Historias de Garage

Usan basura para fabricar los anteojos que todos quieren comprar: los venden hasta por $ 20.000

Fundó Qualia Eyewear, una firma argentina de triple impacto: social, ambiental y económico

Qualia Eyewear nació en 2016 de la mano de Martín Vázquez, un ingeniero industrial que abandonó su trabajo en una multinacional para "hacer algo diferente", llenar de propósito su vida más allá de lo económico. Quería formar una estructura que fuera inclusiva con las personas y cuidadosa del medio ambiente.

Trajo la idea del millón desde Israel a Buenos Aires y ya facturó $ 8,5 millones: qué es lo que hace

Así que fabricó dos máquinas caseras de reciclaje de plástico y realizó sus primeros prototipos de anteojos realizados a partir de plástico 100% reciclado, proveniente de las redes de pesca y descarte industrial.

Tras un largo proceso de búsqueda e investigación, de prueba y error, en 2018 armó finalmente su empresa y salió al mercado con las nuevas gafas de alta calidad y su pyme de triple impacto: ambiental, social y económico.

"Qualia es un concepto que hace referencia a la subjetividad de la realidad. Nos calzaba perfecto ya que lo que algunos consideran basura nosotros lo vemos como materia prima entrando a un segundo ciclo de vida. Nos permite llevar adelante nuestro propósito que es generar una visión de cambio en las personas y en los negocios", detalla Vazquez, CEO y fundador de la firma que facturó u$s 200.000 en 2021 y este año tiene proyectado facturar u$s 500.000.

Su equipo de trabajo está compuesto por 15 personas. Fabrican anteojos de sol, anteojos de receta y este año están lanzando una línea blueblockers, otra deportiva y una para niños. Los precios oscilan entre $12.500 y $15.000 y ofrecen 12 cuotas sin interés y envíos gratis a cualquier punto de Argentina.

Trabajan tres canales principalmente: el retail (b2b), el ecommerce (b2c) y el corporativo, conformado por empresas como Toyota, BMS, Syngenta, Ansilta, Coca-Cola, Corona, etc.

Economía circular

Hacen negocios de manera diferente. Tuercen el modelo productivo lineal, generando alianzas colaborativas y fomentando la economía circular.

La metodología de trabajo cambia en el momento de hacerse de la materia prima y poder reciclar la misma. Para eso entendieron que no pueden trabajar solos y que su valor se multiplica cuando trabajan de manera colaborativa. Para eso se vincularon con dos ONGs que los ayudan a hacerse de ese residuo plástico marítimo. Una es Proyecto Sub y la otra el ICB (Instituto de la Conservación de la Ballena). Ambas se dedican a la preservación del ecosistema marítimo.

Se conocieron en Vicente López, vieron un negocio ideal para Argentina y ya facturan $ 100 millones: qué hacen

"La pandemia y la cuarentena desencadenaron un proceso de aceleración en lo que fue la venta on line o el ecommerce nunca antes vista. Vender un anteojo por internet previo a la pandemia tenía un CAC (costo de adquisición por cliente alto) y esa curva se acható mucho, disminuyó un 164%. Sin dudas, estar preparados y tener todas nuestras plataformas listas para la venta on line fue una ventaja y una decisión acertada con el diario del lunes", argumenta el ingeniero industrial.

Visión de Cambio

Dentro de este programa de impacto positivo, encuadran todas las acciones de impacto que llevan adelante mediante dos ejes:

En el eje Ambiental, además de haber reutilizado ya 15.000 kgs de plástico, colaboran a través de una ONG llamada Reforesarg para reforestar un bosque nativo patagónico que en el 2015 perdió 40.000has. Llevan plantados más de 1500 árboles, lo que al mismo tiempo les permitió certificarse como una empresa Carbono Neutral.

En el eje de Desarrollo Humano, acercan el acceso a la salud visual a personas y lugares de bajos recursos de nuestro país. Brindando consultas de primer nivel y anteojos a las personas que los necesiten para ver, leer, estudiar y desarrollar su vida. Durante el 2021 viajaron a Chaco donde en 3 días realizaron 219 consultas oftalmológicas y entregaron 139 anteojos a niños y adultos.

Este año vuelven con el objetivo de realizar 500 consultas y entregar los anteojos necesarios que se desprendan de las mismas. Sus clientes pueden rastrear este impacto y el avance de su programa a través de un código que reciben con la compra de sus productos.

Qualia Eyewear es una empresa carbono neutral certificada lo que significa que miden su actividad como organización, en relación a la generación de gases de efecto invernadero como el CO2 y luego a través de la plantación de árboles compensan esta generación de gases y obteniendo así la neutralidad en carbono.

¿Planes para 2023? Desembarcar en México y en Paraguay a fin de expandirse como marca y si es posible replicar su programa de impacto en esos países. Para Martín, los anteojos son más que un simple accesorio, son un símbolo muy poderoso para generar y contagiar al mundo una Visión de Cambio

Tags relacionados

Noticias del día

Compartí tus comentarios

Formá parte de El Cronista Member y sumate al debate en nuestros comentarios