Desafíos que atraviesan las franquicias en un contexto de crisis

Susana Perrotta, al frente de la Asociación Argentina de Marcas y Franquicias (AAMF), analiza los desafíos que atraviesa el sector y comparte su visión acerca de por qué, a pesar de la crisis, el franchising puede ser una buena oportunidad de inversión.

SUSANA PERROTTA,

SUSANA PERROTTA,

Honrar la palabra de uno, apelar al sentido común, tener siempre una conducta y vocación de trabajo. Eso hace que las personas, independientemente de que seamos hombres o mujeres, nos ganemos un lugar cuando somos portadores de estas cualidades", sostiene con firmeza Susana Perrotta, presidenta de la Asociación Argentina de Marcas y Franquicias (AAMF) y del Comité de la Mujer de la la misma entidad.

Los segmentos de servicios y gastronomía lideran en la cantidad de franquiciados y en las aperturas ocurridas en los últimos 12 meses. Sin embargo, el rubro de negocios especializados es el que suma la mayor cantidad de negocios propios (767). En total, en la Argentina existen unos15.402 franquiciados, 1902 locales propios, y 1956 puntos de venta inaugurados entre 2017 y 2018, según reportan desde la entidad. En una amena charla telefónica, tras una semana de varias reuniones con los franquiciados, la ejecutiva brinda un pantallazo general de las franquicias en la actualidad, un sector que está marcado.

Desde que asumió la presidencia de la asociación, ¿cómo observa el sector de franquicias y, en especial, a las que se desempeñan en el rubro cafeterías? ¿Hay crecimiento o se mantiene estable?

Hay un crecimiento, no tan grande como en años anteriores, pero las cafeterías en ese rubro siguen aumentando. Lo que sí puedo asegurar es que, en el rubro gastronómico, que es en donde se encuentra las cafeterías, hay crecimiento constante.

Cuándo la Argentina atraviesa una crisis, ¿cómo funciona el sector de las franquicias?

Las franquicias son la réplica de un negocio exitoso. Por lo tanto, los negocios que son franquicias son los que tienen mayores oportunidades para sobrellevar esa crisis, no solo por la economía de escala sino porque el franquiciante siempre está atento a las necesidades del franquiciado. Es decir, que si una persona tiene un negocio como franquiciado siempre es muy fácil sobrellevar los tiempos difíciles porque siempre tiene un soporte detrás, además, tiene continua capacitación. Las empresas franquiciantes siempre están evolucionando para dar mejor servicio a su franquiciado y a su cliente. Entonces, es un rubro dónde siempre, siempre, la Franquicia va creciendo. Los negocios de franquicias crecen continuamente año a año. Algunos años más que otros, pero son los negocios que generan la mayor cantidad de puestos de trabajo en blanco y los negocios que más seguridad le dan los inversores. Cada uno de los emprendedores que abre un negocio por su propia cuenta, sin ser una Franquicia, de cada 10 solo 1 sobrevive a dura penas. En cambio, en los negocios franquiciados uno tiene una seguridad y una solidez que no te lo ofrece ningún tipo de emprendimiento unipersonal.

Según su análisis, ¿cómo se reconvierte el sector de las franquicias argentinas del segmento cafeterías, a partir de la gran competencia motivada por jugadores internacionales como Starbucks, por ejemplo?

Cada uno tiene una característica especial que sea que lo haga único y que tenga un público especial para cada uno de ellos. En realidad, las cafeterías -tanto como las franquicias en general- se van reconvirtiendo a partir de los cambios de los consumidores y de la demanda de los consumidores. Estos lo van haciendo a medida que van pasando el tiempo.

¿Qué oportunidades de crecimiento tienen las pymes del rubro cafeterías dentro del sector?

Creo que tienen muchas oportunidades. La cafetería es algo que siempre funciona bien, pero, siempre y cuando sea una marca consolidada, que esté bien llevada por la empresa franquiciante y que tenga franquiciados capacitados y que trabajen según las normas de esa cafetería.

Los emprendedores del café, ¿pueden llegar a tener el crecimiento en el mercado argentino como las cervezas artesanales?

Creo que son dos rubros totalmente diferentes, si bien encuadran dentro del rubro gastronomía, tienen un público distinto. Los emprendedores del café con una propuesta y un concepto bien claro pueden tener un emprendimiento a largo plazo con el tema de las cafeterías, mientras las cervecerías artesanales estén de moda van a poder seguir creciendo. En cambio, las cafeterías no es un negocio que esté de moda ahora, es algo que va a existir siempre.

Comentarios1
Carlos Canudas Rivell
Carlos Canudas Rivell 06/05/2019 07:41:54

Ademas se estan volcando a las franquicias los Cafes de especialidad, manejados por baristas. A tenerlos en cuenta