en dólares".

"Estas propuestas apuntalan el crecimiento y capital de trabajo en un año en el que se juntaron varias cuestiones y la necesidad de financiamiento en moneda extranjera y marcado por los cambios tecnológicos", apuntó. Y agregó: "Una de las grandes posibilidades de financiamiento para empresas exportadoras es que las Pymes puedan financiarse en mercado de capitales". 

Para 2021 esperan poder acercar a cada vez más empresas a financiarse por esta vía: "Como SGR los acompañamos en todo el proceso, desde el acercamiento a la CNV para obtener su oferta publica. Tenemos en carpeta varias empresas y ya son cinco las que están preparando su realidad y su emisión en 2021 dentro del primer trimestre".

También pronosticó que el Echeq, que fue "estrella en este año" seguirá creciendo. "Es un instrumento seguro y efectivo que llegó para quedarse", señaló.

Tags relacionados
Noticias del día
Finanzas y Mercados

En marzo subió el déficit primario, pero bajó el financiero

En marzo subió el déficit primario, pero bajó el financiero
El déficit primario tuvo un aumento interanual del 78,1% nominal y del 26,2% en términos reales. El financiero, que incluye el pago de servicios de la deuda, registró una suba del 32,2% a valores corrientes pero una baja del 6,3% si se descuenta la inflación. Son datos de la Oficina de Presupuesto del Congreso.

Compartí tus comentarios