Pyme Córdoba

Esta fue la verdadera clave para atravesar la pandemia, según un líder de negocio argentino

Adrián Scosceria, gerente de Banca Empresa de Banco Macro, habló sobre la realidad financiera de las pymes en pandemia

"La pandemia fue un periodo de 18 meses donde tuvimos que amoldar a la nueva situación del mercado, donde básicamente se puede dividir en dos temas: cómo los bancos nos aggiornamos desde el punto de vista transaccional para seguir operando con nuestros clientes, y el punto de vista crediticio la necesidad que tuvieron los clientes o las pymes durante este periodo de pandemia. El banco y el sistema financiero en general ha estado trabajando en todos sus canales digitales para ayudar a las compañías a evitar las operaciones presenciales. Esa primera eta fue muy difícil", sostuvo Adrián Scosceria, gerente de Banca Empresa de Banco Macro.

Las restricciones motivadas por la circulación del virus SARS-COV2 originó que muchas empresas del sector pyme aceleraran sus planes de incorporación de herramientas digitales para su operación diaria. Elementos que muchas veces estaban destinados a su interacción con clientes y en otros casos a la administración de sus cuentas.

El respecto, el ejecutivo opinó que "ha pasado que con la pandemia en algunas industrias se han acelerado los procesos de digitalización o de operaciones por canales digitales entre las compañías y los bancos".

Al comienzo de la crisis económica para el sector que se originó, entre otros motivos, con las restricciones de circulación de personas impuestas por motivos sanitarios, el sector financiero evidenció un notorio aumento en las solicitudes de reperfilamiento de deudas.

"Fueron dos o tres etapas bien marcadas. Al comienzo de la pandemia los clientes solicitaban reperfilar sus deudas porque no sabían si iban a poder pagar la próxima cuota o cubrir sus descubiertos. Una segunda etapa donde una vez reperfilada la deuda, los clientes buscaron aumentar su liquidez por el mismo motivo. Colocamos $ 130.000 millones en compañías pymes a lo largo de todo el país, y Córdoba no ha sido la excepción", afirmó Scoscería con respecto a la cartera de créditos pyme ya otorgados que presenta Banco Macro.

En ese sentido, el ejecutivo destacó las lecciones aprendidas durante las crisis anteriores que tuvo que sortear el sector. "Creo que toda la cadena de valor, desde el cliente hasta el sistema financiero, hizo un esfuerzo que ayudó al segmento pyme e hizo que no sea un 2001 de nuevo. Esta vez hubo mayor salud financiera.", sostuvo.

Pasada la segunda ola de coronavirus, con cierta relajación en cuanto al aislamiento y el consumo que de a poco parece ir recuperándose en alguna medida impulsado por acciones influenciadas por la cercanía en las elecciones de medio término, las empresas están dando signos de que esa reserva de liquidez puede ser empleada para potenciar la tibia mejoría.

"En los últimos seis meses de pandemia los clientes han utilizado esa liquidez para comprar insumos, abastecerse, para tratar de fijar precios en la mercadería que tienen que comprar y volver a niveles de liquidez más normales. Ya se está pensando que el efecto de la pandemia sobre la actividad económica de las pymes lentamente se va a normalizar", aclaró Scoscería.

Consultado por Ariel Cohen, editor de Finanzas y Mercados de diario El Cronista, sobre cómo la recomposición que se vislumbra impacta en Banco Macro, el ejecutivo comentó que "el banco está acompañando a los clientes que no entran dentro del segmento de créditos que impulsa el gobierno, con tasas variables". Y agregó: "la demanda de dólares sigue siendo baja pero alguna demanda se registra en clientes que tienen ingresos atados a la evolución de esa moneda. En Córdoba hay mucha industria metalmecánica que vende sus productos al agro y sus cuentas si bien son en pesos están atadas al dólar. Esos clientes no le temen al endeudamiento".

Para finalizar, Scoscería pronosticó que a pesar del contexto económicamente desfavorable, las pymes siempre han podido afrontar sus compromisos y, hoy, ayudados por la tecnología, el proceso es mucho más sencillo de establecer. "Hoy en día el 70% de los clientes reciben sus cobranzas a través de transferencias y el 50% de los pagos los realizan por la misma vía. Antes se realizaban con cheque o de manera presencial. Es un cambio muy importante, al igual que la irrupción de e-cheq, que les ha facilitado mucho la vida a los clientes y llegó para quedarse", cerró.

Tags relacionados

Compartí tus comentarios