Cinco emprendedores sub 25 que prometen: qué hacen

Son resilientes desde su génesis, se adaptan a los cambios con facilidad, les impacta la realidad del presente y lo que perciben del futuro. Buscan soluciones a problemas sociales, económicos y educativos para mejorar la vida de las personas

"Los emprendedores más jóvenes se caracterizan por diseñar proyectos que representen los cambios que quieren ver en el mundo. Son actores que están muy involucrados con los propósitos que los identifican y buscan dejar su huella a través del trabajo. Imponen sus propias reglas y reclaman un lugar cada vez más protagónico en la sociedad. Para ellos, emprender va más allá de ganar dinero, se trata de comprometerse por una causa común que los atraviesa. Alzan su voz sobre temas que los identifican y es allí donde quieren ver un cambio", explica María Julia Bearzi, directora ejecutiva de Endeavor Argentina.

La especialista indica que, a nivel económico, el primer impacto que generan es el poder crear una nueva forma de hacer negocios con propuestas que son disruptivas en industrias tradicionales y tiene potencial de ser competitivas a nivel global. "No podemos darnos el lujo de dejar que este talento emigre porque creen que en Argentina no es posible. Tenemos que desterrar este concepto. Tenemos que crear un efecto multiplicador donde estos jóvenes emprendedores sean la fuente de inspiración para otros, que también quieren quedarse y proyectar su vida y sus sueños en el país", apunta.

VERÓNICA SILVA

Resiliente y creativa. Así se auto describe la fundadora y CEO de Apprendo, una app que facilita el acceso a la educación extracurricular, impulsa las oportunidades laborales a través de una solución tecnológica y conecta profesores particulares con alumnos para todo tipo de temáticas, como apoyo estudiantil, arte, música, deporte, tecnología, idiomas, capacitación profesional, y más.

"Tuve mil obstáculos, pero siempre me esfuerzo por encontrar soluciones y pensar fuera de la caja. A pesar de no tener los recursos tradicionalmente necesarios para emprender en tecnología siempre tuve una mirada a largo plazo y estratégica para armar el camino para en pos del crecimiento y en cómo poder mejorar constantemente la propuesta de valor", cuenta Silva.

La idea de Apprendo surgió mientras Silva estaba en la universidad y necesitaba clases particulares para poder aprobar una materia. "Recuerdo que mis compañeros me habían pasado una opción muy cara para lo que yo podía afrontar económicamente, y mis amigos me recomendaron otra persona que vivía a dos horas de distancia. Me frustré y, como buena millennial, busqué en internet", recuerda Silva sobre el comienzo de la App y agrega que, en realidad, no pudo solucionar su problema ni con el buscador.

Así, descubrió que el 90% de las personas habían ido a una clase particular al menos una vez en su vida y la idea de la plataforma apareció con sus 21 años y el desafío de convertir una idea en realidad.

"No tenía conocimientos tecnológicos y, mucho menos, dinero para invertir en un desarrollo. Empecé puliendo la idea escuchando el feedback de los profesores en mi universidad y empecé a ir a eventos del ecosistema emprendedor concursos y capacitaciones", explica Silva y señala que para solucionar su problema hizo una alianza con un instituto de programación, desde donde surgió la primera versión.

Hoy, el crecimiento de Apprendo es constante, lanzaron la plataforma y App oficial en marzo y desde entonces no para y ya tiene conformada una comunidad de dos mil personas. Ahora, se encuentra en la búsqueda de su primera ronda de inversión Seed. "Nos interesa sumar Smart Money, que no sólo aporten capital, sino también alguien con experiencia, talento y que comparta nuestra visión", aclara.

NICOLÁS BENENZON

Descubrió su pasión por el mundo digital jugando juegos online a los ocho años, aprendió a programar a los nueve; y llegó a crear un juego que llegó a tener algunos miles de usuarios. "Me di cuenta que desde mi computadora podía crear cosas que la gente ame", cuenta Nicolás Benenzon, cofundador de Humand.co, una empresa que permite a empleados realizar tareas de comunicación y recursos humanos, como completar formularios, responder encuestas, leer la revista digital, ser reconocidos en base a los valores culturales de la empresa, completar información en su perfil, chatear con colegas y áreas para hacer preguntas, o publicar y recibir anuncios de la empresa. Todo desde sus teléfonos, sin necesidad de trabajar desde un escritorio o tener un email corporativo.

Los primeros pasos con Humand fueron reuniones con las personas que experimentaban el problema que el equipo resuelve, como directores de Recursos Humanos y CEOs de grandes empresas para entender cuáles eran sus problemáticas. El objetivo era diseñar un producto que pueda aportar soluciones. "Diseñamos nuestro primer prototipo y se lo vendimos a ArcelorMittal Acindar, nuestro primer cliente, que nos dio el capital necesario para poder desarrollarlo y volverlo realidad", explica Benenzon.

La inversión inicial fueron los sueldos de dos desarrolladores de software por ocho meses, la constitución de una sociedad, algunas cenas con clientes y mentores, un dominio web y cuentas para publicar la App en Google Play y AppStore, lo que suma una cuenta de, aproximadamente siete mil dólares.

Hoy, Humand cuenta con tres mil trabajadores que utilizan la plataforma para comunicarse, colaborar y estar más conectados.

LUCÍA MARTÍN

Después de una intensa jornada de intercambio y trabajo durante una iniciativa que promueve el aprendizaje tecnológico en las mujeres, nació 5contar, la plataforma que creó Lucia Martín una estudiante de economía que, con 16 años se dio cuenta que el acoso callejero era un problema que le tocaba de cera.

"No se cuenta ni se denuncia, es un problema sin contar. Uno de los múltiples motivos por los que esto pasa, es lo difícil que es para la persona que se encuentra en esta situación ir a la comisaría a denunciarlo, si tenemos en cuenta que generalmente son chicas jóvenes a las que los espacios de denuncia son espacios hostiles, la idea era dar una respuesta rápida esa necesidad, cinco pasos para contar lo que no se cuenta. cinco pasos para hacer visible lo oculto, 5contar", explica Martín y añade que el objetivo era crear una herramienta que ayude a visibilizar la problemática, generar un registro numérico que no existía y mostrar el impacto emocional que genera esa situación.

Si bien en su momento el espacio fue diseñador para chicas entre 15 y 25 años, el acoso no conoce sobre edades y cualquier puede ser usuaria. "También pensamos que se puede usar sin necesidad de que le pase a una misma. Si ves en la calle algo, lo podés denunciar", indica Martín.

MARTÍN NAGELBERG

"Soy un emprendedor incansable, perseverante, ambicioso; y siempre estoy motivado para construir productos útiles que la gente ame", destaca Martín Nagelberg, founder y CTO de Plunzo y Tienda Dólar, dos empresas que acercan el mercado financiera de manera sencilla a las personas.

Su empresa se encuentra en un constante crecimiento, cerca del 5% semanal. Comenzaron con una inversión de dos mil dólares entre los miembros fundadores y ya se operaron arriba de los 35 millones de dólares desde el lanzamiento.

Hoy, la empresa de Nagelberg es parte del programa de aceleración de YCombinator, que es, también, su principal inversor; y en 2021 el objetivo será cerrar una ronda semilla.

"Creo que la clave siempre es la misma: resolver un problema, ejecutándolo de la mejor manera posible", cuenta Nagelberg y agrega que la mayoría de las tareas son realizadas por los Founder donde todo es muy manual.

FACUNDO STANCATELLI

Con 17 años, y todavía estudiante, Facundo Stancatelli es creador y desarrollador de Eye-Sky, una app que tiene el objetivo de crear un mundo más justo e inclusivo que posibilita el traslado por la Ciudad a través de la cobertura de las diferentes variables que podrían surgir en el trayecto, como semáforos, autos, y demás. La idea es que la aplicación pueda ser utilizada en el día a día por las personas con deficiencia visual pudiendo así mejorarle la calidad de vida.

"Siento que tengo el deber de entregar y buscar ideas cada vez más innovadoras y así brindarle más valor al cliente o a los usuarios que se encuentran en el mercado", señala Stancatelli, que comenzó hace menos de un año, en el verano 2020, de manera autodidacta a capacitarse y estudiar las diferentes herramientas que le permitieron poner en práctica el proyecto.

Skye-Eye aún no cuenta con capital financiero inicial para poder realizar una inversión inicial monetaria; si bien la plataforma ya se encuentra funcionando, dentro de pocos meses se lanzará al mercado debido a que se encuentra en los últimos ajustes y testeos.

"Para poder solventar los gastos de la aplicación, la idea es incluir un sistema de donaciones en el cual los usuarios puedan aportar dinero de acuerdo a sus posibilidades, y así poder apoyar y solventar los gastos de la aplicación", explica Stancatelli y añade que se encuentra en la búsqueda de inversiones y trabajando con servicios de IBM a través del programa "Startups with IBM" que consta de entre mil y diez mil dólares mensuales durante un año para utilizar en sus herramientas.

Tags relacionados

Compartí tus comentarios