El cisne negro que sorprendió a empresas de todos los tamaños

Qué pueden las pymes aprender de cómo las grandes empresas se adaptan a las circunstancias

El cisne negro que sorprendió a empresas de todos los tamaños

Las grandes empresas también transitan tiempos de incertidumbre. Pero algunas de sus prácticas pueden inspirar a las pymes para seguir sus pasos. Por ejemplo, Outland Logistics, una firma de logística internacional, está elevando los divisores entre escritorios de los diferentes colaboradores, comparte Ezequiel García Corado, gerente General.

Respecto a la implementación de home office, "Sistemas está evaluando herramientas y desarrollos informáticos que nos permitan llevarlo a cabo. Se va a hacer una conexión VPN con escritorio remoto a cada computadora con el usuario. No estábamos preparados para eso. Hay, por ejemplo, una herramienta llamada Zoom que se utiliza para teleconferencias, y que posiblemente podamos utilizar. Recursos Humanos está trabajando para definir qué tareas y áreas se pueden llevar a cabo por home office y cuáles no".

Desde Atrápalo, empresa de viajes y turismo online, con presencia en España, Chile, Colombia, Perú y la Argentina que factura 350 millones de euros al año, se están acoplando a las medidas recomendadas por el Ministerio de Salud y la OMS, reforzaron el alcohol en gel en la oficina y actualizan a diario novedades de prevención.

"El equipo de Sistemas ya dejó todo programado para que, de empeorar la situación, todos podamos trabajar en forma remota", comparte Martín Romano, Country Manager de Atrápalo Argentina.

Para cuando se supere la pandemia, la empresa proyecta volcarse al segmento corporativo: Atrápalo Empresas y Metavuelos, implementación que convirtió a su vertical de venta de vuelos en un metabuscador de vuelos híbrido.

Quienes ya tenían incorporada la dinámica del trabajo remoto están un paso adelante, aunque no por eso tienen menos preocupaciones. "Normalmente, todos los empleados del sector gerencial y comercial hacemos home office", comparte Hernán Chapitel, director de Ventas para Latinoamérica de ASRock, que factura u$s 20 millones anuales en la Argentina. La firma, con sede en Taiwán y operaciones en los cinco continentes, tiene afectada la fabricación de componentes y la logística desde Asia. "No tenemos casi inventario de placas de video".

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar