Management deportivo, la clave del éxito en los clubes

El licenciado Guillermo Mariné, director de la Diplomatura en Management para Entidades Deportivas del ITBA, cuenta las particularidades propias de la Argentina.

una gestión bien desarrollada para clubes o instituciones deportivas es posible a partir de competencias profesionales claves para aportar eficiencias a estas organizaciones.

una gestión bien desarrollada para clubes o instituciones deportivas es posible a partir de competencias profesionales claves para aportar eficiencias a estas organizaciones.

La Argentina es un país muy particular en materia de capacitación y educación empresarial productiva. Si analizamos nuestro mercado laboral, a nivel management vamos a encontrar una serie de especificidades propias de ocupaciones independientes o que requieren de preparación académica particular; esto es, abogados, médicos, odontólogos, profesores de educación física y psicólogos, entre otros. Y en cuanto a lo organizacional, las grandes empresas son las que reciben a estos profesionales, en primer término, y las instituciones rurales, en segundo. Además, en un tercer lugar están las pymes, que suelen ser lideradas por familias o de manera unipersonal por el dueño.

Esta evaluación respecto a las competencias profesionales que se adquieren en el mercado argentino, corrobora que existe un panorama crítico en lo que son las instituciones en general. Y los clubes y entidades deportivas no son una excepción.

Nuestro país, basado en el esquema dirigencial expuesto ut supra, está avanzando muy lentamente, pero de forma inexorable hacia una administración profesional de las entidades deportivas. En muchos casos, lamentablemente, solo requieren de servicios profesionales luego de caer en desgracias económicas, sociales, infraestructurales. Pero las hay también pujantes y proactivas, con miradas desarrollistas y de crecimiento sustentable y responsable.  Y cada vez son más; pronto la demanda de profesionales será muy notoria y satisfactoria al mercado.

las organizaciones deportivas deben ser autosustentables económicamente

Sacando los ejemplos que brindan los deportes profesionales (el fútbol como caso más exponente), una gestión bien desarrollada para clubes o instituciones deportivas es posible a partir de competencias profesionales claves para aportar eficiencias a estas organizaciones.

Para ello, estas organizaciones deportivas deben ser autosustentables económicamente, sabiendo medir y satisfacer las necesidades de los socios (no clientes); estar actualizadas en cuanto a nuevas tecnologías y tendencias en el rubro; liderazgo y comunicaciones, team building, manejo de recursos humanos y sindicatos; mantenimiento de las instalaciones y actualización permanente de las mismas; relaciones institucionales. Como también, quien sea la cabeza del proyecto debe saber liderar un equipo de gente no rentado, como es la comisión directiva. ¿Será hora de trabajar sobre los estatutos y las sociedades sin fines de lucro?

En definitiva, ya no es suficiente ser un profesional de las carreras tradicionales mencionadas en párrafos anteriores. Hoy por hoy, hay que ser formarse en Management para Entidades Deportivas, una posibilidad académica que hasta hace poco no existía, pero que con la irrupción de la globalización impulsó a que el marketing tenga un espacio mayor y brinde herramientas y posibilidades para que las organizaciones sean redituables. En 2017, el patrocinio deportivo a nivel mundial creció 4,5% hasta llegar a facturar US$63.000 millones, según datos de la EAE Business School.

En estos tiempos, el mismo contexto nos ofrece toda la información necesaria para gestionar y ser productivos. Las tecnologías resultan ser las principales aliadas. No se requiere inventar nada; solamente saber buscar, imitar y adaptar. Obviamente no es algo sencillo de hacer, pero esa es la tarea del benchmarking y lo cierto es que oportunidades de ser rentables y autosustentables hay muchas, solamente es necesario trabajarlas.

Resumiendo, toda entidad deportiva necesita de un profesional formado en management deportivo. ¿qué cantidad de profesionales?, dependerá de las dimensiones operativas de aquellas.

Cabe agregar que toda actividad deportiva es social e inclusiva por antonomasia. Y todas las diversas instituciones debieran tener un programa de inclusión social, ya sea por carencias económicas, así como por capacidades físicas y mentales diferentes. En este sentido, debería ser obligatorio (por ley) un cupo mínimo de estas personas muchas veces segregadas y olvidadas, a partir del armado desde torneos abiertos, “escuelitas”, programas ad-hoc, actividades culturales y sociales.

Un ejemplo de una gestión deportiva exitosa lo aporta el ex basquetbolista y entrenador León Najnudel. Destacado del deporte argentino, supo ver lo que ocurría, y ocurriría, en el básquet a nivel mundial e instaló, a principios de los años ochenta, un pensamiento ambicioso en un proyecto denominado “Liga Nacional de Básquet”.  Y los resultados fueron muy evidentes: el país se consagró como campeón olímpico, impulsó al que quizás sea el mejor deportista de la historia de nuestro país, Emanuel Ginóbili; el seleccionado fue subcampeón mundial; además de que esos equipos obtuvieron medallas olímpicas y panamericanas.

Todo esto es apenas una muestra de eficacia, eficiencia y efectividad del proyecto. En los últimos años en otros deportes, tales como vóley y handball, se comenzó a vislumbrar una línea similar. Se apuntaron a grandes logros y objetivos a largo plazo. Todavía queda mucho por hacer, aunque las posibilidades son amplias.

Las aulas son el lugar apropiado para la preparación teórica de los futuros profesionales y especialistas en Management para Entidades Deportivas. En ellas se comparten y debaten todos los temas atinentes, tales como marketing, finanzas, gestión, proyectos, infraestructura, organización de eventos y legales. Es necesario que en estos casos las prácticas se realicen en en diferentes clubes, para poder comprender la realidad imperante de cada situación.

Mucho hay por hacer, mucho por construir; pero nuestras entidades deportivas, de la mano de profesionales idóneos, lo lograrán en el corto plazo. Es imprescindible e imperante.

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar