"Las empresas familiares tienen una gran oportunidad para internacionalizarse"

Santiago Dodero comparte tips para un recambio generacional exitoso y analiza las oportunidades que dejará la pandemia

Empresas familiares: retos y oportunidades en medio de la crisis

Cofundador de ADEN Business School y consultor internacional, Santiago Dodero es autor de libros como Método EFE (El Ateneo, 2019) y El secreto para resolver conflictos en la empresa familiar (2014), entre otros. En un mano a mano, analiza el complejo presente de las compañías familiares en la Argentina y los retos -y oportunidades- que depara la pandemia de coronavirus.

¿Cuáles son los problemas más recurrentes entre las empresas familiares argentinas? 

En líneas generales, diría que la informalidad en el gobierno de sus empresas. Lo que quiero decir es: funciones a cargo de familiares en las que no están claros los objetivos ni sus responsabilidades; las dificultades que tienen para tratar los pobres desempeños de los familiares porque lo consideran como un ataque personal y generan mayores conflictos; se designan a familiares para puestos que no cuentan con las suficientes competencias, porque no se evalúa si los familiares las tienen. Las decisiones se suelen tomar más por intuición que por información a tiempo y confiable. Se opina sin información, lo que supone un nivel de riesgo mayor en las decisiones. También: falta de disciplina para analizar los informes financieros o por preocuparse por comprenderlos mejorlas pujas de poder, especialmente, a partir de la segunda generación; el no saber complementarse las competencias de padres con hijos; y no se tienen criterios ni políticas establecidas sobre cómo resolver conflictos entre los socios familiares. 

¿Qué acciones deberían tener en cuenta estas empresas para salir fortalecidas de la pandemia? 

No me caben dudas de que la sensación de pánico que ha generado esta pandemia en la sociedad dejará consecuencias muy marcadas en los hábitos de vida. Esto impulsará el desarrollo de nuevos negocios relacionados con la prevención de contagios de enfermedades. Se buscará evitar las aglomeraciones de gente, sea en supermercados, centros comerciales, espectáculos públicos, escuelas, universidades, transporte público; esto hará que explote el e-commerce y el e-learning. Todo esto dará lugar al desarrollo de nuevas categorías de productos y servicios que solo la creatividad innovadora y comercial podrá encontrar, y los emprendedores implementar. Habrá grandes oportunidades para que lleven a cabo miembros de la generación joven para aportar valor a la empresa familiar. 

¿Qué enseñanzas podrán rescatar las pymes familiares sobre esta situación? 

 

Por poner un caso de un sector de los más castigados por esta crisis como es el del turismo, vemos cómo han reinventado su modelo de negocios, me refiero a la plataforma www.greecefromhome.com, que está convencida que la economía se encamina al mundo digital a través de la realidad virtual. Lo que están haciendo es mostrar la experiencia de visitar y conocer un país, en este caso Grecia, seleccionado los temas que más le atrae conocer al turista extranjero. De esta manera, sin salir de la casa tratan de mostrar una experiencia similar a la presencial

Aquí es donde las empresas familiares tienen la gran oportunidad para internacionalizarse; más fácil que hacerlo de la manera tradicional, ya que fuera de su ámbito de influencia son desconocidas. 

Es la oportunidad para los líderes familiares aprendan a trabajar en equipo con sus hijos, con las generaciones millennials y centennials, les será muy enriquecedor para todos, donde unos aprenden de los otros y todos tras un objetivo común. Además, será una oportunidad única para que los líderes empresarios conozcan el potencial de sus hijos para evaluarlos como futuros sucesores. 

¿Cuál es índice de mortalidad de empresas familiares?  

Las tasas de mortalidad que recogemos de Europa y en los Estados Unidos nos indican que el 70% de las empresas familiares no superan a la segunda generación. La causa principal, ya reconocido en el mundo académico y de consultoría, son los conflictos. La cultura familiar en la Argentina todavía muestra un fuerte vínculo entre sus miembros, lo que hace que cuando surgen conflictos en la empresa entre sus miembros se elija no decir ni hacer nada por temor a que se lo tome mal. En realidad, no se sabe cómo abordar esos conflictos con altas probabilidades de éxito. Por esta razón me decidí a escribir el libro El Secreto para resolver conflictos en la empresa familiar, presentando herramientas y criterios para resolver conflictos en los que se mezclan los temas emocionales con los racionales. 

¿Cuáles son las cualidades que distinguen a una empresa familiar exitosa, sobre todo si es pyme? 

Es una excelente pregunta porque, lamentablemente, las empresas familiares tienen mala imagen en el ámbito profesional y empresario, cuando en realidad brinda oportunidades de trabajar con los fundadores que, cuando son exitosos, se aprende mucho de ellos, y da enormes posibilidades de crecimiento profesional. 

¿Cómo se puede preparar el recambio generacional? 

 

El recambio generacional debe comenzar por la formación de los hijos en los valores, y esto comienza desde que nacen. Luego, saber inculcar el amor por la empresa desde niños, porque de esa manera van aprendiendo como por ósmosis, la cultura de la organización y los factores claves de éxito de los negocios. A esto hay que acompañarlo por una formación profesional no solo académica sino también de experiencias externas antes de ingresar a la empresa de su familia. 

¿Cómo sigue su año laboral? 

Afortunadamente, mi trabajo de consultoría lo estoy disfrutando mucho haciéndolo desde mi casa a través de videoconferencias, ya que los clientes no han tenido más remedio que acomodarse a esta nueva forma de comunicación y de trabajo. De esta manera, me evito muchos viajes, especialmente al exterior. 

Respecto a escribir un nuevo libro, esto lo acabo de concretar con el libro El Método EFE, publicado en noviembre del 2019 por El Ateneo. Es esta obra explico cómo superar las sucesivas crisis propias de cada etapa del ciclo de vida de la empresa familiar desde una perspectiva multidisciplinaria, que es la forma de abordar la problemática para encontrarle soluciones a medida para cada caso.