Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

kidloom

Tras el nacimiento de su primer hijo, una pareja creó una firma proveedora de entretenimiento móvil para niños, con espacios virtuales especialmente pensados para ellos. Fundada en 2014, opera en 30 países y prevé para este año facturar u$s 1,8 millón.

kidloom

Lanzamiento: 2013.
Inversión inicial: u$s 500.000.
Facturación 2016: $ 25 millones
(América latina).
Clientes: 500.000.
Descargas: 5.000.
Facturación proyectada para 2017:
u$s 1,8 millón.

Cuando Gonzalo Geronés y Milena Pelletán observaron cómo su hijo Santiago, entonces de tan solo dos años, interactuaba con la tablet de manera intuitiva y natural, empezaron a buscar aplicaciones para que jugara con ella. Después de numerosas búsquedas fallidas y de experimentar un sentimiento de frustración por no encontrar material de calidad, vislumbraron una veta en el nicho del entretenimiento móvil para niños que los impulsó a formar un negocio juntos: desde su origen, se trató de crear historias interactivas para los más pequeños.
Así fue como nació el emprendimiento en 2014 bajo el nombre de Tale Me Stories, hasta convertirse en Kidloom, luego de ser acelerado por el fondo NXTP Labs y atravesar un proceso de adquisición de acciones. En la actualidad, sus servicios de e-learning y esparcimiento llegan a más de 30 países de América y Asia para ser utilizados desde cualquier dispositivo con los sistemas operativos iOS y Android por chicos de entre uno y seis años. El objetivo: ir más allá de la diversión. Las apps no solo proponen un universo lúdico con juegos, cuentos, series animadas y videos, sino que tienen como finalidad, también, estimular la reflexión y la imaginación.
¿Cómo funciona el modelo de negocios? La investigación y la búsqueda de autosuperación llevaron a la pyme a incorporarse al porfolio de proyectos curados por la company builder Vrainz, donde se adaptó la idea original para ser comercializada con las principales firmas de telefonía móvil bajo un sistema por suscripción. De esta manera, Kidloom desarrolla aplicaciones web y nativas que las operadoras ofrecen a sus clientes que desean abonar por ellas.

Su evolución en el tiempo

Según los fundadores de Kidloom, firma en la que trabajan 10 personas fijas y un total de 20 colaboradores, parte del crecimiento de la empresa se basa en la innovación. "Trabajamos para ofrecer todas las semanas novedades especialmente diseñadas para una edad temprana. Generamos al año más de 200 productos", señala Pelletán, y asegura que la propuesta carece de publicidad y enlaces que conducen a contenidos inapropiados.
La creatividad y la actualización constante le permitió a Kidloom superar una de sus mayores dificultades: la de lidiar con un público variado, compuesto por niños y adultos. "Es un doble desafío. Por un lado, debemos lograr que la experiencia infantil sea divertida y cuidada y, por otro, hay que demostrarles a los padres que se trata de una apuesta educativa y segura", dice Geronés.
Pasar de operar en el país a hacerlo además en el resto de la región representó otro progreso significativo. "Salir de la Argentina implicó construir un diferencial, viajar y demostrar los resultados de las operaciones a nivel local", recuerda Pelletán, licenciada en Ciencias de la Educación de la Universidad Nacional de Cuyo y experta en implementación de herramientas de e­learning. "Tuvimos que participar en diferentes eventos del rubro en San Francisco y Nueva York y tratar en persona con ejecutivos de Apple y Google para lograr la aceptación de los usuarios y ser valorados así en las tiendas de aplicaciones", afirma.
Y, aunque los casos de éxito fueron una pata crucial de este camino, ambos fundadores coinciden en que, por sí solos, no a-traen nuevos clientes. "Tenés que centrarte en las operaciones para que la gestión sea buena, así como también seguir pensando historias para ofrecer al público. Si te dedicás solo a conseguir potenciales usuarios, probablemente pierdas a los actuales. Si, en cambio, te enfocás solo en lo comercial, ponés en riesgo a la compañía ante la contingencia de perder consumidores. El secreto es siempre buscar la armonía", confiesa el socio fundador del emprendimiento, que facturó a nivel regional $ 25 millones en 2016 y cerró el año con una base de 500.000 clientes activos.
"Finalmente, hallamos este equilibrio. Al principio, intentábamos satisfacer a los clientes con cada una de sus solicitudes. Con el paso del tiempo, aprendimos a manejar la ansiedad y actuar de forma más inteligente", indica Geronés, recibido de Actuario de la Universidad de Buenos Aires y especialista en Analytics y Big Data en la industria social & mobile games, mientras adelanta que están planificando para este año "un proyecto muy ambicioso, relacionado con los juegos de mesa y la realidad aumentada".Cuando las compañías no logran alcanzar sus objetivos de crecimiento, en el 90% de los casos las causas principales son internas, no externas". A esta conclusión llegaron los autores de Profit from the Core, Chris Zook y James Allen, cuando se pusieron a investigar por qué es tan difícil alcanzar y sostener un crecimiento rentable. Con este punto como disparador escribieron su último texto: La mentalidad de fundador, basado en el estudio de más de una década en firmas de más de 40 países.
De acuerdo al libro, estas causas internas tienen que ver con un mayor distanciamiento de la fuerza de atención, la erosión de la responsabilidad, y la proliferación de procesos y burocracia, entre otros motivos. Así, los socios de Bain & Company revelan que la gestión de estos cuellos de botella necesitan de una "mentalidad de fundador", o sea, de actitudes y conductas típicas de un fundador audaz y ambicioso,para recuperar el foco, la velocidad y la conexión con los clientes.
A lo largo de seis capítulos, se abordan tópicos como las claves para alcanzar el crecimiento sostenible, las crisis previsibles del crecimiento, cómo promover la mentalidad del fundador en todos los niveles de la empresa, cómo redescubrir lo que hizo grande a la compañía, cómo superar el caos del alto crecimiento y cómo salvar a una empresa que esté atravesando un rápido deterioro.
Radicado en Ámsterdam y Boston, Zook, uno de los 50 pensadores de negocios más influyentes, según The Times, ayuda a compañías a encontrar "la siguiente ola de crecimiento rentable". Allen tiene más de 25 años de experiencia y asesora en cuestiones vinculadas al desarrollo de estrategias de crecimiento, ingreso en mercados emergentes y de transformación. Juntos escribieron cinco best sellers.

Más notas de tu interés

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar