Tendencias

Canjes de famosos en redes: cobran hasta $ 700.000 por foto, cuánto le hacen ganar a las empresas

Una opción eficaz para posicionar la marca con imagen favorable. Destinan desde $50.000 mensuales, dependiendo del alcance y del engagement que tenga el influencer

El marketing de influencers ha madurado como industria. Según los datos arrojados por Influencer Marketing Hub, "el número global de ofertas de servicios relacionados con el marketing de influencers creció un 26% solo en 2021, para llegar a la asombrosa cifra de 18.900 empresas que ofrecen o se especializan en este tipo de servicio".

Cómo entrar al negocio del pan casero: cuánto hay que invertir para facturar $ 28 millones

Este fenómeno que consiste en un intercambio entre una marca y una persona con gran influencia en los medios digitales también llegó al mundo de las pymes.

"La idea de trabajar con influencers nació en el 2015 aproximadamente con la necesidad de hacer crecer nuestra cuenta de Instagram. Con el correr del tiempo se empezó a usar cada vez más y quizás con otros objetivos más de branding", cuenta Samanta Schnabel, fundadora y directora creativa de Salve Regina, la marca argentina de regalos con valor emocional.

La primera influencer de la firma fue bailarina Laurita Fernández. "La acción fue muy grata, subimos seguidores y los productos que ella lució se empezaron a vender más", cuenta la empresaria.

Actualmente, trabajan con dos influencers "fijas" que se convirtieron en embajadoras de marca y como trabajan con una agencia de prensa todos los meses también realizan acciones con distintas influencers. Salve Regina hoy destina cerca de $50.000 mensuales al MKT de influencers.

¿Cómo funciona el negocio? "En el caso de nuestras embajadoras, se paga una factura mensual con el fee acordado, y ellas se comprometen a subir la cantidad de contenido pactado y si, primero aprobamos el contenido desde el área de marketing. El beneficio para nosotros es contar con contenido diferente, y que nuestra marca tenga más difusión, además de tener el "aval" de calidad de otras personas", detalla Schnabel.

Alejandra Leguizamón, fundadora de Mamá Emprende, por otro lado, indica que hay tres maneras de trabajar con influencer por canje de producto o servicio, por formato híbrido donde la marca le acerca una propuesta con un presupuesto más canje de productos, lo que permite a la firma bajar los costos de marketing y por acción paga, donde directamente se le abona por las menciones en sus redes. 

El negocio que nadie vio: convierten en pesos los residuos que casi todos dejan de lado

Generalmente, consiste en un post o reel en el fed más una batería de historias. Este paquete puede arrancar en los $50.000, dependiendo del perfil. Mientras más alcance y engagement tenga el elegido, más elevado será el precio.

"Una forma de medir los resultados es darle al influencer un código de descuento por la compra del producto. De esa manera, sabemos cuanta gente compro a partir de esa acción. También implementamos encuestas a clientes, les preguntamos cómo nos conocieron, si su respuesta es a través de un influencer, les preguntamos particularmente de quien. De esa manera podemos seguir apostando a los mejores perfiles", detalla Leguizamón.

Pero, ¿qué pasa si la marca no está de acuerdo con el contenido generado? "No hay mucho por hacer porque el influencer no te puede asegurar ventas, lo único que te puede asegurar es el promedio del alcance. Lo que recomiendo siempre es darle un brief, sobre que decir y como, que ellos después lo adapten con sus palabras, y que previo a subirlo, nos lo manden para aprobar. De esa manera, podemos estar seguros que el contenido se comunique de la manera correcta", asegura Leguizamón.

Por su lado, Ricardo Sarni, ceo de la firma Fanbag, indica que "a la hora de elegirlos priorizamos tres puntos claves: que haya un match entre su audiencia y la de Fanbag; que el influencer refleje los valores y el espíritu de la marca y la campaña que quieren comunicar; es importante conocer el entorno del influyente y que tenga influencia sobre el tema en cuestión".

Ganancias

"Obtenemos retorno monetario, pero, también alcance y conocimiento de la marca. En muchos casos les ofrecemos un código de descuento especial para sus seguidores en su web. Esto es un win-win, ya que es un incentivo o beneficio para quienes lo siguen, generando comunidad con ellos, a la vez que potencia la estrategia de performance de su marca y permite medir las ventas obtenidas gracias a su comunicación", agrega Sarni.

Depende de la acción. Por ejemplo, el año pasado, en el Día del Padre (con Imanol Rodríguez), desde Fanbag invirtieron aproximadamente $700.000 a valores de hoy, según el IPC.

Para Verónica Salatino, Lic. en Comunicación (UBA) y Coach Ejecutiva (ICF), directora de Makana Comunicación Estratégica & Coaching Ejecutivo, "nuestra recomendación es apostar por influencers que, además de visibilidad, sobre todo aporten confianza y hagan match con los valores de la marca. Apostar más a microinfluencers puede ser una estrategia mucho más rentable y eficaz para muchas marcas. Creo que el quid está en elegir correctamente y hacer un análisis detallado de cada influencer y ver mucho más allá del número de seguidores".

"En estos casos doy el mismo consejo que en el servicio de prensa: de nada sirve mirar solo si es el medio o influencer más popular o más leído o seguido, si tu mensaje se pierde entre miles más y el público al que le habla no es el acorde para tu marca", remata Salatino.

Tags relacionados
Noticias del día

Compartí tus comentarios

Formá parte de El Cronista Member y sumate al debate en nuestros comentarios