Historias de éxito

Vieron el negocio en la decoración de casas para hacer home office y ahora son furor en redes

Empresas brindan asesorías online para poner manos a la obra y convertir los ambientes en el hogar soñado

Es posible ambientar una casa con bajo presupuesto, aunque no sea propia y no cumpla con los requisitos soñados. Con ese concepto, existen pymes de decoración que brindan asesorías online para poner manos a la obra y convertir los ambientes en un hogar.

Laura Wlasenkov está convencida de que a partir de la cuarentena las personas empezaron a percibir su casa como un lugar propio, no tanto en función de los otros: "Hubo necesidad de crear un espacio de home office separado de la mesa que usamos para comer, para dividir entre trabajo y ocio", ejemplifica la decoradora que comenzó a brindar asesorías en 2020. Por aquel momento se viralizó una foto con el antes y el después de la decoración de su baño en Twitter, y llegó una oleada de seguidores a su Instagram, @decoWlasen.

"Me aterró un poco. Sentía que me faltaban herramientas para lograr que las personas se quisieran quedar", cuenta la titular de Deco Wlasen.

"Traté de tragarme ese miedo y de mostrarles a las personas lo que sabía hacer y lo que ellos podían probar en sus propias casas", recuerda.

Para Sofía Costa la decoración empezó como un pasatiempo que poco a poco tomó un lugar más importante en su vida y que hoy convive con su trabajo en una empresa de consumo masivo. Primero compartió en internet el armado de su casa y notó que había un gran interés por recibir ayuda personalizada. Entonces se capacitó y estudió. Durante la pandemia encontró el momento para lanzar asesorías de decoración online, con propuestas personalizadas.

"Nos enfocamos en conseguir que nuestros hogares nos abrazaran para pasar allí ese tiempo difícil", recuerda Costa. Tiempo después lanzó su pyme Alaia Market (@alaiamarket) desde donde brinda curadurías de objetos cálidos, desde posavasos hasta alfombras XXL.

Alaia significa alegría en vasco y es lo que busca contagiar Costa: "Disfruto de ayudar a que otros consigan vivir en una casa que les de alegría llegar, haciendo lo mejor que se pueda con los recursos que cada uno tenga", cuenta.

Marie Sindo comenzó con su proyecto de decoración de interiores en 2018. Era un momento crítico en lo personal y social. La empresa donde trabajaba despidió a cientos de personas y se inició una huelga que duró meses: "A mí no me echaron pero me relegaron de mis tareas; en ese momento decidí autogestionar mi crecimiento profesional", explica.

En la actualidad reside en Barcelona, y desde sus redes @marie.sindo genera contenidos con un enfoque que contempla el aspecto social en la decoración de interiores, los gustos culturales y las situaciones particulares de quienes habitan las casas.

Marisín, como la llaman sus amigos, se inspiró en la experiencia de Casa Chaucha. El auge de esa web coincidió con su primera mudanza a un departamento alquilado que decoró por su cuenta. Más tarde, la ayudaron a definir su proyecto personajes que veía en redes: "Viven de la autogestión de sus propios contenidos, como Martin Cirio, Paulina Cocina, Brenda Mato y Samurai De Ensaladas", precisa.

En las asesorías que brinda Costa, el objetivo es proponer ideas simples y alcanzables, con ayuda personalizada y consejos low cost: "Nos enfocamos en lo que cada persona necesita, como orden, organización, uso del color, materiales, distribución de muebles, objetos decorativos o uso de textiles", explica. Antes del encuentro virtual, la experta solicita al cliente fotos, videos e información sobre sí mismo y su casa. La asesoría dura cerca de una hora, y todo el trabajo tiene un valor de $6200.

Wlasenkov considera primordial escuchar lo que cada persona necesita. Luego de las consultas, entrega imágenes del render 3D, que dan una idea muy clara de cómo va a quedar cada ambiente terminado y generan confianza en el proyecto: "Eso genera entusiasmo, es un motor muy lindo para trabajar y muchas veces hace que encarguen más asesorías para otros ambientes", analiza.

En este caso, las asesorías están divididas en express y por ambiente. Las primeras resuelven alguna cuestión concreta de un área de la casa, mientras que en las segundas se contempla la totalidad del espacio. El valor del trabajo va desde los $3700 (para un ambiente de hasta 10 m2) hasta los $6100 (hasta 40 m2).

En su consultorio en decoración, Sindo ofrece una hora de videollamada para saldar dudas respecto de la decoración de la casa. Brinda herramientas para encarar modificaciones de acuerdo a lo que ya está, lo que no se puede cambiar y aquello que se quiere modificar, y tiene en cuenta los hábitos de orden, consumo y limitaciones del lugar. El valor de cada consultorio es de $3900.

"Siempre insisto en que tienen que armar las casas para quienes viven ahí, no para visitas. Sino terminamos con una mesa para seis en un monoambiente", resume Wlasenkov.

En el mismo sentido, Costa confía una experiencia personal: "Todos los ambientes de nuestro departamento se transformaron radicalmente en la pandemia cuando trabajamos desde casa full time, con perro incluido. Buscamos que cada espacio se llene de calidez para transitar los desafíos emocionales."

Tags relacionados

Compartí tus comentarios