Recuperación

Por qué la economía argentina está atada a la pandemia: la opinión de los expertos

La coyuntura político-económica fue el tema principal del que participaron Mariel Fornoni, socia fundadora de Management & Fit, Cecilia Mosto, CEO de CIO Investigación, Roberto Cachanosky, director de estudio Cachanosky y Daniel Marx, Director de Quantum Finanzas

Mariel Fornoni, socia fundadora de Management & Fit, Cecilia Mosto, CEO de CIO Investigación, Roberto Cachanosky, director de estudio Cachanosky y Daniel Marx, Director de Quantum Finanzas, analizaron la coyuntura político-económica moderados por Lara López Calvo, redactora de Economía de El Cronista.

"Lo importante para Argentina es tener un rumbo económico en una situación muy difícil como es la pandemia y que se puedan movilizar los recursos que tiene disponibles el país y que hoy están muy subutilizados, y hacer esto de manera coherente, con apoyo político y de manera que genere un clima de mayor confianza. El programa con el Fondo Monetario ayuda porque nos está permitiendo que podamos enfrentar una reestructuración con el Club de París y enfrentar vencimientos importantes", inició el debate Daniel Marx.

Continuando con el análisis económico, Cachanosky expresó su visión sobre el contexto inflacionario actual. "Sobre el tema de la inflación podríamos dar diferentes argumentos. Si uno toma las variaciones de precios del rubro alimentos y bebidas del mes de abril, Argentina tuvo un aumento del 4,3%. Si lo comparamos con nuestros vecinos, Paraguay bajó el 0,4%, Uruguay subió 0,69%, Brasil 0,49% y Chile 0,8%. Si el problema fuese el aumento internacional de los alimentos, todos deberían estar sufriendo un problema de inflación. Yo creo que el problema de la inflación tiene origen en la expansión monetaria del año pasado. El panorama que tenemos ahora es una caída en la demanda de moneda, emisión monetaria como consecuencia del déficit fiscal y además un nivel de actividad económica que está por debajo del inicio de la cuarentena".

En un año signado por las elecciones de medio término, en las PASO se definirán quiénes competirán en las elecciones generales, en las que se votarán 24 senadores y 127 diputados nacionales. Fornoni opinó sobre la influencia de los comicios en el día a día del gobierno nacional: "Es un año complicado en función de que el optimismo está relacionada con la pandemia y la dirigencia política no está ajena a esto. Hoy las expectativas de la gente son malas. En este contexto, entendemos que el oficialismo a nivel nacional es quien más ha notado la caída en la aprobación de la gente, muy lejos de la imagen que Alberto Fernández tenía al comienzo de la pandemia. Hoy la realidad es diferente. La economía está atada también a la pandemia y no ayuda, y eso hace que el gobierno haya perdido niveles de aceptación. Esto es importante porque en general, en las elecciones de medio los votos del oficialismo coinciden con el nivel de aprobación de gestión".

La pandemia en muchos casos aceleró transformaciones digitales y de logística. Si la vacunación contra el Covid-19 avanza a un mejor ritmo y de a poco se retorna a la vieja normalidad, las pymes se enfrentan a un escenario de reconstrucción. A propósito, Cecilia Mosto comentó: "Las empresas y los consumidores no tienen una relación fácil. En el sector agropecuario la media de niveles de confianza sube y otra excepción son las pymes. El nivel de confianza y valoración de los consumidores sube si se trata de pequeñas y medianas empresas. Me parece que ahí hay un activo intangible muy importante que debería ser considerado por los espacios que agrupan a las pymes. Esto me parece que mejoraría mucho la relación de las pequeñas empresas con su público. Hacia adentro de las empresas, la pandemia deja una revalorización muy importante de lo que son las estructuras chicas, flexibles, que se adaptan rápidamente a los cambios".

Los disertantes brindaron a manera de cierre de su panel una interpretación del escenario político-económico que sobrevendrá luego de finalizado el momento electoral del año. Coincidieron en señalar que el país deberá enfrentar desafíos estructurales muy importantes porque hay desequilibrios que deben atenderse sin dilación.

"Con el correr del tiempo se va a ir generando una presión sobre la economía que originará que se deban recalcular las decisiones políticas. Creo que hoy tenemos una realidad que pasadas las elecciones habrá que corregir y en consecuencia no me sorprendería que también el mismo gobierno comience a ir sacando presiones o desequilibrios. Me parece que el gran desafío viene más allá de los ajustes, y es plantear una agenda de un programa comprensivo abarcando todas las facetas del funcionamiento, no solo monetario o fiscal, que nos permita un desarrollo e ingresos para la población", interpretó Marx.

Fornoni comentó que "lo que estamos viendo es que si el gobierno logra valores similares a los que obtuvo en la elección anterior, significaría que quedaría en una situación cómoda en el Congreso. Los escenarios son distintos de acuerdo al resultado de la elección para el gobierno. Si la oposición logra cambiar el peso que tiene en Diputados, el escenario también sería diferente de cara a la elección presidencial. El panorama queda sumido al resultado electoral de éste año".

"Argentina tiene que terminar con el mito de que si consigue financiamiento externo eso es un sustituto de las reformas estructurales que hay que hacer. No creo que Argentina pueda resolver sus problemas sólo tocando el tipo de cambio o las tarifas de servicios públicos. Nuestra crisis económica no sólo es porque se gasta más. Hay que preguntarse por qué el Estado gasta mal. Si la pregunta es para dónde va Argentina luego de las elecciones, si no cambian los valores seguiremos en el mismo camino", finalizó Cachanosky.

Tags relacionados

Compartí tus comentarios