Innovación

La Ciudad de Buenos Aires busca potenciar a la industria del vino: cuáles son los planes

José Luis Giusti, ministro de Desarrollo Económico y Productivo de la Ciudad de Buenos Aires, brindó detalles de las acciones para asistir a las pymes porteñas y como planean potenciar al sector vitivinícola

Desde que se implementaron nuevas medidas de aislamiento y se comenzó con una fase de mayor restricción para intentar frenar la circulación de personas y achatar la curva de contagios de Covid-19, en términos económicos para el sector empresarial del segmento pyme, representa una crisis mayor.

El gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires lleva adelante programas y acciones desde el inicio de la pandemia para asistir a las más de 130.000 pequeñas y medianas empresas que funcionan en su territorio. Durante el aislamiento de 2020, se ofrecieron, por ejemplo, líneas de créditos accesibles para empresas no esenciales afectadas económicamente por la crisis derivada del coronavirus, entre otros fomentos.

"La pandemia nos sorprende en marzo del año pasado con una economía que venía baja pero también con la expectativa de iniciar un proceso de apertura de actividades económicas para tener en fuerte crecimiento en el 2021. Lamentablemente vino la pandemia, no tuvimos la cantidad de vacunas ni en el tiempo que todos creíamos que íbamos a tener y nos encontró el invierno con una segunda ola de contagios de Covid-19 bastante fuerte que nos obliga a tomar medidas de restricción, que vuelven a generar una parálisis en la actividad productiva con un fortísimo impacto en las Pymes", contextualizó José Luis Giusti, ministro de Desarrollo Económico y Productivo de la Ciudad de Buenos Aires.

Según la interpretación del funcionario, hay sectores de la pequeña y mediana economía que están sufriendo particularmente los embates de las restricciones de reunión y circulación de personas. Segmentos como el turismo, hotelería, gastronomía y entretenimiento son las caras visibles de una crisis sin precedentes, no sólo desde lo económico sino también desde lo funcional. "Hoy hay algunos sectores que están demandando un mayor foco de atención y asistencia, tanto por parte del gobierno nacional como por parte del gobierno de la ciudad. Son sectores muy presentes y relevantes para la ciudad, hablamos de gastronomía, de turismo, y cuando digo turismo me refiero también a turismo receptivo, todo lo que se pone en marcha cuando la ciudad funciona", explicó.

La pandemia obligó a la administración pública a implementar programas de asistencia para ofrecer a la pequeña y mediana empresa en muchos casos salvoconductos que les permitan navegar la pandemia con cierta seguridad de que llegarán a puerto.

"El trabajo que se está haciendo con estos sectores de la ciudad en el marco de la crisis es implementar herramientas de política económica que permitan hacer frente de una manera duradera a los efectos sobre la actividad económica. Por ejemplo, hemos lanzado créditos a tasa cero que generaron algún alivio a las empresas, sobre todo para poder afrontar la crisis", comentó Giusti.

La Legislatura porteña aprobó recientemente dos leyes propuestas por el Gobierno de la ciudad que establecen exenciones impositivas a favor del sector privado de salud y en beneficio de comercios del rubro gastronómico. Las exenciones se fundamentan en las consecuencias de la emergencia sanitaria por la pandemia de coronavirus. Una de ellas exime del pago de Ingresos Brutos a los comercios dedicados a la venta de bebidas y comidas, ya sea con servicios de mesa, al mostrador o al paso, con aplicación para los meses de mayo, junio y julio.

En ese sentido, el ministro de Desarrollo Económico y Productivo de la Ciudad comentó que "estuvimos trabajando muchísimo con los distintos sectores a pesar los problemas económicos para la ciudad derivados del recorte de coparticipación y establecimos medidas puntuales para cada uno de los sectores con el objetivo de generar algún alivio, por ejemplo con políticas fiscales, paliativos en términos impositivos y sociales para sectores críticos. Todos estamos con un gran interrogante por delante".

Sobre la relación de la ciudad de Buenos Aires con las empresas con sede en Mendoza, en el panel se abordó el tema del "Distrito del Vino", un proyecto de Ley presentado en la Legislatura porteña que propone esa iniciativa para el barrio de Villa Devoto, con el objetivo de promover el consumo de esta bebida nacional y el desarrollo económico de la zona. La fundación de este Distrito, cuenta con el apoyo de las grandes bodegas mendocinas, y la intención es que participen todas las Provincias productoras de vino del país. Además, se planifica construir en la zona el "Museo del Vino", y se determinará un punto designado como kilometro cero de la "Ruta del Vino Argentino", para atraer al turismo nacional e internacional que visiten nuestra Ciudad.

"Nuestra idea es tener espacio físico específico en donde alentemos las inversiones vinculadas a todo el proceso de la cadena de vino y en ese sentido estamos trabajando con la Legislatura de la Ciudad para crear en el barrio de Devoto el distrito del vino, para potenciar la actividad gastronómica de la ciudad pero también que sea un lugar que se puede convertir en un potenciador importantísimo de los lugares hermosos que tienen Mendoza, de todo lo que implica la industria del vino en Mendoza. Porque la ciudad es la puerta de entrada para millones de turistas extranjeros y nos imaginamos que la industria del vino pueda mostrar sus productos en CABA y que eso esa facilitador para que puedan visitar la provincia de Mendoza", cerró Giusti.

Tags relacionados
Noticias del día

Compartí tus comentarios