El gran capital social

por  MARTÍN RAPPALLINI

Empresario industrial titular del Polo Industrial Ezeiza, es, además, presidente de la Unión Industrial de la Provincia de Buenos Aires y Presidente de la Comisión PyMI, Desarrollo Regional y Transporte de la UIA.

0
El gran capital social

Recientemente, visité el Encuentro Nacional del Herraje y Artículos de Ferretería (Enhaf) y pude dialogar con muchos empresarios pyme del sector, quienes me contaron las historias de sus industrias familiares.

Historias de esfuerzo, de resiliencia y de compromiso sostenido a través de varias generaciones, que me sirvieron para confirmar el enorme valor que las pequeñas y medianas empresas industriales familiares revisten para nuestra sociedad, en tanto son el resultado de décadas de conocimiento acumulado.

Activo intangible

Todas estas industrias familiares representan un activo intangible de nuestra sociedad. No cotizan en ninguna bolsa pero existen y son el gran motor de la Argentina.

Son, por caso, un tesoro oculto que es imprescindible revalorizar y cuidar para que el país salga adelante.

La crisis actual que atraviesa la Argentina ha generado una caída en las ventas de estas compañías, así como un encarecimiento del financiamiento que complica el corto plazo y resulta insostenible en el largo.

No obstante, más allá de estas cuestiones coyunturales, existen problemas de fondo que los argentinos deberemos resolver si pretendemos superar alguna vez las crisis que periódicamente nos afectan: comenzando por la desmedida presión tributaria que soportan quienes se atreven a producir en la Argentina y por un cuerpo de leyes laborales antiguas y devastadoras, que todos los días contribuyen a que diversas compañías cierren sus puertas, generando recesión y desempleo.

A la espera

Mientras aguardan que todas estas condiciones negativas se reviertan, las pequeñas y medianas compañías familiares industriales siguen dando batalla para mantener en alto la calidad de sus productos y la inversión.

Considero que los argentinos debemos revalorizar a estos héroes silenciosos, que con coraje dan trabajo a cientos de miles de familias.

Desde la Unión Industrial de la Provincia de Buenos Aires (Uipba), vamos a seguir trabajando para estar cerca de estas pequeñas y medianas empresas y para acompañarlas, asimismo, en sus dificultades cotidianas, haciendo llegar sus propuestas y sus reclamos a los ámbitos que correspondan.

¡Son un orgullo nacional, y queremos que sigan creciendo!

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar