Franquicias

Una franquicia al dente: tradición italiana, baja inversión y calidad sin aditivos

Franccesca demanda una inversión de alrededor de $3 millones y ofrece una facturación promedio de $1,2 millones mensuales, lo que da un recupero de entre 12 a 15 meses

La historia de Franccesca es genuinamente italiana. Habla del amor por las raíces, pasión por la pasta y gusto por la innovación.

La aventura de esta fábrica de pastas, radicada en el partido bonaerense de Morón, se remonta al año 2006, cuando sus dueños fundaron una pequeña empresa, respetando las recetas de sus ancestros e  incorporando los progresos alcanzados por la tecnología en el campo de la ultra congelación sin añadir conservantes.

Cómo ingresar a la franquicia láctea más exitosa

Franccesca es una marca instalada en el mercado que comercializa productos de alta calidad, con fabricación propia y a un precio accesible.

Ofrecen una línea completa de fideos y pastas rellenas, como ravioles, raviolones, sorrentinos, caseritos, capeletis, torteleits y agnolotis.

Es una de las pocas que usa el sistema de trefilado en bronce que proporciona a la pasta esa particular superficie rugosa necesaria para capturar las salsas y los condimentos, sin comprometer su cualidades organolépticas y, aún más importante, sin añadir conservantes.

Su crecimiento se basa en la selección de los ingredientes y el compromiso con el entorno, con una orientación al consumidor y a sus necesidades.

Para ello brindamos un servicio de distribución propio, que proporciona una excelencia en la entrega del producto a los distintos puntos de ventas logrados.

Los objetivos y valores apuntan a la honestidad, sacrificio y eficiencia. Por todo esto, es que estamos enfocados en el cliente, sabiendo y comprendiendo sus necesidades.

"Nuestro diferencial se basa en la concentración de la fabricación en una sola planta, lo que nos permite optimizar costos. Nuestro target todos los consumidores que quieran comer rico a precios accesible", declaran.

Por qué franquiciar 

"Ofrecemos capacitación constante, innovación permanente, comunicación y marketing en todos los locales y locales llave en mano. Y un producto de alta calidad, con pastas de textura suave y un sabor exquisito gracias a que están elaboradas con ingredientes naturales, nutritivos y sin aditivos, ni conservantes", señalan desde la empresa.

El camino de las franquicias comenzó a partir de la pandemia. La empresa atendía solo al mercado mayorista, pero el cierre total los obligó a redireccionar los canales de venta. Fue así que tomaron la decisión de salir a abrir locales propios y franquicias y así diversificar los canales de venta.

Inversión 

La apertura de un local de Franccesca demanda una inversión de alrededor de $3 millones y ofrece una facturación promedio de $1,2 millones mensuales, lo que da un recupero de entre 12 a 15 meses.

Cada local, que no necesita ser mucho mayor a 35m2, lo puede atender una sola personas, con un reemplazo para francos.

Hoy cuentan con un equipo de 17 personas, y manejan siete locales y dos más en ejecución. Esperan cerrar el 2021 con 12 locales y llegar a los 20 locales en 2023.

Además de abastecer a los locales y franquicias, la fábrica produce una línea mayorista destinada a hoteles, catering, restaurantes, SPM y empresas

Tags relacionados

Noticias del día

Compartí tus comentarios

Formá parte de El Cronista Member y sumate al debate en nuestros comentarios