Competitividad y agilidad: por qué son claves para las pymes

La propuesta de valor impulsada en un esquema de empresa ágil, en base a la transparencia de información y la democratización en la participación de las decisiones, es clave en la pyme de hoy.

por  JULIO SÁNCHEZ LOPPACHER

Profesor de Dirección de Empresas en IAE Business School

0
Competitividad y agilidad: por qué son claves para las pymes

En un mundo tan competitivo, en entornos complejos, de alta incertidumbre y volatilidad, la propuesta de valor en base a la agilidad organizacional comienza a ser una ventaja competitiva sustentable en las pymes. Una propuesta de valor en base a un esquema de organización horizontal, alto involucramiento organizacional en base a la participación en la toma de decisiones y transparencia de información parecen ser las claves de éxito de las pymes ágiles.

Propósito compartido

El objeto principal de la empresa ágil no es solo vender soluciones según las necesidades del cliente sino asegurarse de entender en profundidad su problemática para luego planificar en forma conjunta una solución integral.

La propuesta de valor al cliente no se circunscribe exclusivamente en dar una solución en cuestión a la problemática del momento, sino y sobre todo, en poder desarrollar una relación de mutua cooperación.

Redbee, pyme de desarrollo de soluciones digitales y de software a medida, implementó una estrategia de discovery, que consiste en realizar un trabajo conjunto de inmersión en la empresa, que le permite, conocer la realidad del negocio y descubrir las raíces de su problemática.

Con un modelo de negocio orientado a descubrir junto al cliente las soluciones que mejor se ajusten a su realidad, es importante desarrollar capacidades de alta flexibilidad, lo que implica tener que desarrollar relaciones estrechas a través de la experimentación in situ de su modus operandi, trabajando en forma conjunta en su propio terreno.

Estas metodologías de trabajo tienen como principal objetivo generar una organización ágil, autónoma y autoorganizada.

En Redbee, este crecimiento fue posible a partir de una premisa: que cada persona pueda aportar su creatividad, experiencia e inteligencia en el proceso de construcción de software.

Uno de los desafíos más importantes en la pyme es poder realizar un crecimiento ordenado y consolidado, de tal manera de no perder control de gestión ni de resultados. Esto lleva a los empresarios a entrar en una etapa de crisis institucional, derivado en la falsa disyuntiva entre implementar tecnologías y dinámicas organizacionales de control por resultados en forma centralizada, o descentralizada «perdiendo” protagonismo en las decisiones y el control.

Esto produce gran estrés, en el reto de tener que desarrollar ambientes organizacionales y motivacionales de alto involucramiento. Redbee cuida los detalles para asegurarse que la gente que trabaje en la firma esté a gusto y se comprometa.

Como dinámicas para fomentar la interacción y la cooperación, además de los encuentros semanales bee news, también están los clásicos encuentros semanales mini open space de dos horas, con agenda emergente y donde se esperaba que participara al menos un referente de cada equipo.

Pero quizás uno de los aspectos de mayor importancia para consolidar un clima de cooperación e involucramiento organizacional es la transparencia de información.

La aplicación de los modelos ágiles en pymes se sustenta en tres determinantes: tener un propósito de valor compartido orientado a brindar al cliente una metodología de trabajo que los ayude a desarrollarse; desarrollar una cultura de trabajo en equipo y autonomía de decisión y delegación de responsabilidades; y generar dinámicas organizacionales de involucración y transparencia institucional, que fomenten la cooperación y la autorrealización personal.

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar