Educación ejecutiva: lanzan la primera escuela online para entrenar habilidades blandas

A través de una plataforma, La revolución blanda ofrece más de 30 cursos virtuales sobre temas como optimismo, creatividad, innovación, resiliencia, felicidad, perfilamiento y lenguaje corporal, adaptabilidad, humor e inteligencia emocional, entre otros.

El 85% del éxito financiero de una persona se debe a su personalidad, capacidad de comunicar, negociar y dirigir, entre otras habilidades blandas. Asombrosamente, solo el 15% se debe al conocimiento técnico, destacan estudios del Carnegie Institute of Technology. Con este norte, la firma colombiana Mentes a la Carta  y Temas Grupo Editorial, de la Argentina, lanzaron recientemente La revolución blanda, la primera escuela 100% online destinada al desarrollo de soft skills.

"Deportistas, empresarios, escritores y artistas entrenan en aquellas habilidades que jamás aprendimos en el colegio y la universidad: las habilidades blandas", comparte Jorge Scarfi, fundador y CEO de Temas Grupo Editorial.

La plataforma ofrece más de 30 cursos virtuales sobre temas como optimismo, creatividad, innovación, resiliencia, trabajo en equipo, persuasión, felicidad, perfilamiento & lenguaje corporal, liderazgo, adaptabilidad, humor, inteligencia emocional, éxito, ventas, entre otros.

Los cursos están divididos en clases de 15 minutos y tienen una duración de entre tres y cinco horas. Al cierre de cada cursada, se le propone al estudiante un reto en el cual pone en práctica la habilidad desarrollada.

"La plataforma se lanzó en octubre de este año y, en menos de un mes, ya contamos con más de 1500 alumnos prematriculados", agrega Alejandro Ambrad Chalela, experto en Innovación Estratégica Empresarial y cofundador de Mentes a la Carta, y adelanta que esperan triplicar ese número antes de que termine el año.

 

"Contamos con una maestría en habilidades blandas y también ofrecemos una maestría en innovación, en ventas y comunicación. Nuestro modelo de micromaestrías condensa en menor tiempo, y con una menor inversión, un volumen de aprendizajes similar al de una maestría convencional", agrega Scarfi. Las micromaestrías tienen una duración de hasta 50 horas e incluyen material descargable, retos, herramientas digitales y certificado. 

Además, tanto cada participante como las empresas pueden armar un máster a su medida, así como también trazar la carrera con el ADN Emocional: ee trata de un algoritmo creado por el conferencista Elías Azulai, que permite medir la arquitectura emocional de cada persona.

Esta tecnología, basada en más de 60 preguntas, permite identificar cuáles son las potencialidades blandas genéticas de cada persona y, en función de ello, recomendarle qué áreas fortalecer.

En el caso de las empresas, les permite saber en qué habilidades deben formar a cada empleado y las ayuda a entender si cuentan con las personas adecuadas en los puestos que ocupan.

"Solo a través del desarrollo de habilidades blandas podremos convertirnos en trabajadores únicos, atractivos e irreemplazables en un mundo donde la oferta de profesionales es cada vez mayor y la automatización reemplaza con una velocidad vertiginosa muchos de los trabajos que desarrollamos los seres humanos. En mentesalacarta.com contamos con más de 3000 'mentes' de más de 30 países, de las cuales, hemos elegido a las mejores 'mentes blandas' para desarrollar nuestros programas", agrega Ambrad Chalela.

 

Habilidades blandas

 

Las habilidades blandas son necesarias para todas las personas, pero principalmente para trabajadores de cualquier sector o profesión y para jóvenes que aún no han entrado en el mercado laboral, dado que más del 65% de ellos trabajará en cargos que aún no existen y que serán intensivos en estas habilidades, sostienen Ambrad Chalela y Scarfi.

"No todos podremos desarrollar al mismo nivel todas las habilidades blandas, pero entre más habilidades abarquemos, más herramientas tendremos para sobresalir. En el mundo en el que vivimos, no sobresalen los mejores, sino quienes se atreven a ser diferentes, y sólo el desarrollo de habilidades blandas nos permitirá ser diferentes", comparten.

El equipo de La revolución blanda está liderado por Juliana Ambrad. El costo de las maestrías no supera los u$s 400 y los estudiantes tienen la opción de empezar cursando módulos individuales cuyo valor oscila entre u$s 19 y u$s 80.

"Hoy más que nunca debemos fortalecer nuestras habilidades blandas para, por ejemplo, adaptarnos rápidamente a los cambios, gestionar nuestras emociones, vender en remoto, comunicarnos a través de herramientas online, liderar grupos a distancia. Además, las crisis son perfectas para innovar, porque están llenas de problemas, y los nuevos problemas no son más que nuevas oportunidades de encontrar soluciones innovadoras. A diferencia de lo que muchos creen, lo más importante a la hora de innovar son las habilidades blandas. Es por esto que si queremos sacar el máximo provecho de esta y futuras crisis, debemos esforzarnos por desarrollar todo nuestro potencial 'blando'", concluye Scarfi.

Tags relacionados

Compartí tus comentarios