Destino saludable: uno de los mejores spa del mundo, cerca de la Argentina

Fundado hace 45 años en Brasil, Lapinha Spa & Wellness, considerado uno de los seis destinos saludables del mundo, factura u$s 4 millones al año. En manos de la tercera generación, prepara la incorporación de los más jóvenes del clan.

Destino saludable: uno de los mejores spa del mundo, cerca de la Argentina

Un emprendimiento familiar que inspira. Así podría definirse la experiencia de Lapinha Spa & Wellness, considerado uno de los seis mejores spa y destinos saludables del mundo, según la calificación del Worldwide Health & Wellness Destination durante tres años consecutivos (2015, 2016 y 2017).

Ubicado a unos 80 kilómetros de Curitiba, Brasil, esta compañía fundada hace 45 años, cuyos programas y tratamientos se basan en pilares como fisioterapia, hidroterapia, terapia de biorritmo, terapia de movimiento, fitoterapia, nutroterapia y espiritualidad, factura u$s 4 millones al año y va por más.

Sus inicios se remontan a la década del 50. Por entonces, Margarida Bornschein Langer había viajado a Suiza y, tras someterse a un tratamiento naturista en la clínica Bircher-Berner, se curó de una enfermedad digestiva crónica. Al regreso a su Brasil natal, en 1972 fundó Lapinha, en base a la medicina naturista de los médicos suizos Ralf e Birche.

"Los recursos vinieron del patrimonio familiar, generado por una empresa metalúrgica pionera en Brasil y el Cono Sur", dice el economista y abogado Dieter Brepohl, director y dueño de Lapinha, y agrega: "Una hacienda de 550 hectáreas con agua de PH 8.3, forestas naturales de imbuías, cedros y araucarias eran el entorno ideal para ubicar el emprendimiento".

Ilse y Immanuel Brepohl continuaron con la dirección de Lapinha hasta que, en 1979, asumieron ese rol Dieter y Margareth Brepohl, psicóloga y terapeuta familiar. Juntos, con la ayuda de sus tres hijos y de 160 colaboradores, llevan adelante esta firma que fue galardonada también por la World Spa & Wellness Awards, con sede en Londres, Reino Unido, como Best Destination Spa of North & South America en 2012, 2013 y 2014.

Dieter Brepohl, de Lapinha.

Actualmente, la firma es gerenciada por la tercera generación familiar y ya prepara a la cuarta para una sucesión en los próximos 10 años.

"En los inicios, Lapinha estuvo enfocada en la medicina naturista del siglo XX. Se fue enriqueciendo con los aportes de la medicina ayurvédica, china y principalmente de la medicina convencional, llegando hoy a una propuesta moderna de medicina integrativa", explica Brepohl.

Slow food

Como parte del negocio, tienen una granja orgánica, que atiende un factor importante de responsabilidad social: fomenta la agricultura familiar en la clínica. Por eso, la producción tiene la certificación de Orgánicos por la Red Eco Vida de Brasil. "Desde los inicios, el concepto lo tuvimos claro: para una alimentación saludable, el alimento tiene que ser saludable, sin conservantes y producidos de forma orgánica", agrega Brephol.

Asimismo, la Lapinha, a través de la granja, provee a diversas regiones para que sus huéspedes le den continuidad a su alimentación saludable y natural que recibían sus tratamientos. "Un equipo de 15 colaboradores produce alimentos naturales para huéspedes y para el mercado de Curitiba, San Pablo, Río de Janeiro y otras regiones de Brasil", agrega Brepohl, al frente de esta clínica que crece más de 7% en su ocupación anual.

Si bien aún Lapinha no exporta, Brepohl no descarta producir alimentos para la Argentina, Uruguay, Chile y Europa.

En este momento, Lapinha focaliza su inversión en su estructura local, pero el foco de expansión lo pone en el mercado argentino, Europa y América, donde –afirman– la demanda por servicios que promueven salud y bienestar crece.

El target

Con huéspedes mayoritariamente de Brasil, el objetivo es expandirse para los mercados vecinos del Cono Sur, Europa y América. En su mayoría son empresarios, profesionales independientes, ejecutivos y administradores; hombres y mujeres en búsqueda de salud y bienestar para renovar sus energías.

Para muchos huéspedes son momentos de desintoxicación y adelgazamiento, luego de viajes, reuniones, eventos, o de jornadas extenuantes de trabajo en búsqueda del equilibrio.

Comentarios1
Eugenio Vazquez
Eugenio Vazquez 29/07/2018 11:49:33

propaganda ja