Desafíos y oportunidades de las pymes en un complejo contexto

Marisa Bircher, especialista en comercio exterior, puntualizó los obstáculos que deben sortear las pequeñas y medianas empresas en el marco de la pandemia del coronavirus, y planteó diversas medidas que podrían implementarse para potenciar el sector.

El agro, entre las exportaciones pymes más resilientes frente a la pandemia

Marisa Bircherexsecretaria de Comercio Exterior de la Nación durante el gobierno de Mauricio Macri y docente de la materia en la Facultad de Agronomía de la Universidad de Buenos Aires (FAUBA), analizó los desafíos y oportunidades que tienen las pymes, y conversó sobre el presente y futuro de las mismas.

Licenciada en Comercio Internacional, participó de la apertura de más de 170 mercados agroindustriales durante el 2015-2018, formó parte del equipo de Jefes Negociadores del Acuerdo Mercosur-Unión Europea y es impulsora de la Agenda de Género para una mayor participación de las mujeres en el comercio.

En diálogo con El Cronista Pyme, la especialista en comercio exterior dio sus impresiones sobre el corto y mediano plazo de las pequeñas y medianas empresas en la Argentina, al tiempo que vaticinó un panorama poco esperanzador en el sector, debido al complejo contexto que atraviesa el mundo por la pandemia del Covid-19.

“La situación es y será difícil en los próximos meses y posiblemente durante 2021”, sostuvo la también directora general de la consultora Biglobal. Y, en ese sentido, añadió que, si a esto se le suma la tensión con Brasil -principal socio para la Argentina y actor clave dentro del Mercosur- “se prevé un escenario incierto”. 

Cabe mencionar que las exportaciones argentinas a Brasil retrocedieron un 25% interanual en agosto, al sumar u$s 619 millones, mientras que las importaciones desde aquel destino cayeron a un ritmo menor, 16,3% interanual, y totalizaron u$s 726 millones, según datos de la Secretaría de Comercio del país vecino.

Marisa Bircher, exsecretaria de Comercio Exterior de la Nación.

Consultada acerca de cómo cerrarán los números de las exportaciones este año, Bircher citó a los datos del Presupuesto 2021 y precisó que en 2020 caerán 14,2%, pasando de u$s 79.290 millones en 2019 a u$s 66.531 millones. "De esta forma, se rompería una racha de cuatro años consecutivos de crecimiento exportador”, lo que significa que “este año Argentina reduciría sus exportaciones de bienes y servicios en unos u$s 12.759 millones”, detalló.

¿A dónde y qué rubros, en su mayoría, exportó la Argentina en 2020? ¿En qué cambió con respecto a 2019?

-Este año se ha visto un comportamiento heterogéneo en las exportaciones. Las exportaciones agroindustriales mostraron una mayor resiliencia a la pandemia. Los envíos de productos agrícolas de la Argentina en los primeros siete meses del año prácticamente se mantuvieron estables respecto a 2019 y alcanzaron un total de u$s 22.700 millones. Destacan la buena cosecha y el buen dinamismo en las exportaciones de carne bovina y vinos, entre otros

En cambio, en lo que respecta a las manufacturas industriales, se observa una caída significativa. En los primeros siete meses del año, las exportaciones MOI (Manufacturas de Origen Industrial) cayeron un 33% respecto al mismo período del año pasado, anotando u$s 6.959 millones. Con esto, la participación de las MOI en el total cayó a 21%. 

Esta dinámica heterogénea significó que China superara a Brasil como primer destino de exportación de Argentina en los últimos meses. Vale destacar que más del 95% de las exportaciones a China son alimentos (soja, cereales, langostino y carne bovina), mientras que Brasil es el primer destino de exportaciones industriales de la Argentina

Sin embargo, si tomamos el acumulado de los primeros 7 meses del año vemos que Brasil se mantiene como nuestro primer destino, seguido por China y Estados Unidos.

En este marco de emergencia global¿qué desafíos deben enfrentar las pymes? 

-La pandemia dejará una fuerte secuela en la región y por consecuencia en la Argentina. Su caracterización como crisis sanitaria, económica y social es cada vez más evidente, y está claro que ante estas profundas crisis debemos descubrir los nuevos desafíos. 

El Covid-19 ha alterado las relaciones económicas y sociales de un modo radical y es altamente probable que sea un catalizador de los cambios que se observaban en la configuración de la producción y el comercio a nivel mundial en la última década: digitalización productiva, e-commerce, teletrabajo, trazabilidad de todos los bienes y servicios, y la priorización del cuidado del medio ambiente, entre otros, son los nuevos desafíos que enfrentan las pymes argentinas y del resto del mundo.

Por otra parte, la elevada dispersión geográfica de las Cadenas Globales de Valor (CGV) mostraba signos de agotamiento visibles en muchas economías y también abre una oportunidad para reconfigurar un nuevo lugar para Argentina en el tablero del comercio mundial. Para aprovechar esto, es muy importante el rol del Estado, se necesitan movimientos ágiles, diálogos estratégicos y una nueva agenda de inserción internacional. 

¿Qué oportunidades se abren para las pymes y en qué tipos de mercados? 

-A medida que la actividad económica se normaliza en la Argentina y el resto del mundo, esto implicará una normalización de la demanda internacional. Sin embargo, también significará una mayor competencia por los mercados.

La situación económica es grave a nivel mundial y las oportunidades serán aprovechadas por los países que mejor coordinen los esfuerzos públicos y privadosEn el caso de las pymes, esto obliga a redoblar esfuerzos dada su condición de vulnerabilidad.

Hay que recordar que el 70% de las empresas exportadoras son pymes, sin embargo solo 1 de cada 50 lo hace con regularidad, según los datos brindados este año por la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME).

En ese sentido, el esfuerzo deberá ser amplio para volver a recuperar posición en los mercados tradicionales (Mercosur, Latam, Estados Unidos y la Unión Europea) y aprovechar oportunidades en otros mercados dinámicos y que van a rebotar fuerte el año que viene, como en China, Sudeste Asiático y África.

¿Cómo describiría el presente y futuro de las pequeñas y medianas empresas de cara a fin de año?

La situación actual es muy difícil. Los últimos datos del Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (Indec) reflejan una suba del desempleo a niveles del 13,1% en el segundo trimestre y caída en el nivel de actividad del 13% interanual. 

Según las estimaciones presentadas por el Gobierno en el Presupuesto 2021, el PBI este año caería 12,1%, del consumo privado del 13,6% y de la inversión del 25,6%. En este escenario, el presente de las pymes argentinas es crítico: de acuerdo con CAME, en lo que va del año unas 60.000 cerraron o están cerca de hacerlo en todo el país a raíz del impacto de la pandemia sobre la actividad económica.

Hay que recordar que es en las pymes donde existen mayores problemas de acceso al crédito hay mayor informalidad, menor incorporación de tecnología, y mayores productivas en general. En consecuencia, los escenarios de fuerte recesión como el actual van a golpear más fuertemente en ese sector.

¿Cuál cree que será el impacto en las pymes después de las últimas medidas económicas que tomó el Gobierno?

El Estado ha avanzado en algunas medidas importantes para paliar los efectos de la cuarentena en la economía y las pymes, como el Programa de Asistencia de Emergencia al Trabajo y la Producción (ATP), a través del cual asisten a las empresas para el pago de remuneraciones, y el lanzamiento de líneas de créditos blandos para empresas y emprendedores.

La quinta ronda del ATP alcanzó a 134.746 empresas, de las cuales el 99% fueron pymes, según información del Ministerio de Desarrollo Productivo. Pero al mismo tiempo existe una falta de medidas para reducir la incertidumbre y avanzar hacia una normalización económica. Por ejemplo, la creciente brecha cambiaria -que hoy ronda el 80%- es un desincentivo a la inversión y la exportación, en especial para las pymes.

¿Qué políticas considera que se podrían implementar a fin de impulsar el sector? 

El sector privado necesita previsibilidad y reglas claras, más allá de los cambios políticos. La pandemia agrava los problemas preexistentes y estructurales que tiene la Argentina. Se requiere una política tributaria que alivie la presión que tienen las pymes ya que desalienta la inversión y el crecimiento del empleo.

Además, la diversidad de tipos de cambios genera distorsiones en la operatoria de comercio exterior y eso también requiere de una inminente solución. 

Todos los países que han incrementado el comercio exterior lo han hecho generando financiamiento accesible, desburocratizando los organismos intervinientes, desarrollando una política de promoción internacional en los mercados estratégicos, firmando acuerdos para bajar aranceles, abriendo y aprovechando nuevos mercados y generando una agenda federal inclusiva sin sesgos políticos. Todos los sectores son importantes, todos tienen oportunidades externas.

Shopping