ENTREVISTA

Marcelo Barsuglia: "Ya se perdieron 12.000 empresas y 150.000 empleos, y es posible que empeore"

Desde la cámara de agrupa a hoteleros y gastronómicos, FEHGRA, advierten que, sin ayuda, el sector no se va a poder recuperar

La segunda ola de Covid-19 llegó a la Argentina y se reavivan los temores de que las nuevas restricciones compliquen aún más una economía debilitada luego de un año aciago. Entre los sectores que más sufrieron esta crisis y a quienes este rebrote puede pegar con mayor virulencia están, sin dudas, lo de gastronomía y hotelería.

Marcelo Barsuglia, secretario de la Federación Empresaria Hotelera Gastronómica de la República Argentina (FEHGRA) respondió al llamado de El Cronista Pyme y se refirió a esta compleja realidad.

¿Cómo enfrenta el sector esta nueva ola del virus?

Nosotros iniciamos la cuarentena en marzo de 2020 y muchos establecimientos se mantuvieron cerrados durante gran parte del año, y te diría que la hotelería al no haber turismo estuvo cerrada hasta diciembre. Y recién pudo comenzar a funcionar sólo en lugares del país donde hubo movimiento turístico. Pero cunando todo volvía a funcionar, otra vez corremos el riesgo de volver para atrás.

En la ciudad de Buenos Aires el movimiento hotelero es casi nulo, con una ocupación de un cinco a un 10% de las plazas. Y situación es muy preocupante también en la gastronomía, porque es un rubro que empezó a funcionar con un aforo al aire libre y más tarde un servicio de salón con un 30% al 50%. Durante seis a siete meses estuvo cerrada, sólo funcionando con delivery.

En el interior del país, sin embargo, el movimiento fue un poco distinto. Comenzó la actividad un poco antes, pero también con una merma respecto de la capacidad de los salones de gastronomía de un 50% y en muchos lugares trabajando al 30% del aforo.

¿Hay datos sobre el cierre de empresas por la pandemia?

FEHGRA agrupa 50.000 establecimientos, el 85% pymes, con cerca de 35.000 gastronómicos y 15.000 hoteleros que sostienen 600.000 puestos de trabajo. Pero,  este año se perdieron cerca de 12.000 empresas y 150.000 puestos de trabajo hasta ahora. Y lamentablemente es posible que empeore.

¿Qué puede hacer el Estado?

En otros países tomaron la decisión de cerrar todo, pero allí está el Estado para ayudar a sostener a las empresas y que no haya despidos. En la Argentina la ayuda que recibimos fueron las ATP, pero se dejó de dar y la situación se volvió crítica. Pasa que el Repro, que fue lo que lo reemplazó, realmente no le llega a todos el mundo, son muy pocas empresas las que la reciben.

"Este año se perdieron cerca de 12.000 empresas y 150.000 puestos de trabajo hasta ahora. Y lamentablemente es posible que empeore"

El año pasado estuvimos seis meses cerrados y el ATP que recibimos fue directamente al empleado. Pero debimos sostener el resto de los gastos de las empresas, y en eso no recibimos ayuda. Por eso muchas empresas tomaron la decisión de endeudarse y eso resultó en el cierre de algunas y en la posibilidad de cierre en el corto plazo de otras. Y no sólo hay que tener en cuenta el costo del endeudamiento, sino preguntarse ¿qué banco le va a prestar a una empresa que no sabe si va a funcionar?

Cuando la situación mejore, vamos a necesitar trabajar en conjunto porque, sin ayuda, la mayoría de las empresas no van a poder financiarse ya que van a estar quebradas.

Tags relacionados

Compartí tus comentarios