Seminario Pymes Rosario

Cómo innovan lqw pymes rosarinas: tres casos de éxito que sirven para aprender

Hernán Zoff, subgerente operativo Regional Centro de Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI); María Eva Juncos, fundadora de She Taxi, y Sabrina Duca, fundadora de Doing CNC, mostraron su visión sobre innovación en las pymes

La pandemia de Covid19 ha provocado un escenario sin precedentes que hasta hoy genera una multitud de desafíos en todas las esferas de la sociedad. A pesar de ello, también ha brindado oportunidades para la innovación, y el sector de la pequeña y mediana empresa -que tiene una capacidad de adaptación per se- en muchos casos ha sabido estar a la altura de las circunstancias.

"La pandemia aceleró algunos cambios en la forma de producción y comercialización de las empresas. Cuando hablamos de innovación, podemos pensar en una innovación disruptiva, con un nuevo producto, pero también se trata de cambios en procesos de producción o en las organizaciones. Y para eso es fundamental la ciencia y tecnología. Acompañamos a las pymes en estos procesos. En Rosario hay una gran cantidad de centros de ciencia y tecnología, la idea es trabajar de modo integrado. El INTI creó dos herramientas: los consejos asesores regionales, donde están los gobiernos de las regiones y las cámaras empresariales. Y los consejos sectoriales, integrados por las cámaras, los sindicatos y centros de ciencia y tecnología", comentó Hernán Zoof del INTI, en el segmento del evento conducido por Eugenia Iglesias, periodista de la revista Apertura

"La innovación no necesariamente debe romper un esquema, sino que puede estar relacionada con procesos de adaptación, y como pymes debemos ser flexibles para hacer ese cambio", sostuvo Sabrina Duca, de Doing CNC, una pyme que desarrolla su actividad en el segmento del mantenimiento y reparaciones de electrónica para industrias metalúrgicas.

Un poco la necesidad y otro poco el talento intrínseco, llevó a María Eva Juncos, fundadora de She Taxi, a detectar la oportunidad de desarrollar un negocio en medio de un contexto tan desafiante como el que se vive desde principios de 2020. "La innovación ya no forma parte de un grupo de empresas. Yo soy un ejemplo. Soy taxista, no entendía nada de tecnología, pero las usuarias plantearon que querían viajar en taxis conducidos por mujeres. Me contacté con un ingeniero que interpretó lo que necesitábamos; saqué un crédito y lo hice sola. Descubrí este mundo tecnológico y todo lo que se puede hacer y ahora, idea que se me ocurre la plasmo. Había compañeras que tenían la idea y no se animaron. Siempre implica dudas y miedos, pero se puede, no es tan difícil", explicó.

Tags relacionados

Compartí tus comentarios