Cómo optimizar los cobros

Los comercios buscan herramientas que faciliten el seguimiento de sus cobros a distancia o a través de códigos QR e incluso billeteras virtuales

Cómo optimizar los cobros

Casi cualquier dispositivo conectado puede transformarse en un medio para comprar. "Las tecnologías de pago abiertas y flexibles facilitan la creación de nuevas formas de pago", explican desde VISA. Un estudio de Americas Market Intelligence 2019 revela que las pymes argentinas presentan un alto nivel de bancarización, ya que el 93% cuenta con, al menos, un producto financiero personal y el 85% posee al menos uno empresarial. El 78% utiliza la banca online y el 41% la aplicación móvil de su banco, pero su uso está aún más enfocado en operaciones básicas. "Las pymes están en un estado incipiente para construir un mercado digital: apenas 2 de cada 10 tienen ventas online. Digitalizarse es la gran oportunidad de crecimiento", destaca el estudio.

Por la cuarentena, estamos ante un cambio en el comportamiento de compra y venta. "En este contexto, con salidas muy limitadas y con un gran temor al contagio, el e-commerce viene creciendo en la Argentina entre el 20 y 25%, y ya representa en volumen transaccional más del 20%", comenta Sebastián Núñez Castro, CEO y cofundador de GeoPagos, una firma que crea soluciones de pago digitales.

En lo que respecta a billeteras, cumplen la función de darles a las personas la posibilidad de que puedan pagar y cobrar sin tener un contacto físico.

Una vez atravesada la crisis, también jugarán un rol clave otros medios de pago, como el contactless, QR y tap on phone para acompañar a las pymes en la inclusión financiera. "Los medios de pagos electrónicos van a ser importantes para la optimización de los sistemas de cobro de las pymes. Muchas de estas soluciones les permitirán vender más, ya que son una herramienta que facilita el proceso de venta y el de cobro", comenta Núñez Castro.

No es posible improvisar

Cada tarjeta y cada banco tienen sus tiempos de pagos e interfaces para plasmar la información que el comerciante necesita tener a mano. Este es uno de los factores que, históricamente, hizo que pequeños y medianos comerciales evitaran las transacciones con tarjetas. Sin embargo, el contexto impulsó la necesidad de implementar cobros a distancia, y las empresas buscan herramientas que les permitan visibilizar estos cobros de manera unificada.

En línea, algunas firmas ofrecen herramientas online para el control de las ventas con tarjetas, dando soporte para que los comercios puedan tener una visión general de sus depósitos mes a mes. 

Mariano Louit, responsable Comercial de Increase en la Argentina, explica: "Los comercios no saben cuánto ni cuándo van a cobrar por las ventas que realizan. Controlar a mano las operaciones con tarjeta llevaba mucho tiempo. También ocurren retrasos en las acreditaciones que, a través de nuestro sistema, son más simples de controlar". Además, Louit agrega que es posible conciliar las ventas con tarjetas contra los pagos informados por las tarjetas, y estos pagos, a su vez, contra los extractos bancarios, para controlar el flujo completo de la transacción.

Desde Central Pos, que ofrece una herramienta elegida por unos 10.000 comercios, destacan, entre otros beneficios, la posibilidad de procesar transacciones, estandarizar información e identificar proyecciones de cobros y desprender información estadística con datos para conocer mejor la frecuencia de pagos, el tipo de clientes, sus tarjetas más usadas, los días y horarios de más transacciones, los montos promedio, entre otras variables.

Federico Cofman, vocero de Central Pos, aconseja: "Cualquier esfuerzo para sistematizar la línea de cajas de un comercio va a ser un buen paso para facilitar la gestión de cobros; minimizar procesos y herramientas que requieran acciones manuales evitará el error humano; e integrar este tipo de soluciones reduce tiempos y dinero".

José Luis Vega, jefe de Conciliaciones, Administración y Finanzas de Pigmento, explica que Central Pos les permitió proyectar el cash-flow y gestionar las operaciones con tarjetas en forma ágil y segura: "Podemos visualizar todos los movimientos, no solo los referidos a la acreditación diaria si no también podemos detectar los contra cargos y gestionar de modo inmediato el dinero de esas ventas. También nos permite analizar impuestos, aranceles y costos financieros".

Gonzalo Ramírez, dueño de Almareina, pyme santafesina dedicada a la venta minorista y mayorista de indumentaria femenina, explica que 2020 los encuentra transitando un traspaso generacional y eso los obliga a automatizar algunos procesos. "Estamos desarrollando un nuevo ecommerce y proyectamos sumar un canal de micro-franquicias. Increase nos permitió empezar a organizarnos", destaca y agrega: "Podemos tener una planificación financiera más ordenada, ya que anticipamos el total de cobros con tarjetas. Además, fue decisivo a la hora de nuestro armado de precios y presupuestos porque nuclea los costos financieros de todas las tarjetas en una misma página, y permite actualizar, consultar y adaptar nuestras listas de precios".