Una firma que blinda la identidad de las empresas

El factor fundamental que llevó a Sebastián Stranieri a emprender en el rubro de la ciberseguridad fue uno: estar atento. En 2007 fundó VU Security para crear softwares que protejan a los usuarios de delitos cibernéticos. Este año, facturará u$s 5 millones.

Sebastián Stranieri, de VU Security.

Sebastián Stranieri, de VU Security.

A Sebastián Stranieri no le hizo falta terminar una carrera universitaria para montar su propia empresa. De hecho, arrancó dos carreras que nunco pudo terminar. “Hice diversas certificaciones en seguridad y sistemas, pero tengo que destacar que la principal fuente de estudio fue ser autodidacta”, comenta el CEO de VU Security, la desarrolladora de software de ciberseguridad que, este año, prevé alcanzar los u$s 5 millones de facturación y cuenta con oficinas en la Argentina, Chile, Uruguay, Ecuador, Colombia, Costa Rica, México y Perú. 

El emprendedor supo encontrar un espacio que le faltaba cubrir a la industria de servicios tecnológicos local: cuando Stranieri puso en marcha el proyecto en 2007, no existían empresas nacionales que brindaran protección ante el fraude y el robo de identidad cibernético. “Mientras trabajaba en Trend Argentina durante varios años identifiqué que existía un espacio no cubierto por empresas extranjeras”, explica el entrepeneur, y cuenta qué lo impulsó a animarse a emprender: “El primero en creer en mí fue mi ex jefe y actual mentor, Gustavo Moroni. Es uno de los grandes actores que me hizo poder pegar el salto”. 

Con esta experiencia laboral, el conocimiento informático adquirido, en mayor medida, de forma autodidacta y un capital semilla de u$s  25.000 otorgado por NXTP LABS, Stranieri dejó su trabajo para dedicarse completamente en el proyecto.“No tuvimos oficinas hasta casi los primeros 5 años de VU. Y, hoy, contamos con oficinas en el distrito tecnológico con una capacidad máxima de 35 personas, aunque pensamos llegar a 80”.

Empleo: el capital esencial 

En la industria de los servicios y, sobre todo, en el sector de desarrollo de software, el insumo principal es el capital humano. Esto Stranieri lo sabe y, con la experiencia de haber tenido un jefe que lo impulsó a crecer profesionalmente, lo llevó a la práctica. A diez años de haber fundado VU Security, Stranieri admite que uno de sus principales logros fue haber formado un equipo con “bajísima rotación, que tiene como principales valores la transparencia, el profesionalismo y trabajo en equipo”. En una época con tanta movilidad del empleo calificado, el emprendedor aclara que la clave de la baja rotación está en el mismo trabajo que afrontan en el día a día: “La tecnología te permite crear herramientas y ,al mismo tiempo, cambiarle la vida a las personas”. 

Sebastián Stranieri, de VU Security.

La segunda cuestión de peso a la hora de poner en práctica las estrategias de management tiene su origen en la dinámica laboral propia del rubro: la posibilidad del homeoffice. “Es esencial la cultura de homeoffice y trabajo remoto”, confirma. Gracias a estos dos factores, VU Security crece año a año de forma exponencial y, en materia de empleo, planea duplicar su equipo en el corto plazo. El objetivo es llegar a los ochenta empleados. 

Un producto buscado

Los números muestran que la pyme tecnológica tendrá un salto exponencial en sus ingresos este año. Tras haber facturado u$s 1 millón en 2016, este año la firma prevé quintuplicar la cifra: si las estimaciones coinciden con los ingresos efectivos que se consigan, se alcanzarían los u$s 5 millones.  Las causas de este crecimiento se dividen en dos: un producto muy requerido (y poco ofrecido a nivel regional) y el crecimiento del poder y alcance de las ventas a nivel internacional.

“Nuestro aspecto más innovador es el Secure Onboarding Process, una solución de identificación electrónica de personas que permite realizar operaciones de manera remota y segura”, dice Stranieri. Esto incluye: reconocimiento facial, reconocimiento de voz, huella digital, registro de DNI, validación de datos, entre otros. A través de esta solución, cualquier organización puede personalizar los procesos de alta, operaciones de un ciudadano, colaborando en la prevención de distintos tipos de robos de identidad y brindar seguridad a la información de las personas. El target es claro: empresas del sector fintech, Banca y Seguros, Gobierno, Salud, Educación, Retail y Oil & Gas.

Sebastián Stranieri, de VU Security.

Con este diferencial, VU Security logró captar un amplio espectro de clientes. Este año, ya le vende a gran parte de la región, que incluye:  Argentina, Uruguay, Paraguay, Bolivia, Chile, Perú, Ecuador, México, Colombia, República Dominicana, Haití, Costa Rica, Panamá y Guatemala. Con la creciente inseguridad informática que ataca a empresas y gobiernos, y este año se hizo presente a través de los ciberataques masivos, el negocio tiene presente y futuro.

Entre los pendientes, el emprendedor precisa, con énfasis, uno en particular. “Es algo que estamos haciendo, pero que quisiera reforzar. Tiene que ver con la capacitación para adultos, con el objetivo de prevenir casos de ciberbullying, grooming y sexting”, cuenta. 

Demandas que crecen

Según los datos relevados en el Reporte de Ciberseguridad, realizado por VU Labs para el período 2016-2017, la principales preocupaciones y pedidos que tienen los usuarios son cinco. Entre los pedidos con mayor demanda, el relevamiento identifica al de la fuga de información y acceso no autorizado a servidores. Seguido de este, un 78% pone sobre la mesa la necesidades de seguridad detrás del uso del bitcoin, la criptomoneda que re-presenta una oportunidad para la región.

Según datos relevados en el Reporte de Ciberseguridad, realizado por VU Labs para el período 2016-2017, la principales preocupaciones y pedidos que tienen los usuarios son cinco.

Un 41% declaró a Phishing como la herramienta que genera acciones fraudulentas con mayor frecuencias, mientras que el 70% opina que el banco es el responsable ante antentados cibernéticos. El 24%, por último, cree que el acceso no autorizado a sistemas IoT genera ataques.

Ficha técnica:

Año de fundación: 2007

Inversión inicial:u$s 25.000

Facturación estimada 2017: u$s 5 millones

Clientes activos: más de 80

Empleados: 39

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar