Criptomonedas como medio de pago: qué tener en cuenta en los comercios

Japón oficializó el bitcoin como moneda a mediados de 2017 y, desde entonces, más de 260.000 negocios los empezaron a aceptar. Qué deben tener en cuenta los comercios en la Argentina.

Criptomonedas como medio de pago: qué tener en cuenta en los comercios

Pagar con bitcoins en un comercio en la Argentina todavía es una rareza, pero no falta mucho para que se haga masivo este método de pago que ni siquiera requiere de una billetera. Japón oficializó el bitcoin como moneda a mediados de 2017 y, desde entonces, más de 260.000 negocios los empezaron a aceptar. Es cierto que si no pensamos viajar a Japón no nos servirá de mucho en la práctica, pero debemos comenzar a visualizar cuán fácil será próximamente usar bitcoins (o cualquier otra criptomoneda) para pagar por bienes y servicios (principalmente, al hacer bajo modalidad online) y cómo esto potenciaría cualquier emprendimiento. Y así como Japón ya tomó la iniciativa, en un plazo no muy lejano, veremos otros países siguiendo en la misma dirección.

Tendencia

También los retailers (es decir, los comercios minoristas) van a sentir el pedido de sus clientes de empezar a aceptar pagos en criptomonedas. Al principio será una novedad ofrecerlo, una moda, para luego convertirse en un elemento de ventaja competitiva por sobre otros retailers con los que compiten en el mismo rubro. Y, de esta manera, terminarán por quedar fuera de mercado aquellos que no ofrezcan criptomonedas como opción de pago.

La ventana de tiempo para que eso ocurra no es tan inminente cómo nos gustaría: será entre cinco a diez años, pero, sin lugar a dudas, sucederá.

Ventaja competitiva

A un comercio en la Argentina los servicios para el uso de tarjetas de crédito le cobran alrededor del 3% de la transacción, y le pagan a los 18 días hábiles. Por razones como estas, a los comerciantes no les faltan ganas de dejar de cobrar con tarjeta de crédito y empezar a aceptar otras formas de pago. Por esta razón, es bueno que coexistan las distintas opciones.

Una vez que se vuelvan masivas y se haga sencillo pagar usando cualquier criptomoneda con una aplicación desde el teléfono celular, los comerciantes las adoptarán gustosos de recibir el dinero al instante y con, prácticamente, cero comisión.

Cómo funciona

Por ejemplo, a continuación describo cómo sería un escenario posible: un usuario va a comprarse un café, saca su celular y le envía el dinero en cualquier criptomoneda que tenga. El comercio la recepciona a través de un clearing de criptomonedas (como, por ejemplo, Monetha, aunque hay y habrá infinidad de opciones).

Para eso, alcanza con relacionar su cuenta de banco actual, en la que le depositan el sueldo, con la cuenta bancaria en la que comprar bitcoins. A partir de ahí, se puede hacer todo de manera instantánea, en forma segura y automáticamente.

Desde entonces, pagar con tarjeta va a ser una opción poco preferida. Sacar la tarjeta de crédito de la billetera, dársela al vendedor, que la pase, que funcione la red, esperar 10 segundos con suerte, que nos devuelvan la tarjeta para volver a guardarla en la billetera, encontrar una birome, firmarle el papelito, guardar el papelito.

Pagar con tarjeta de crédito tiene un proceso bastante molesto, aunque ya estamos acostumbrados y no nos parece gran problema. Así funciona siempre el status quo. Cambiar los hábitos es muy difícil. Pero cuando las ventajas son tan abrumadoras, se la adapta muy rápido. Y en este caso, a escala planetaria. Un futuro esperanzador que llega para facilitarnos las cosas.

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar