El fast-food se sirve con estilo gourmet

El rubro gastronómico apuesta, cada vez más, a las cervecerías artesanales que ofrecen una amplia propuesta de hamburguesas. Quiénes son los emprendedores detrás de la movida. 

Cervezas artesanales: un fenómeno en crecimiento.

Cervezas artesanales: un fenómeno en crecimiento.

La cerveza artesanal representa el 2% del mercado total y, aunque parece una cifra baja, el potencial del negocio sube y cada vez hay más apuestas gastronómicas que eligen servir una pinta y una hamburguesa, una tendencia que supo instalar la marplatense Antares. 

1516 cervecería

Una casa con un gran patio al frente fue el espacio perfecto para remodelar y convertirla en la nueva gran apuesta de Palermo. “El espacio al aire libre es clave porque la gente de la ciudad evita estar encerrada”, cuenta Juani Echayre, uno de los socios que recuerda que la idea surgió en Cariló en 2014 y se convirtió en realidad al verano siguiente.

En 2016 abrió sus puertas 1516 cervecería, que apostó por diferenciarse en las hamburguesas. “Nuestra cocción es a la parrilla, son más criollas y, además, brindamos servicio de mesa, algo que no está en auge en muchos locales similares”, destaca. El local se encuentra en una cuadra poco transitada, detrás de un enrejado. Sus dueños fueron consientes de que era una jugada osada, pero con las redes sociales, apostaron al marketing online. "El movimiento lo generamos nosotros", aclara Echayre.

Con una inversión inicial de u$s 400.000, compraron materiales de construcción y un lote de mesas de pinotea en un remate gastronómico. “Abrimos hace cinco meses y aún estamos recuperando el dinero, proyectamos el total en tres años”, señala, y detalla que en el primer mes facturaron cerca de $ 2 millones.

Como todo negocio, los primeros días surgen imprevistos. “El gran poder de convocatoria que tuvo el negocio nos generó contratiempos que no habíamos tenido en cuenta. Recibíamos el triple de clientes que esperábamos y esto nos hizo tener que modificar la cantidad de empleados, emprolijar la gastronomía y comprar una nueva cámara frigorífica para poder acopiar más cerveza”.

On tap

“20 canillas de las mejores cervecerías locales”, lee en su página web sobre los seis locales de On Tap. Sus tres dueños destacan: “La cerveza con una hamburguesa es una combinación ganadora en todo el mundo y no queríamos que Buenos Aires fuera la excepción”. Con uno de los locales en el barrio de Colegiales, este mundo cervecero creció con vistas de expandirse a Sudamérica y Europa.

“Fueron varios encuentros entre nosotros tres hasta que nos decidimos a hacerlo. Entrar a On Tap es viajar a un lugar nuevo”, reconocen Amancio Alcorta, Marcelo Terrén y Leonardo Silva, quienes decidieron apostar a la visión sustentable, una estructura reducida y el reciclaje. “Tuvimos una inversión baja y la pudimos recuperar rápido. Sabíamos que el fuerte era la cerveza y, por eso, decidimos trabajar codo a codo con los cerveceros para que mejoren su producción. Nuestra apuesta fue mejorar la infraestructura de nuestros proveedores”, aclaran los socios.

Dellepiane

Con un estilo “a la antigua” por fuera y una gran pizarra con los diferentes tipos de hamburguesas que se pueden degustar por dentro, Dellepiane da la bienvenida a sus clientes desde 2014. “Empezamos con menos de u$s 15.000, que los utilizamos para hacer una cocina nueva y, en menos de un año, ya estábamos comprando equipos más grandes”, explica Tomás Agostino, dueño de este bar ubicado en un pintoresco pasaje en la zona de Tribunales.

“Más que una inversión, para nosotros fue el tiempo lo que más costó porque el negocio comenzó a moverse recién a los ocho meses de abrir”, detalla, y aclara que lo primero que compró fue la plancha de hierro y una freidora chic. Hoy, el negocio, que comenzó con unos pocos elementos, se expande al estado de Arizona en los Estados Unidos con el mismo concepto, pero presentado las empanadas como tapeo.

“Tenemos un centro donde ahí podemos producir y abastecer a nuestro bar”, recuerda Agostino, quien destaca que el boca a boca y las redes sociales ayudaron a la difusión. ¿La clave? Comenzaron con una chopera con dos bocas para lanzarse al mercado, luego agregaron dos más y el estilo va variando cada semana. “Hay bares que tienen 20 barriles, nosotros tenemos cuatro cervezas heladas y a la gente con eso le alcanza”, afirma.

Growlers

Manuel Miragaya, Martín Casanova y Martín Giardino no solo son amigos que comparten una cultura cervecera, sino que son socios del bar Growlers, ubicado en Palermo. “El negocio lo armamos en dos o tres encuentros donde definimos el plan de negocios, el perfil de la marca que queríamos, fijamos plazos y armamos estructuras de trabajo”, detalla Miragaya sobre el proceso que, si bien ya camina solo, sigue siendo un constante aprendizaje.

“Hicimos un curso de sommelier de cerveza para entender sensorialmente al producto en sí”, explica, y destaca que el estudio de mercado se venía haciendo mucho antes de concretar la idea del bar. Si bien Palermo es un gran polo cervecero y la competencia es alta, los tres vieron esta perspectiva como una posibilidad positiva. “Nos gusta la densidad de cervecerías de barrio, apuntamos al concepto de polo y a diferenciarnos dentro del mismo”, señala.

Comunicar el negocio

“El mercado de la cerveza artesanal alcanzó un crecimiento anual de más del 20% en los últimos años. Con el incremento de las cervecerías y la federalización de prometedores proyectos empezaron a florecer otras necesidades que nosotros consideramos importantes, como la difusión”, explica Fernando Gámiz, cofundador de Tres Pintas, un portal multiplataforma de comunicación que busca fomentar el mercado cervecero artesanal y generar un punto de encuentro entre productores, proveedores y consumidores. 

Con un público que aumenta a grandes pasos, comenzó a existir la necesidad de conocer el backstage, un punto de vista interesante desde este "periodismo cervecero", como sucedió con cervecerías de Bariloche, como Konna y Blest, o en La Pampa, como Nuevo Origen. “La birra hecha en casa no es una moda, es una realidad que llegó para instalarse y ganar cada vez más lugares en los paladares argentinos”, destaca Gámiz, junto a su socio Juan Pablo Estévez.

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar