Seminario Pymes Rosario

Se evidencian algunos rasgos de recuperación en las pymes rosarinas, pero falta mucho camino

Patricio Vacchino de Fundación Rosario Emprende, Ricardo Diab de Asociación Empresaria de Rosario; Edgardo Moschitta, presidente de la Federación Gremial de Comercio e Industria, y María Cecilia Ribecco, Embajadora Argentina en WED, debatieron sobre las perspectivas del sector pyme.

La discusión del panel sobre Perspectivas del sector pyme, conducido por Belén Fernández, redactora de Negocios del diario, gravitó sobre cómo innovar en contextos tan desafiantes como afrontar una pandemia. Los disertantes coincidieron en la capacidad de innovación intrínseca que demuestra el sector de pequeñas y medianas empresas.

"El coronavirus trajo aparejado el final de las ventas tal como las conocíamos hasta hace poco. No hay que aplicar cambios grandes para utilizar las nuevas formas de llegar al consumidor que ofrece la tecnología", comentó Patricio Vacchino, presidente de Fundación Rosario Emprende. La reconversión hacia actividades nuevas e impensadas, según graficó, puede ser la luz al final del tunel. Y brindó el ejemplo de un colegio privado: "Aprovechando la base de datos de los padres, un segmento que el establecimiento conoce bien y con quien ya tiene confianza, empezó a hacer delivery de productos para niños. Fue una forma de ayudar a las familias que debieron permanecer con sus hijos en sus casas, sin poder alojarlos en las instalaciones educativas, llevándoles pañales, mamaderas y juguetes, entre otros artículos".

Sobre el complejo contexto que debieron y aún deben atravesar las pymes que ofrecen productos y servicios, María Cecilia Ribecco, embajadora del movimiento Women's Entrepreneurship Day (WED) en la Argentina, expresó que "entre abril y mayo de 2020, el 64% permanecieron cerrados. Pero cuando reabrieron, entre septiembre y diciembre, el 20%, que no se reconvirtió, no volvió al ruedo. El contexto hizo que tengamos que abrazar la renovación digital de repente. El reto es migrar el negocio al mundo digital".

Edgardo Moschitta, presidente de la Federación Gremial de Comercio e Industria, sumó datos a la tendencia que marcan desde WED: "Relevamos los locales comerciales en la zona centro de la ciudad santafesina. Si comparamos la situación versus junio de 2019, cerraron un 27,7% de negocios. Datos recopilados por la Municipalidad evidencian una baja del 4,2% de las ventas".

Aunque se empiezan a ver en el segmento algunos rasgos de recuperación, los niveles de actividad están todavía por debajo de los registrados en la pre-pandemia. "Si bien hubo una recuperación con respecto a 2020, aún las ventas están un 20% abajo respecto de 2019. Las pymes comerciales tuvieron un declive más profundo. El escenario es heterogéneo. Mientras que algunas empresas logran recomponerse, otras ni siquiera pudieron volver a la actividad", afirmó Ricardo Diab, presidente de la Asociación Empresaria de Rosario.

"Hay que sumar la merma de la rentabilidad y el mayor endeudamiento, además del deterioro de la capacidad de compra, un proceso que sigue agudizándose. La realidad en Rosario es similar a la situación generalizada que se vive en otros puntos del país", completó Moschitta.

Tags relacionados

Compartí tus comentarios