Ante la falta de actividad, se podrían perder unos 190.000 puestos de trabajo

Por la cuarentena, solo una de cada diez empresas opera al 100% y apenas el 16% podrá afrontar los costos de salarios y gastos operativos de abril sin la ayuda del Gobierno. El 6% considera cerrar sus puertas

Ante la falta de actividad, se podrían perder unos 190.000 puestos de trabajo

Por el Aislamiento Social Obligatorio y Preventivo, en la Argentina solo el 10% de las mipymes se encuentran totalmente operativas, mientras que el 54%, cerca de 325.000 empresas, no están operando. El dato se desprende del último informe elaborado por la Fundación Observatorio Pyme (FOP) Coronavirus II: Capital de trabajo y costo diario de la inactividad mipyme. Medidas del Gobierno y flexibilización de la cuarentena, que advierte que el costo de la inactividad empresarial de las pymes alcanza los u$s 115 millones diarios. 

De acuerdo al informe, apenas el 16% de las firmas podrán afrontar sus gastos fijos de abril y pago de salarios sin ayuda del Gobierno. El 24% de las empresas, ante la falta de liquidez, no podrá enfrentar dichos costos, ni siquiera con asistencia, por lo cual deberán endeudarse o aumentar el aporte de capital propio a la actividad.  

Como resultado, un 6% de las compañías está considerando abandonar la actividad. Se trata de unas 35.000 empresas con una dotación de 190.000 trabajadores. Las firmas en situación de cierre pertenecen mayormente al sector servicios (9%) y a la dimensión micro (7%) y pequeña (6%). “Si parte de las empresas que no pueden afrontar las erogaciones de abril no consigue endeudarse o aumentar el aporte de capital, están en riesgo 415.000 puestos de trabajo adicionales”, alerta la FOP.

En una situación intermedia se encuentra el 55% de las firmas que, con la liquidez prevista para el mes y la ayuda del Gobierno, podrá enfrentar el pago de salarios y gastos fijos. En esta situación se encuentra el 62% de las empresas medianas, el 58% de las pequeñas y el 46% de las microempresas.

Desde el punto de vista sectorial, prácticamente un poco más de la mitad de las empresas de todos los sectores se encuentran en esta situación. 

Entre las herramientas de asistencia a las empresas puestos a disposición por el Gobierno (pero aún no reglamentados) se observa que las empresas en general, pero las más pequeñas en particular, valoran la disminución de la presión fiscal como las moratorias y la disminución o postergación de las contribuciones patronales.  

El instrumento del crédito bancario subsidiado al 24% es valorado relativamente más por las empresas medianas (históricamente, con más acceso), que por las micro y pequeñas empresas.  

La Asignación Compensatoria al Salario, disponible para las empresas con menos de 100 empleados, es valorada por las compañías, aunque un grupo importante de ellas teme que se demore en la implementación debido a las aprobaciones interministeriales que requiere su utilización.  

Shopping