Cuáles son las prácticas que los empresarios tienen prohibidas

La Ley de Defensa de la Competencia prevé un aumento en el monto de las multas para las empresas involucradas en conductas anticompetitivas. Los directivos de las empresas son pasibles de sanciones.

Cuáles son las prácticas que los empresarios tienen prohibidas

El 24 de mayo de 2018 comenzó a regir la Ley N° 27.442 de Defensa de la Competencia (LDC), que prevé un aumento en el monto de las multas para las empresas involucradas en conductas anticompetitivas, que pueden ir hasta el 30% de las ventas netas obtenidas en el país por el grupo económico infractor durante el año previo a la infracción y, en caso de no poder calcularse dicho monto, hasta $ 4.000 millones. Los directivos de las empresas son también pasibles de sanciones. Estas son 10 de las principales conductas prohibidas:

-Acordar precios y/o cantidades con empresas competidoras. Aún en un contexto devaluatorio e inflacionario, coordinar el pass through o el nivel de aumento de precios con competidores está prohibido por la LDC.

-Dividir o repartir territorios, clientes o fuentes de abastecimiento con competidores. El fundamento de esta prohibición es evitar que, como consecuencia del acuerdo, una cierta empresa sirva de manera monopólica a un determinado grupo de consumidores.

-Coordinar posturas en licitaciones con competidores. Esta conducta puede tomar varias formas y en todas ellas se simulan condiciones de competencia acordándose de antemano qué empresa resultará adjudicataria.

-Intercambiar información competitivamente sensible con competidores. Esto se da, por ejemplo, cuando se intercambia información individualizada relativa a precios, cantidades, costos, planes de negocios, etc. Los intercambios de información pueden tomar múltiples formas. Por ejemplo, puede ser directos entre competidores o indirectos. El intercambio de información puede ser un instrumento esencial para facilitar una colusión.

-Fijar el precio al cual un distribuidor debe revender los productos, sea a través de la imposición de un precio determinado, mínimo o máximo de reventa. Solo es lícito para el productor sugerir o recomendar el precio de reventa en la medida que no se penalice al distribuidor por no acatar el precio sugerido.

-Negar la venta (o compra) de un insumo para el cual no existan bienes sustitutos cuando tal negativa tenga el objeto o efecto de excluir una empresa competidora.

-Vender productos a precios inferiores a su costo cuando el objeto o efecto de la conducta sea desplazar la competencia. Es solamente lícito vender debajo del costo en ciertas circunstancias.

-Cobrar precios diferentes por la provisión de un mismo producto o servicio a distintos clientes, siempre que no exista una justificación objetiva que lo valide.

-Atar o condicionar la venta de un producto a la compra de otro distinto.

-Establecer exclusividades o la prohibición de adquirir o distribuir productos de la competencia, de modo de excluir o cerrar canales de distribución a competidores, creado o elevando barreras de entrada.

Las tres primeras prácticas son consideradas “absolutamente restrictivas de la competencia” y la LDC presume que restringen la competencia. La LDC creó un programa de clemencia, mediante el cual el primero en confesar y aportar prueba que conduzca a inculpar a los copartícipes recibirá inmunidad de la multa. Los subsiguientes confesores recibirán entre 50% y 20% de reducción en la multa, según el orden cronológico de la autodenuncia. Para las empresas que incurran en las otras prácticas mencionadas, el programa de clemencia no está disponible. De todos modos, tales prácticas no se presumen ilegales dado que no siempre tienen el efecto de restringir la competencia. Será la Comisión Nacional de Defensa de la Competencia la que deba probar que las empresas tienen poder de mercado.

La creación del programa de clemencia, el incremento de las multas y en la aplicación de la LDC aumentó el riesgo que asumen las empresas, sus directivos y empleados que incurran en prácticas prohibidas por la LDC.

Comentarios1
Juan Perez Lang
Juan Perez Lang 22/09/2018 02:53:43

Un despropósito al progreso del país. Cada día nos hundimos más con estas leyes absurdas.