Tres errores de comunicación que cometen las pymes

Tres errores de comunicación que cometen las pymes

En momentos de crisis, el gasto de comunicación es el que primero se ajusta. Y se produce una paradoja: cuando más se necesita conseguir clientes, se reducen las acciones para atraerlos.

¿Se encuentra alguno de estos tres errores de comunicación en su pyme?

El primer error es un clásico. La mayoría de las pymes se quedan en silencio. Es decir, el error más común es no hacer acciones de comunicación.

Las explicaciones que se escuchan de parte de los empresarios son variadas: "en nuestro rubro no aplica", "con nuestros clientes en un entorno B2B no tiene sentido", "en esta empresa nos enfocamos en la calidad de los productos y no en el marketing", "nos manejamos con las recomendaciones boca a boca de nuestros clientes", "nuestros clientes nos eligen por el servicio y la calidad" y otras frases por el estilo. Pero, tras una breve indagación, encontramos que la respuesta que se encuentra detrás de todas esas excusas es otra: la mayoría de los empresarios dueños de pymes subestiman las acciones de comunicación porque las consideran un gasto superfluo, evitable.

El segundo error aparece cuando se diseñan las piezas de comunicación: se enfoca el mensaje en las características técnicas de los productos y servicios que ofrecen. Este error es consecuencia de un sesgo: pensamos que somos más racionales de lo que somos y hablamos suponiendo que del otro lado hay un consumidor que conoce todas las opciones y decide analizando las alternativas como si fuera una máquina. Cuando consumimos, valoramos los productos por lo que hacen, por los aspectos funcionales para los que fueron creados, pero es tan –o más- importante lo que esos productos representan para nosotros.

Esa construcción emocional y simbólica es una decisión estratégica de la empresa. Si no gestionamos la comunicación de la marca, dejamos librados esos aspectos al azar.

El tercer error es la falta de planificación. Muchas veces se hacen acciones de comunicación a partir de un impulso, sin una estrategia detrás, sin una planificación clara de las tareas y los objetivos.

La prueba ácida que pueden hacer para identificar cómo están planificando sus campañas de comunicación es responder estas preguntas: ¿Cuál es el presupuesto destinado a las campañas de comunicación en la empresa? ¿Cuál es el objetivo que se espera conseguir? ¿Cuáles son los mensajes que se van a comunicar a cada audiencia? ¿Qué medios se van a utilizar para entregarlos? ¿Cómo se va a medir el resultado de las acciones? ¿Cómo es el repago de las acciones?

Las recomendaciones para evitar que las empresas caigan en estos errores son:

No quedarse calladas. Desarrollar campañas de comunicación de manera sistemática. Los medios digitales permiten que todas las empresas tengan a su alcance una comunicación segmentada, efectiva. Para conseguir mejores resultados es clave que sean especialistas en comunicación los que diseñen las campañas.

La segunda recomendación es enfocar los mensajes en los beneficios que los clientes reciben de los productos y servicios, y no en las características técnicas y atributos funcionales.

Y planificar el presupuesto y las acciones de marketing a lo largo de todo el año. Gestionar de manera profesional las campañas publicitarias. Identificar los diferentes públicos a los que se dirige, elegir los mensajes para cada segmento, coordinar los medios que se van a utilizar y medir los resultados.

¿Es necesario hacer acciones de comunicación? Sí, con las restricciones y posibilidades de cada empresa y las particularidades de los segmentos de potenciales clientes a los que se dirige. ¿Incluso en momentos de crisis? Es imprescindible construir una marca sólida para posibilitar la supervivencia de la empresa en el tiempo, incluso en momentos de crisis.

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar