Estos son los responsables de que los análisis clínicos hoy se gestionen a distancia

Gracias a las soluciones informáticas de Kern-IT, más de 35 laboratorios en la Argentina y 400 en América Latina procesaron 45 millones de análisis clínicos en 2020

Diego Kaminker y Rodolfo Renner decidieron asociarse en el 2004 para darle vida a Kern-IT y desarrollar un software que facilite el registro de datos de laboratorios de gran tamaño y así agilizar la informatización de 24 horas de guardias y miles de muestras diarias procesadas.

Kaminker ya se dedicaba desde 1987 a desarrollar software de gestión para laboratorios de análisis clínicos. Llegó en 1992 a trabajar con 300 laboratorios, algo que le abrió el camino. Pero en 1995, ingresó a trabajar en el Hospital Italiano, dónde experimentó las necesidades que tiene un laboratorio grande y de alta complejidad.

"La idea inicial inicial fue brindar un software para laboratorios que trabajaran grandes volúmenes de información y priorizamos la entrega del resultado como característica diferencial" recordó.

La historia de los anteojos hechos con botellas que ya venden 100 ópticas en todo el país

Por otro lado, Renner recorrió un camino diferente al de su socio. Se inició en el desarrollo de software para centrales telefónicas en 1992 en Pecom NEC. Luego trabajó como servicio técnico en Abbott División Diagnósticos hasta 1996, lo que le permitió iniciarse como consultor independiente de equipamiento de laboratorios de análisis clínicos. Fue el punto de encuentro con Kaminker.

En el 2004, con la primera instalación grande del software LIS, dieron el puntapié inicial. "Apostamos a este segmento porque es una industria más emergente, con mayores oportunidades de hacer un impacto y con menos sensibilidad a las crisis" afirmó Renner.

LIS es un sistema de gestión para laboratorios de análisis clínicos diseñado para representar los circuitos administrativos, técnicos operativos y de gerenciamiento de un laboratorio moderno. El software contempla los distintos procesos que requiere un laboratorio, desde el ingreso del paciente, extracción, clasificación y distribución de las muestras, ruteo por sector analítico, derivación, procesamiento, validación de resultados, impresión o publicación de informes y almacenamiento en seroteca o descarte de muestras.

Otra de las soluciones es MIC, un módulo de gestión específicamente diseñado para laboratorios de microbiología, conectado a su sistema de laboratorio de manera transparente. Además, avanzaron en el desarrollo de un módulo específico para Anatomía Patológica (AP), ya que no había una solución integrada y moderna en el mercado. Este producto permite la trazabilidad y el control de las muestras, y facilita la redacción del informe al patólogo, dictando, o escribiendo lo menos posible.

"Nuestro fuerte es la interoperabilidad. Es muy importante que los distintos softwares de un laboratorio puedan comunicarse entre sí para garantizar la interacción entre las distintas áreas que intervienen en el proceso de un laboratorio, desde el bioquímico que realiza el estudio, la obra social que cubre esa práctica y su correspondiente validación, las prescripciones médicas digitales, el proceso de facturación, y el informe en manos del paciente y del médico", sintetizó Renner.

Una de las actividades en las que la empresa hoy es fuerte es el manejo conjunto de la información generada en un laboratorio. Entendiendo la importancia de esta evolución, desarrollaron su software Kern-IX que permite que los distintos sistemas de una institución de salud intercambien la información generada por cada uno, ajustadas a las normas establecidas por HL-7.

En total, en 2020, procesaron un total de 45 millones estudios clínicos para diferentes laboratorios e instituciones de la salud. Entre las instituciones referentes, la empresa trabaja, entre otros, con Hospital Italiano, Hospital Alemán, Centro de Diagnóstico Dr. Enrique Rossi, Diagnóstico Maipú, Swiss Medical, Stamboulian, IDIM, Diagnóstico Médico, Clínica La Sagrada Familia y CEMIC.

Pero este emprendimiento no sólo brilla en el mercado local, ya que hace siete años logró una alianza comercial con Biomerieux Corporate, multinacional francesa, que le aseguró proveer de manera exclusiva a toda Latinoamérica su software de microbiología. "Cómo resultado de esta alianza, nuestro producto está siendo utilizado en 11 países con más de 500 instalaciones" afirmó Kaminker.

PUNTO DE INFLEXIÓN

La irrupción del Covid 19, sin dudas modificó la vida y la manera de transitarla a todo el mundo, Kern IT no fue la excepción. Desde 2020 no pararon de crecer y lograron obtener una evolución en su producción que nunca antes alcanzó. "La pandemia tuvo un impacto positivo en nuestro negocio porque aceleró la transición inevitable del trabajo presencial al remoto" manifestó Renner.

"La pandemia también nos ayudó a preparar y capacitar el equipo de trabajo para nuestro proyecto de expansión hacia otros mercados latinoamericanos, algo que también mejoró la relación con nuestros clientes" agregó en referencia al contacto con los diversos mercados.

Por su parte, el CEO de la empresa, Claudio Weisz, aseguró que "hoy podemos implementar en forma remota los productos de software en laboratorios o instituciones dedicadas a la salud en cualquier parte del mundo"

Hoy emplean a 25 personas y no descartan un sistema de franquicias para ampliar sus fronteras. "Si conceder franquicias nos ayuda a crecer y es beneficioso para nuestros clientes, estamos dispuestos a estudiarlo", señaló Kaminker.

PRESENTE AUSPICIOSO

Los socios esperan que en este 2021 el crecimiento sea aún mayor. "Estimamos cerrar este año con un crecimiento del 35% de la facturación en dólares respecto del 2020", auguró Weisz.

Si la pandemia lo permite, también planean abrir nuevas puertas en diferentes mercados de Latinoamérica. Chile fue el último mercado incorporado por Kern IT en este segundo semestre del año.


Tags relacionados

Compartí tus comentarios