Crearon un marketplace de libros escolares y facturan $ 10,2 millones

Con cuatro años de historia, el emprendimiento liderado por Lucas Seeber y Tomás Urtubey se consolidó en el mercado. Los socios pasaron de vender textos usados a posicionarse como una plataforma de comercio electrónico.

Crearon un marketplace de libros escolares y facturan $ 10,2 millones

Se conocen desde muy chicos. Fueron juntos al Pilgrims' College de San Isidro desde primer grado. Tras haber finalizado la secundaria, Lucas Seeber (26) estudió ingeniería electrónica en la Instituto Tecnológico de Buenos Aires (ITBA) y Tomás Urtubey (25) cursó la licenciatura en Administración de Empresas en la Universidad Austral. Si bien eligieron ramas de formación profesional bien distintas, este par de amigos siempre compartió un marcado perfil para los negocios. Y el olfato no les falló.

"Los dos tenemos hermanos más chicos y cada vez que llega marzo veíamos cómo nuestras madres luchaban para poder conseguir los textos escolares. Ante esta problemática, se nos ocurrió la idea de crear Librenta.com", relata Urtubey, socio fundador de la compañía.

El nombre surgió entre la casualidad y un juego de palabras. Luego de una reunión con el programador se decidieron por la conjunción entre las palabras 'libro' y 'venta'. Gracias al aporte propio, de sus padres y amigos, Seeber y Urtubey lograron reunir un capital inicial de $ 250.000 y en 2014 empezaron con el emprendimiento. En una primera etapa, Librenta.com se apegó a la idea clásica de la venta de libros, fue un marketplace de textos escolares usados. "Éramos como una especie de Let Go de libros en donde los usuarios se contactaban y hacían los intercambios y pagaban en efectivo. Cobrábamos una comisión que sí se podía pagar con tarjeta de crédito", explica Urtubey.

Los dos primeros años el negocio creció a paso lento, pero sostenido. En un primer momento trabajaron con una empresa de marketing digital, que se encargaba tanto de la difusión como de hacer crecer los canales de venta. Desde 2016 hasta la fecha, contrataron los servicios de Rapicart Ecommerce Partner, un equipo de desarrolladores que verificar el correcto funcionamiento de la tienda digital y también se ocupa del mantenimiento global del sitio web. Con el aprendizaje del día a día, con la incorporación del know how que este tipo de actividad requiere, los socios de Librenta.com decidieron encarar un nuevo desafío, migrar de lo viejo hacia lo nuevo. "Cambiamos el modelo de negocio y nos transformamos en una plataforma de e-commerce cuyo negocio core son los libros escolares, somos un canal más de las editoriales clásicas y también de las más pequeñas", enumera Urtubey, que es hijo del senador nacional por Salta, Rodolfo Urtubey, y sobrino del gobernador de Salta, Juan Manuel Urtubey.

En el caso de las grandes editoriales, que históricamente han acompañado a los alumnos en las aulas, Librenta.com se convirtió en un aliado para incrementar su volumen de ventas. "Nos pasó en varias oportunidades que las editoriales deciden discontinuar un libro y nosotros les pedimos que nos permitan comercializarlo un año más. Hay ciertos libros que están por ser descatalogados y, así, los docentes tienen tiempo de ir repensando qué material utilizarán el próximo ciclo lectivo, de hacer una planificación con más anticipación". En lo que a las empresas editoras más pequeñas se refiere, buscan innovar con libros escolares. "Para este ciclo lectivo estamos cerrando un acuerdo con una pequeña editorial de Rosario que lanzará libros escolares con diseño 3D", adelanta.

En 2018, Librenta.com introdujo un cambio significativo en lo que al espectro de clientes se refiere: se convirtió en tienda oficial de Mercado Libre. Eso les abrió la posibilidad no sólo de vender una mayor cantidad de libros, sino también de ampliar la oferta de los textos. La "temporada alta" de libros escolares se extiende de febrero a abril. En esos meses tienen picos de hasta 150 pedidos por día. El resto del año la situación se desacelera considerablemente. Para eliminar la estacionalidad, en los últimos meses comenzaron a ofrecer libros del exterior, tanto en castellano como en inglés, novelas y sagas completas. "Le competimos a Cúspide y a Yenny de igual a igual porque nacimos para lo digital: nosotros tenemos tiempos de entrega rápidos y un excelente servicio de pre y post venta. Desde el año pasado implementamos WhatsApp Business y les ofrecemos a nuestros clientes la posibilidad de utilizar ese canal ágil para comunicarnos", afirma Urtubey.

Si de innovación se trata, hay un segmento que Librenta.com aún no explota: el de los e-books. Urtubey asegura que antes de ampliar el negocio al mercado de los libros digitales, quieren saber bien de qué se trata, reconocen que les falta entender cómo funciona el tema de las licencias y derechos de propiedad intelectual en esa plataforma.

Librenta.com tiene su base de operaciones en San Isidro y cuenta con una planta de cinco empleados. Desde allí cubren el mercado de la Ciudad de Buenos Aires y corredor norte del GBA. Para el resto del conurbano y otros puntos del país utilizan la empresa de correo Andreani. Para los pedidos que reciben a través de Mercado Libre, utilizan además el sistema Mercado Envíos y en ese caso los clientes disponen de una amplia gama de posibilidades de recibir su compra. "En todo 2018 vendimos 25.000 libros y tuvimos una facturación de $ 10,2 millones. Para fin de este año esperamos vender entre 45.000 y 50.000 unidades", concluye.

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar